Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/26/2012 12:00:00 AM

Roy Barreras: Uribe es de la talla histórica de Bolívar y Santos hará la paz

De ‘uribista’ a ‘santista’. Señalado de ‘lagarto’, oportunista, desleal. De estar siempre bajo el sol que más alumbre y cobijado por las cuotas burocráticas, amén de cambiar su discurso dependiendo de quién sea el “dueño de la nómina”. El polémico senador se defiende.

En una reciente columna en SEMANA (titulada 'Sin Barreras'), Daniel Coronell lo afirma: “Roy Barreras carece de una virtud: la lealtad”. Y enumera varios hechos que a su juicio así lo demuestran. Desde “su traición” a Germán Vargas Lleras hasta su cambio en el discurso: “Antes férreo partidario de la mano dura” cuando Uribe era presidente, ahora autor de un marco jurídico para negociar la paz que necesita el presidente Santos, “el actual dueño de la nómina”.

Y no es la primera vez que eso se dice. Se han revelado algunas cuotas burocráticas de Barreras, que, según columnistas como el propio Coronell o Cecilia Orozco (en El Espectador), responderían el porqué de asombrosos cambios de postura política.

Semana.com habló con Roy Barreras. El senador responde a los señalamientos de columnistas y de no pocos de sus colegas.

- Semana.com: Para comenzar, mucha gente coincide en que usted traicionó a Germán Vargas Lleras…

- Roy Barreras: Yo nunca fui escudero de Germán Vargas Lleras, ni me acerqué a él porque fuera jefe de Cambio Radical. Yo fui fundador de Cambio Radical cuando Germán Vargas era samperista y andaba en el oficialismo liberal. Desde el comienzo tuvimos diferencias. Y en el gobierno Uribe, al cual Germán Vargas acompañó en dos elecciones, hubo una división que en ese momento creí que no era conveniente para la seguridad democrática. Es decir, no se trata de que yo le haya dado la espalda a Germán Vargas. Se trata de que siempre acompañé al presidente Uribe y esa fue la razón por la que Germán Vargas se cansó y me expulsó del partido. Entonces me pasé a La U.

- Semana.com: Pero ahora cuando el ministro Vargas Lleras ya no es su jefe, usted se le ve otra vez muy ‘vargasllerista’. Es más, no es exagerado decir que usted es el principal aliado del ministro en el Congreso...

- Roy Barreras: Hoy Germán Vargas Lleras es mi nuevo mejor amigo.

- Semana.com: ¿Y no será porque él es ahora ministro y tiene más poder que cuando era jefe de un partido?

- Roy Barreras: Pues las cosas han cambiado. Él es ministro y ya no es jefe político del partido donde yo estoy. Entonces la relación es mucho más igualitaria, más cordial, y tenemos una cosa en común: sacar adelante la agenda legislativa del presidente Santos.

- Semana.com: Sus críticos dirían que ese tipo de jugadas es el que permite afirmar que, en efecto, usted es desleal…

- Roy Barreras: Juzgar a cualquier estadista o a cualquier hombre de la política con la dialéctica ‘lealtad-traición’ es absolutamente simplista. A quien diga eso, lo reto a que consiga en la historia universal un solo caso de un estadista a quien puedan aplicarle esas categorías, cuando la gente se mueve es por los propósitos nacionales, por el momento histórico, por lo que le conviene a los países o a las sociedades. ¿Quién es leal? ¿Napoleón con el comité de la Revolución Francesa? ¿Santander con Bolívar?¿Madison con Jefferson?...

- Semana.com: ¿ O Santos con Uribe?

- Roy Barreras: O ¿Santos con Uribe?, o ¿Uribe con Pastrana?, o ¿Pastrana con Samper? Uno les es leal a las ideas y sobre todo al país. Y los momentos históricos del país van cambiando.

- Semana.com: ¿En qué ha cambiado el país de Uribe al país de Santos?

- Roy Barreras: Gracias a Uribe, o mejor, gracias a la seguridad democrática, podemos pensar, o por lo menos soñar con la posibilidad de la desmovilización total, del fin de las FARC, de la paz. Tenemos la obligación de construir instrumentos jurídicos para que se pueda producir la paz. Y en eso estamos. No podemos quedarnos en el pasado, en que la única solución sea la guerra absoluta. Eso no significa que no defendamos la magnífica obra de gobierno del presidente Uribe.

- Semana.com: Pero Uribe no ha cambiado de parecer, y sigue pensando que el fin de la “amenaza terrorista” es por la ofensiva militar. Y en cambio usted ahora incluso propone que los desmovilizados puedan hacer política...

- Roy Barreras: No sé quién ha cambiado de parecer en ese tema. Yo he defendido esa posibilidad siempre. En un debate en la Cámara de Representantes, en la que se pretendía quitarle a Gustavo Petro su posibilidad de hacer política, defendí el derecho de quienes le apostaron a la paz de tener vocería política. Ahí están las grabaciones que comprueban que nunca he cambiado mi postura. Y sigo pensando que la posibilidad de hacer la paz es que las personas que hoy están apostándole a la violencia le apuesten a la democracia, y para eso deben tener la posibilidad de opinar y de defender ideas. De manera que esa siempre ha sido mi posición. Como también he defendido la legalización de la droga siempre. En siete ocasiones voté negativamente el proyecto de penalización de la dosis mínima del presidente Uribe, siendo Uribe el dueño de la nómina, como dice Daniel Coronell. De manera que acompaño la tesis del presidente Santos de buscar otra solución a la guerra contra las drogas. Y la acompaño ahora, hace cuatro años, y hace 15 años cuando hice una maestría en sociología y mi tesis de grado fue sobre ese tema. Yo no he cambiado mis posiciones.

