Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/17/2011 12:00:00 AM

Santos, ¿tras la reunificación liberal?

Las palabras que le dedicó el presidente de la República a la dirigencia liberal no sólo motivaron revuelo entre la coalición de gobierno. La tesis de quienes ven en Santos el encargado de reunificar el liberalismo suma un nuevo argumento.

Quizás Juan Manuel Santos se percató que la palabras con las que quería devolver cortesías y generosidades al Partido Liberal fueron excesivas. O al menos, se podían prestar para múltiples interpretaciones. Por eso, no tardó en aclarar que su partido es La U, a pesar de compartir ideas con otros partidos.
 
“Si ustedes me consideran su presidente, yo los considero mi partido”, le dijo Santos a los liberales. En el Partido de La U, según el presidente de la colectividad, Juan Lozano, hubo nerviosismo, que de todas maneras quedó aclarado con el twitter del presidente en el que aclara que compartir ideas no significa abandonar “…el que es y seguirá siendo mi partido, La U”.
 
Sin embargo, y a pesar de la aclaración, las palabras de Santos supusieron un argumento más para aquellos que sostienen que uno de los objetivos políticos del presidente es la reunificación liberal.
 
Esa reunificación, básicamente, significa que aquellos disidentes, hoy en las huestes de Cambio Radical y el Partido de La U, vuelvan al oficialismo. Y en ese papel, como jefes naturales de estos dos partidos, Juan Manuel Santos y Germán Vargas Lleras parecen llamados a desempeñar un papel clave.
 
De hecho, dos expresidentes, que en estos últimos días han retornado a la opinión política, han coincidido en advertir ese escenario.
 
Ernesto Samper dijo en entrevista al diario El Colombiano que “tras la unidad Nacional de Santos viene la reunificación liberal”. Y Andrés Pastrana consideró, en declaraciones a Caracol Televisión, que el presidente Juan Manuel Santos “va a fortalecer al Partido Liberal como soporte para su gobierno”.
 
Hay quienes piensan otra cosa. El exministro liberal Jaime Castro dice que lo único que se ha producido entre los dirigentes políticos de origen liberal “son declaraciones de amor, pero sin promesas de matrimonio”.
 
Reunificación sí es objetivo del liberalismo
 
Rafael Pardo, director del Partido Liberal, le recordó a Semana.com que uno de sus objetivos, desde que asumió la jefatura del partido, es la reunificación liberal.
 
“Tenemos la propuesta que ha sido clara y en eso hemos dado pasos importantes. No es sorpresa para nadie que haya avances en ese sentido”, dijo Pardo haciendo referencia a que, de momento, los primeros pasos se han construido con Cambio Radical.
 
Cambio Radical, cerca del oficialismo
 
Lo que si parece más cercano es que la reunificación empezará con los liberales de Cambio Radical. Por lo menos, para 2011, ya hay acuerdos para afrontar las elecciones regionales.
 
“Hay unas limitaciones legales -admite Rafael Pardo- pero en octubre daremos algunos pasos en ese sentido (la reunificación). Ya hay algunos acuerdos para apoyar candidatos entre el Liberalismo y Cambio Radical. Para el 2014 hay una propuesta de reunificación de los dos partidos, pero eso requiere mucha carpintería”.
 
El propio ministro del Interior, Germán Vargas Lleras, se mostró complacido con los avances entre el Partido Liberal y Cambio Radical.
 
“Celebro que el entendimiento con Cambio Radical vaya por buen camino, no me correspondería decirlo, yo estoy separado de la directiva de ese partido, pero he tenido la oportunidad de conversar con algunos de ellos y me complace como a nadie que todos esos buenos propósitos puedan culminar de manera muy satisfactoria”, dijo Vargas Lleras, en saludo protocolario al Partido Liberal.
 
El hoy ministro del Interior y excandidato presidencial de Cambio Radical también envió un mensaje en el sentido que aquellos dirigentes de origen liberal puedan volver al oficialismo.

“Al igual que lo ha dicho el presidente Santos tenemos un origen liberal, siempre nos hemos sentido así. Nos distanciamos en un momento dado de las directivas del partido por circunstancias que no es del caso mencionar. Pero esta legislatura ha sido útil para constatar que principios y propósitos que nos son comunes puedan convertirse en realidades dentro del actual programa de gobierno”.
 
La U es de largo aliento

Juan Lozano, presidente de la U, controvirtió la tesis que en su partido haya intenciones de volver al oficialismo liberal.

“La U nació para quedarse en la vida política colombiana. Las razones históricas por las que nació La U hacen que este sea un proceso de largo aliento. El acercamiento en la Mesa de la Unidad Nacional tiene muchas cosas positivas para el país, pero eso no le quita, por un lado, al Partido Liberal el rumbo que decidió tomar, ni a La U su vocación de permanencia”.
 
Lozano también señala que las normas vigentes impedirían la fusión del Partido de la U con el liberalismo, o que sus dirigentes se regresen al oficialismo, pues la reciente reforma política de 2009, y su posterior reglamentación, sancionan el llamado transfuguismo.
 
“Además -dice Lozano- La U tiene una bancada de congresistas absolutamente convencida de la importancia y necesidad de conservar el partido para siempre para que siga siendo la fuerza principal como lo es hoy”.
 
Quizás lo que olvida Lozano es lo dinámica de la política. Y es que en La U confluyen dirigentes que, como él, hicieron parte del nuevo liberalismo, regresaron al oficialismo, volvieron a marcharse a Cambio Radical y ahora tienen la camiseta de La U.
 
Declaraciones de amor sin compromiso
 
Jaime Castro tiene una lista de razones para sustentar la tesis de que ni el Partido Liberal ni La U ni Cambio Radical van a tomar la decisión de reunificarse, más allá de que el presidente Juan Manuel Santos haya conseguido sentarlos en la misma mesa de la llamada Unidad Nacional. Y las enumera:
 
“Primera: La clase política que maneja los partidos necesita una personería jurídica para expedir avales. ¿Quien les garantiza, por ejemplo, a los parlamentarios de Cambio Radical que si regresan al Partido Liberal van a tener el aval?”
 
“Segunda: Esa misma clase política no tiene interés en reunificarse porque ya comprobó que su electorado es personal y no producto de su filiación a un partido. El sentido partidista despareció en la ciudadanía”.

“Tercera: No se reunificarán por cuestión económica. Los partidos políticos tienen como principal fuente de financiación el Estado y significan un importante rubro dentro del presupuesto nacional, y eso es una muy buena plata”.

Para Castro el único escenario que se va a producir es el de los entendimientos, los diálogos y los acuerdos, incluso, en materia electoral. Por eso insiste “todo son declaraciones de amor sin promesa de matrimonio”.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.