Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2010/06/17 00:00

Santos y Mockus: las últimas cartas

En el último debate en televisión más que profundizar o reiterar programas de gobierno, expuestos en más de dos meses de campaña, los candidatos se jugaron sus últimos cartuchos para marcar diferencias y conquistar votos de opinión. Todo está consumado.

Antanas Mockus y Juan Manuel Santos "se vieron las caras" por última vez Foto: Karen Salamanca - SEMANA

Aunque la corrupción, la meritocracia, la reforma judicial, la reforma laboral, el empleo, el salario mínimo y la seguridad marcaron la agenda del último debate en televisión, en el canal RCN los candidatos Antanas Mockus y Juan Manuel Santos tuvieron estrategias diferentes en el que fue su último cara a cara.

Mockus, en su estrategia, empezó cuestionando la "lealtad" de Santos y el cambio de posturas que en la trayectoria del candidato de la U se puede haber apreciado, o al menos, en las que su contradictor intentó recordarle.

En ese momento, Mockus mantuvo una mayor firmeza y tuvo la capacidad de orientar el debate al interrogar permanente a Santos e incluso de calificarlo como un “camaleón”.

Sin embargo, un punto de quiebre en el debate se produjo cuando Antanas Mockus no supo contestar una pregunta de las periodistas que moderaban el debate de RCN, en la que preguntaban las posturas sobre una posible reforma judicial que separe las funciones de investigación y juzgamiento de la Corte Suprema de Justicia para los congresistas.

En ese momento los papeles se invirtieron. Porque Santos pasó de responder a interrogar con insistencia a Mockus sobre programas concretos de gobierno. El candidato del Partido Verde no encontró la fórmula para reponerse.

Sin embargo, en el epílogo del debate Mockus envió su mensaje para motivar a los electores. Subrayó su capacidad innovadora de ejercer la política, su capacidad de conformar buenos equipos y de haberle dado a la ciudadanía la confianza en sus gobernantes.

Santos apeló a invitar a los colombianos a las urnas, para manifestarse con su voto por cualquiera de las dos opciones, pero recurriendo al mensaje de que los colombianos tienen que derrotar al que consideró el peor partido político: la abstención.

Semejanzas y diferencias

“¿En qué se parece Santos de Mockus, y en qué se diferencian?”

Juan Manuel Santos fue el primero en describir las semejanzas y las diferencias. Dijo parecerse a Mockus en querer a la Patria, hacer el bien por la Patria, que la sociedad colombiana progrese; en darle importancia a lucha contra la corrupción, a la educación, a la ciencia y la tecnología.

Santos dijo que se diferenciaba de Mockus en haber escogido el camino de la unidad, por eso apostó por la invitación a un gobierno de unidad nacional.

Mockus admitió parecerse a Santos en la capacidad del trabajo, en que han sido protagonistas de la política después de la Constitución del 91 y en que tienen buenas intenciones.

Pero al hacer las diferencias, Mockus cuestionó a Santos: “Yo no he tenido jefes que luego han renegado de mí. Santos impulsó la apertura económica y hoy Uribe, su mentor, rechaza esa política. Fue ministro de Pastrana y ahora ha tomado distancia del despeje del Caguán, que fue autoría del propio Santos. Asume que es parte del gobierno de Uribe pero no se pronuncia frente a la ‘yidispolítica’. Podremos parecernos dos camaleones, pero yo cierro los ojos mientras el otro cambia de color”.

Santos respondió que la apertura económica fue obra de Rudolff Hommes, quien ahora apoya a Mockus; que él llegó al gobierno de Gaviria para negociar acuerdos comerciales internacionales; que no propuso el despeje cuando hizo parte del gobierno de Pastrana; que siempre alertó sobre la inconveniencia del Caguán;

Mockus volvió a la trayectoria de Santos y le preguntó sobre los diálogos con 'Raúl Reyes' en Costa Rica, y que si se había propuesto una constituyente para sacar del poder a Ernesto Samper.

Santos respondió que todo el país conoce qué pasó en Costa Rica en diálogos de los que hicieron parte García Márquez y el ex presidente de España Felipe González, y que todo eso tenía el visto bueno de Samper.

El turno para Santos fue decirle a Mockus que no “cayera en la trampa” de asociarlo con las Farc, porque “el país sabe cómo he combatido a las Farc. Yo le pregunto, profesor Mockus: ¿Usted cómo ha combatido a las Farc?”.


Santos: “Defenderé la obra de Uribe”

Juan Manuel Santos fue interrogado sobre si rectificaría algunas políticas de Álvaro Uribe, como lo sugirió, en un comunicado, el ex presidente César Gaviria. Santos rechazó las tesis que lo quieren separar de Uribe y fue contundente: Defenderé la obra del presidente Uribe, su gobierno (...) él mismo ha dicho que hay vacíos que hay que llenar”.

