Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/30/2012 12:00:00 AM

Restrepo capoteó las críticas del Polo a la restitución de tierras

Jornada de reapariciones en el Congreso. El Polo volvió a liderar la oposición al cuestionar que la política de restitución de tierras va camino al fracaso. El ministro de Agricultura anunció que 140.000 reclamaciones serán resueltas antes de diciembre.

El Polo Democrático quiso reivindicarse como el verdadero opositor al gobierno de Juan Manuel Santos. Lo hizo en la noche del martes en la plenaria del Senado, donde sus tres congresistas más críticos al actual gobierno, el senador Jorge Enrique Robledo y los representantes Iván Cepeda y Wilson Arias, cuestionaron el corazón de la principal política del gobierno de Juan Manuel Santos: la restitución de tierras.
 
Lo hicieron al controvertir que las cifras presentadas por el propio presidente Santos y por su ministro de Agricultura, Juan Camilo Restrepo, como "grandes avances" en la política de restitución, no son más que una "manipulación aritmética y retórica" para ocultar lo que consideran una verdad irrefutable: que hasta la fecha el Gobierno no ha restituido la primera hectárea a quienes fueron despojados por métodos violentos de la propiedad de sus tierras.

La ofensiva la inició Robledo. Luego de analizar las cifras oficiales llegó la conclusión de que Santos agrupa varias políticas agrarias del Estado, como la titulación de baldíos a colonos, la ampliación de resguardos indígenas, las tierras de la Dirección Nacional de Estupefacientes, para presentarlas dentro de la política de restitución. 

 Incluso, dijo que se apropiaba de decisiones de gobiernos anteriores para "sacar pecho" de su "revolución agraria". Pero afirmó que la ley de víctimas y restitución de tierras, que "nos fue vendida como la ley perfecta" no avanza, y sus alcances no le permitirán al Gobierno cumplir la meta de restituir 160.000 hectáreas, un objetivo, según Robledo, consignado sobre el mármol del Plan de Desarrollo. "¿Cómo van a hacerlo en los 20 meses que le restan al gobierno? Vendiendo cifras disfrazadas".

Robledo, en entrevista a SEMANA, había advertido que la única respuesta que esperaba del presidente Juan Manuel Santos es que le pidiera perdón al país por el engaño de la restitución de tierras. Y se había atrevido a afirmar que el ministro de Agricultura se "quedaría mudo" ante esas evidencias. 
 
Los cálculos de Robledo fueron extremistas, o quizá fallaron. Porque ni el Gobierno pidió perdón ni el ministro Restrepo se quedó mudo.

La reaparición de Restrepo

Juan Camilo Restrepo, uno de los ministros estrella del gabinete en los primeros 18 meses de gobierno, había desaparecido de los reflectores de la opinión pública durante el 2012. Incluso, cuando su mano derecha en el Incoder, Juan Manuel Ospina, fue destituido de su cargo, prefirió no exponerse en los medios de comunicación ni explicar el trasfondo de esa decisión. 

Por eso, la plenaria del martes supuso una auténtica reaparición. En los cálculos iniciales que se advertían en el Congreso, se creía que Restrepo no tendría argumentos para responder a la oposición.

Se advertía que su regreso al Capitolio podría suponer una derrota. Quizá por eso el Gobierno decidió arroparlo con el nuevo ministro del Interior, Federico Renjifo, quien asistió al debate, pero pronto se dio cuenta que su presencia no sería relevante (sólo permaneció una hora en el recinto). Su presencia pasó inadvertida. 

Porque Restrepo sorprendió con la misma vitalidad y energía con las que defendió la ley de víctimas y restitución de tierras. Y defendió la política como la más ambiciosa en 60 años, al calificarla como el cimiento para allanar un futuro proceso de paz.

El ministro de Agricultura refutó las afirmaciones de Robledo al señalar que el Polo desconocía la ley de víctimas aprobada por el propio Congreso en el 2011. Y le aclaró que el proceso e restitución de tierras "no se hará a la brava ni a la ligera" ni al estilo "leninista o maoísta", es decir, en que burócratas reciben solicitudes de restitución y las adjudican a dedo. Una respuesta que supuso la expresión irónica de la bancada del Polo Democrático. 

 Restrepo explicó que el proceso de restitución de tierras entregará sus primeros resultados antes de diciembre, cuando los jueces de tierras profieran las primeras sentencias, y en los lugares donde se garantice la plena seguridad de los reclamantes.