- Semana.com: Pero usted era un convencido de que el país necesitaba la segunda reelección de Uribe. ¿Ya cambió de parecer?

- Roy Barreras: Era tan convencido de la segunda reelección como lo era Juan Manuel Santos. Acuérdese que Santos, que fue ministro de Defensa de Uribe, dijo que si había segunda reelección, él la acompañaría. Sólo si no la había, él iba a ser candidato. O sea que desde entonces estoy acompañando la posición de Santos.

- Semana.com: Pero no se puede negar que la opinión pública lo identificaba como el más uribista, y ahora parece ser usted el más santista...

- Roy Barreras:
Mi partido es La U y mi obligación es Colombia. Tengo y seguiré teniendo la más grande admiración por el presidente Uribe, a quien creo de la talla histórica de Bolívar. Y voy a seguir defendiendo su obra de gobierno. Lo que no puede ocurrir es que se caiga en el error de pensar que defender la obra de gobierno de Uribe implica destruir la obra de gobierno de Santos. Eso sería una torpeza antipatriótica. Si al Gobierno le va bien, al país le va bien. Eso es lo que opina la mayoría de los colombianos. Lo dicen las encuestas. Los colombianos siguen queriendo entrañablemente a Uribe y defienden la gestión de Santos.

- Semana.com: Pero muchos, como el columnista Daniel Coronell, advierten que su apoyo a la segunda reelección estaba ligado con la burocracia. Que Uribe le dio cuotas a usted en el Gobierno, pero ahora el jefe de la nómina es Santos y por eso el cambio.

- Roy Barreras: Esa es una insinuación paupérrima, de muy pandito análisis. Cuando está en juego el destino del país, está en juego el destino de la paz; donde está en juego la terminación de la guerra está en juego la modernización de Colombia, la transformación de las regalías, esos son temas tan gruesos que pasan de lejos por encima de unas supuestas minucias burocráticas.

- Semana.com: ¿Niega que la procuradora Gloria Elena Arizabaleta, su esposa, es una de sus cuotas burocráticas?

- Roy Barreras: Me parece que hay allí el aprovechamiento de una circunstancia absolutamente personal y afectiva. El hecho de que yo me case con una excelente ejecutiva, que hoy es procuradora, y que lo era antes de que se casara conmigo y antes de que yo fuera senador, pues no tiene ninguna circunstancia particular. ¿Cuántas procuradoras son esposas de magistrados, o esposas de empresarios? No lo sé, tampoco estoy investigándolo. Pero ni más faltaba que una de las condiciones para que alguien sea miembro de mi familia sea ser ignorante o ser incapaz.

- Semana.com: ¿Y se puede ser uribista y santista a la vez? Uribe se opone a muchas decisiones de Santos y cada vez más el Partido de La U queda en aprietos...

- Roy Barreras: Es cierto. La respetable y poderosa opinión del presidente Uribe pone a muchos senadores contra la pared y no saben qué decir. Yo sí sé qué decir. Porque yo tengo posición propia. Yo no respondo ni a las presiones ni a los afectos, sino a la conveniencia nacional. Mi posición es que había que reconocer el conflicto armado interno, mi posición es que era un error penalizar la dosis mínima y nos derrotaron en el gobierno Uribe. Mi posición hoy es que hay que construir un instrumento jurídico que permita hacer la paz, independientemente de las presiones. Yo recibí esas respetuosas opiniones del presidente Uribe. Pero yo respondo al interés nacional.

- Semana.com: Pero usted antes defendía la tesis que en Colombia había una amenaza terrorista, no un conflicto armado.

- Roy Barreras: Usted no encuentra una sola declaración mía en esos términos. El discurso, el lenguaje, las formas del gobierno Uribe son claramente distintas a las formas de gobernar de Santos. Y una de las formas que cambió fue el discurso. El presidente Uribe construyó un discurso ejerciendo como comandante en jefe para conducir una guerra con éxito. Santos está utilizando un discurso que le permita eventualmente aclimatar la paz. Y es un momento histórico para hacerlo. Hay que intentar la paz, si alguien puede hacerla es Santos. Si él no puede hacerla, seguiremos otros 50 años en guerra. Pero yo creo que Santos puede entregar este país en paz. Santos no es ingenuo, no es un mamerto, ni es un tonto. Es un hombre bien informado y es un gran estratega. Si no hay condiciones para hacer la paz, él va a seguir dando palo. Pero si encuentra las condiciones, va a entregar un país en paz y yo le voy a ayudar

- Semana.com:¿Y cree que va a entregar al país en paz en el 2014 o en el 2018?

- Roy Barreras: Santos se va a reelegir y necesita reelegirse para consolidar su obra de gobierno. No sólo en materia de paz, sino en modernización y competitividad.

- Semana.com:¿Y usted va a hasta el final con la reelección de Santos?

- Roy Barreras: Cualquier partido de gobierno tiene la obligación de apoyar a su candidato presidente. ¿Usted se imagina un Partido Demócrata que no apoye a Obama? Por eso sorprende que algunos analistas livianos opinen que un partido de gobierno no puede acompañar a su candidato presidente. Además tiene que estimular su reelección porque es la prueba de que ha tenido éxito en su gobierno. Santos va a ser el candidato de La U y se va a reelegir. Necesitamos que se reelija para poder consolidar una obra de gobierno que no va a alcanzar a terminar en estos dos años.

- Semana.com: Pero en La U hay quienes extrañan a Uribe, y antes que la reelección les suena un candidato uribista...

- Roy Barreras: Va a haber candidato uribista, seguramente. Ese candidato no va a ser Santos, y tampoco será el candidato de La U. Angelino Garzón puede ser el candidato del uribismo.
 
rurrego@semana.com
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.