Mockus cuestionó a Santos su lealtad con Uribe, pero su distancia con los otros presidentes de los que fue ministro. Santos reiteró sus posturas en gobiernos pasados.

Mockus: Estoy indignado con la campaña

A Antanas Mockus le preguntaron a qué obedecía su cambio de estrategia. Mockus reconoció que cuandoi había seis candidatos, otros podían ser más críticos. Pero ahora, cuando sólo hay un contradictor, ha estado obligado a hacerlo en una campaña en la que han imperado los rumores. “Soy el mismo, pero estoy atravesando por un sentimiento de indignación cuando me encuentro con ese tipo de estrategias. Es cierto que he cambiado, admito que soy el jefe del departamento de autogoles del Partido Verde”.

Santos le dijo a Mockus que desde su campaña no ha salido ese tipo de estrategias “el que tenga pruebas, que las muestre, todo es mentira”.


Corrupción y Meritocracia

En este tema hubo coincidencias. Cuando a los candidatos les preguntaron sobre la corrupción en la contratación estatal, producto de que los pliegos de licitación, en ocasiones, “esté a la medida de determinados contratistas”, las respeustas fueron similares.

Antanas Mockus propuso hacer públicos los pre-pliegos, en audiencias públicas, en reuniones entre todos los interesados, y eliminar las reuniones individuales y secretas. Juan Manuel Santos también se mostró partidario de “poner el foco de la opinión pública” y de que todos los concursantes participen de la formulación de pre-pliegos.

En meritocracia, Mockus apeló a un cambio cultural al afirmar que la política funciona apoyada en el clientelismo y en la devolución de favores. Santos dijo que “por sus obras los conoceréis”, al afirmar que en su trayectoria siempre ha escogido su equipo por su capacidad.

¿Doble instancia para congresistas?

Luego del traspié de Antanas Mockus en este interrogante, el candidato afirmó que la Corte Suprema de Justicia debería mantener sus funciones de investigación y juzgamiento, pero que la sala penal fuera la primera instancia, y la sala plena la segunda.

Juan Manuel Santos dijo que todos los ciudadanos deben tener derecho a la doble instancia y que los congresistas no pueden ser la excepción. Pero el mecanismo sería acordado con las propias Cortes.

Empleo y salario mínimo

Juan Manuel Santos se comprometió a formalizar 500.000 empleos y generar 2.500.000. Mockus prefirió no prometer. Santos atacó al decir que un programa de gobierno debe trazarse metas.

En salario mínimo Santos recalcó que cuando él fue ministro de Hacienda y Angelino Garzón ministro de Trabajo fueron las únicas veces en que el incremento se concertó con las partes y no se impuso por decreto, y dijo que si se incrementa la productividad, se podría incrementar más allá de la inflación pasada.

Mockus dijo que respetará la postura de la Corte Constitucional que sugirió que el incremento debe ser sustentado en la inflación pasada y cuestionó que la productividad sea la fórmula, al señalar que el incremento de la productividad trae desempleo. 

 
 Los réditos de la Operación Camaleón

A los candidatos les preguntaron si la operación que terminó con el rescate del general Mendieta y otros tres de sus compañeros de secuestro beneficiaría a algún candidato, Mockus reconoció que no beneficiaría al voto en blanco, pero que guardaba la esperanza de que no influyera en los resultados electorales. Santos dijo que el mérito es de los soldados y las Fuerzas Armadas, pero que si hay quienes insinúan que lo beneficiaría, “es una ofensa a las fuerzas militares”.

Amnistía para los militares

El último tema de discusión se concentró en la polémica por la condena al general Plazas Vega por la retoma al Palacio de Justicia, cuando miembros del M-19 fueron amnistiados.

Mockus rechazó la posibilidad de una ley de perdón y olvido para los militares al señalar que los miembros del M-19 que incurrieron en delitos de lesa humanidad pagaron con cárcel, y los militares deberían tener un tratamiento similar. Y consideró que hoy, una ley de punto final sería un primer paso para la impunidad.

Juan Manuel Santos pidió que se respete a los militares las garantías al debido proceso; dijo que Plazas vega ha dicho que no se le han respetado, pero que si un militar es culpable, el propio Ejército es el primer interesado en castigar a los responsables. Pero aclaró que a los militares, en el pasado, se les ofreció esa posibilidad, pero lo consideraron un irrespeto al "equipararse con quienes se habían aliado con el narcotráfico para asaltar la democracia. Hoy, los militares asumirían la misma postura".  

Así culminó el último cara a cara de los candidatos presidenciales. El último debate, el electoral, será este domingo en las urnas.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.