Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/17/2010 12:00:00 AM

Santos tuvo que mediar para la armonía de su coalición

Al término de una nueva sesión de la Mesa de la Unidad Nacional, se acordó olvidar las controversias y sellar un nuevo compromiso en torno a los objetivos del Gobierno en el Congreso.

“Voltear la página y mirar hacia adelante”. Esa fue la sugerencia, en tono de instrucción, que el presidente Juan Manuel Santos le dio a su ministro del Interior y a los presidentes de los partidos políticos de la Unidad Nacional.
 
Santos tuvo que alinear a su coalición luego de los aires de fisura que se produjeron en la última semana por cuenta de un cruce de declaraciones entre Germán Vargas Lleras y algunos congresistas del Partido Conservador, motivados por la demora del estudio del estatuto anticorrupción en el Congreso.
 
La primera señal fue que la Comisión Primera del Senado, presidida por el conservador Eduardo Enríquez Maya, agendó en el primer orden del día el estatuto anticorrupción.

Pero, ¿Hubo ‘jalón de orejas’? Trascendió que Santos le pidió a Vargas Lleras mayor prudencia y fortalecer la armonía de las relaciones con el Congreso.
 
En la reunión se avaluó el trabajo de esa comisión y el propio Presidente admitió que “nunca ha habido tanto trabajo como ahora”, y que esa célula legislativa marcha a buen ritmo.
 
Esa fue la primera parte de la reunión de la Mesa de la Unidad, donde todos los partidos respondieron cuál ha sido su comportamiento en torno a los proyectos del Gobierno. La conclusión que el propio presidente Juan Manuel Santos sacó fue que los proyectos avanzan bien en el Congreso y que antes del 16 de diciembre el cronograma marchará a tono a las expectativas. 
 
Para los presidentes de los partidos políticos, las fisuras conocidas son “temas menores”, como lo definió el presidente del Partido Liberal, Rafael Pardo, aunque no se desconocieron los roces.

Por eso, el presidente del Partido Conservador admitió que roces hay en la coalición, pero que los que hubo quedan en el pasado. “En la democracia siempre hay roces, si hubiera unanimismo no habría controversia”.

Según Salazar, Santos, luego que cada lado sacara los trapitos que tenía que sacar y los lavara en la Mesa de la unidad, pidió mirar al norte y no perder el rumbo. Por eso el presidente del Conservatismo concluyó con una frase: la controversia entre algunos miembros del partido es una polémica “cancelada y superada”.
 
Sobre el estatuto anticorrupción, Salazar dejó en claro que si está demorado el trámite, no es responsabilidad exclusiva del Partido Conservador. Hay seis ponentes, de seis partidos diferentes y hay cerca de seis impedimentos, explicó el congresista.
 
En la mesa de concertación también se redefinieron los cronogramas del Congreso. Para Santos, si los partidos políticos se concentran en lo que hay que aprobar, no habrá necesidad de mencionar la posibilidad de sesiones extraordinarias.
 
Los nuevos compromisos se concentraron en que el 16 de diciembre el Presidente tenga la posibilidad de firmar al menos cinco leyes: la de primer empleo, la reforma a la salud, las facultades extraordinarias para crear ministerios, la reglamentación de la reforma política y la prórroga de la ley de orden público.
 
Los otros proyectos, como la ley de víctimas y la de tierras se abordarán sin mayor premura, y la intención del presiente Santos es que antes del cierre de sesiones hayan cumplido los dos debates en la Cámara de Representantes.
 
Cuando los presidentes de los partidos abandonaron la Casa de Nariño coincidieron en que la coalición está “unida y vigorosa”. Por lo menos ese era el mensaje, más aún cuando el Presidente de la república, en público, salió a respaldarla.
 
Pero lo cierto es que una vez más el presidente tuvo que mediar en los roces. Si el jueves pasado tuvo que reunirse con la bancada de su partido de La U, ahora tuvo que sentar en la mesa a los partidos y al ministro, quien tiene la misión de garantizar la armonía de la coalición.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1825

PORTADA

Venezuela: la calle contra el dictador

Un trino de Santos indigna a Maduro y él amenaza con revelar los secretos del proceso de paz. Invocar el anti-colombianismo no cambia el hecho de que la crisis venezolana está llegando a un punto de inflexión.