La evaluación se debe hacer, como mínimo, nueve meses después de la entrada en vigencia de la ley, que fue el pasado primero de enero. "Si la ley de Justicia y Paz en siete años ha emitido siete sentencias de restitución de tierras, no se puede cuestionar la ley de víctimas que en la práctica inició el pasado mes de marzo". Una respuesta muy cuestionada por los citantes del debate.

El ministro dijo que hasta la fecha se están analizando 140.000 solicitudes de reparación, y que antes de diciembre se conocerán las primeras decisiones de los jueces de tierras y que beneficiarían por primera vez en la historia, antes de diciembre, se presentarán las primeras sentencias que beneficiarán a quienes fueron despojados de sus tierras. 

 La política integral de tierras del gobierno Santos, según el ministro de Agricultura, no sólo se concentra en la restitución, sino también "en la formalización de títulos correspondientes a un millón de hectáreas y en los procesos agrarios, que pretenden recuperar los terrenos baldíos del Estado que fueron despojados mediante maniobras notariales. Hasta la fecha se adelantan 164 procesos agrarios, el 40% de lo que el Estado ha hecho en 60 años".

A Restrepo no le faltaron escuderos: Juan Fernando Cristo (Partido Liberal), en su calidad de autor de la ley de víctimas y restitución de tierras, y el senador Hernán Andrade, que cobijó a uno de los ministros conservadores del gabinete.

El ministro de Agricultura le insistió al Polo que el presidente Santos no va a pedirle perdón al país porque "en nada tiene que avergonzarse de la primera política que por primera vez "le mete el diente" al conflicto sobre la propiedad de la tierra", y que en ningún momento encontraron a un ministro mudo.

Los ‘despojos’ de Víctor Carranza y los ejércitos antirrestitución

El representante Iván Cepeda exhortó al Gobierno Nacional para que responda por qué no existe un sistema de información que contenga los datos de los grandes terratenientes y de los conglomerados que han despojado y concentrado las tierras en Colombia.

Denunció que uno de esos terratenientes que viene acumulando tierras a través de mecanismos ilegales es Víctor Carranza, quien posee alrededor de 24 mil hectáreas de baldíos indebidamente ocupados y cerca de 41 mil hectáreas que han sido objeto de proceso de apropiación, acumulación y especulación en el municipio de Puerto Gaitán (Meta).

Según Cepeda, y de acuerdo con la información facilitada por la Superintendencia de Notariado y Registro, se trata de una matriz que consiste en varias etapas que van desde el control territorial por parte del grupo paramilitar 'Los Carranceros', la adjudicación de baldíos de la Nación a personas sin arraigo en la región y que no demuestran ocupación de las tierras, y negocios especulativos con las tierras como en el caso de la empresa La Fazenda. Incluso, conforme a los documentos proporcionados por la Superintendencia, se pudo corroborar que algunos de los firmantes de los englobes corresponden a personas muertas.

De acuerdo con la anterior información, el congresista solicitará la revocatoria directa de la resolución mediante la cual se les reconoce propiedad a los testaferros de Carranza y él mismo, sobre baldíos de la Nación.

Cepeda también denunció la organización de grupos armados ilegales, que denominó Ejércitos anti-restitución, y que al parecer contarían con 10 mil hombres armados y cuya principal influencia sería en la región de los Montes de María en Bolívar.

Las denuncias del congresista fueron atendidas por el ministro de Agricultura, aunque la respuesta esperada era la del ministro del Interior. Sin embargo, Federico Renjifo, a quien todavía no se le conoce la voz en el Capitolio, prefirió posponer su estreno en el parlamento.

La presunta cooptación del gobierno al Polo

Robledo, durante su intervención insinuó que el gobierno había adelantado una estrategia para impedir el debate. Pero más aún para cooptar al Polo Democrático. Lo hizo al reseñar informaciones periodísticas del primer semestre del 2011 en las que se mencionaba que Santos habría llegado a un acuerdo con Gustavo Petro (entonces dirigente del Polo) para que este liderara el proceso de restitución de tierras.

Robledo le aclaró al gobierno que el Polo es un partido de oposición y que no iba a ser cooptado. Y que quienes estuvieron presentes en el debate son los "verdaderos miembros del Polo". En la plenaria estuvieron ausentes los senadores Luis Carlos Avellaneda y Jorge Eliécer Guevara, quienes están en sintonía con el proyecto político de Petro, y el senador Mauricio Ospina, quien se encuentra en China.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.