Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/18/2011 12:00:00 AM

Se frustró último debate de la ley de víctimas, ¿operación tortuga?

Más del 60 por ciento de los senadores se ausentaron de la plenaria, por lo que la discusión se aplazó una semana. Tampoco estaban los ministros del Interior y de Agricultura.

Aunque la plenaria del Senado se instaló con la presencia de 76 senadores, en menos de dos horas la mayoría desapareció del recinto. Así se frustró la discusión del proyecto de ley de víctimas, que estaba programada este miércoles.
 
Tan solo 45 senadores permanecieron en el recinto. La falta de quórum (la ley necesita la aprobación de por lo menos 51 senadores) hizo que el “proyecto bandera” del gobierno de Juan Manuel Santos sufriera un inesperado traspié. El último debate tuvo que ser aplazado una semana más.
 
Desde cuando se instaló la plenaria se advertía que el debate no sería fácil para el Gobierno y los ponentes; 19 parlamentarios decidieron declararse impedidos para discutir la ley con el argumento de que fueron víctimas directas del conflicto, o tienen familiares en primer grado de consanguinidad, o parentesco con personas que se pueden beneficiar de la ley.
 
El senador Juan Fernando Cristo tuvo que exponer los argumentos de un concepto del Consejo de Estado en el que advertía que la ley de víctimas era de interés general y ningún congresista estaba incurso en conflicto de interés.
 
Con ese argumento, la plenaria negó dos de los 19 impedimentos a pupitrazo, pero el senador José David Name, del partido de la U, exigió que los impedimentos tuvieran votación nominal y pública.
 
Por esa petición -que para muchos fue una maniobra para dilatar el debate-, el presidente del Senado, Armando Benedetti -también de La U- se percató que solo 36 de 101 senadores permanecían en el debate. Por eso tomó la decisión de levantar la sesión.
 
De inmediato, Benedetti le endilgó la responsabilidad al Gobierno. Los ministros de Interior, Germán Vargas Lleras, y de Agricultura, Juan Camilo Restrepo, no habían asistido al debate. La ausencia fue recriminada por el presidente del Senado.
 
“Llevo dos horas sesionando. Los ministros, que son los que lideran los proyectos de ley, no vienen. Este proyecto fue radicado por el propio Juan Manuel Santos, pero los empleados de él no vienen a defenderlo”.
 
Vargas Lleras, quien estaba en la conciliación del estatuto anticorrupción, rechazó la sindicación del presidente del Congreso. “Yo estoy atendiendo cuatro citaciones. No tengo el don de la ubicuidad. También tengo que estar en la plenaria de la Cámara de Representantes, pero la responsabilidad del Congreso y de la plenaria es avanzar en la discusión de esos temas”, dijo.
 
Juan Fernando Cristo, ponente de la ley por el Partido Liberal, y Roy Barreras, de La U, por el contrario, cuestionaron lo que llamaron la “irresponsabilidad” del Senado.
 
Barreras dijo que el ausentismo es una falta de respeto al trabajo de los ponentes que llevan más de dos meses concertando el proyecto.
 
Pero Cristo esgrimió un argumento que alimenta la “teoría de la conspiración” contra este proyecto. “Pareciera que hubiera una ‘operación tortuga’, no sé si contra la ley de víctimas o contra el Gobierno, o contra ambas, por parte de sectores de la propia coalición”, dijo.
 
El senador liberal calificó de “lamentable” la ausencia de los ministros, pero anotó que eso no justifica la falta de asistencia de los senadores. “No se puede volver a las épocas en que los ministros atajaban parlamentarios en las puertas del recinto”.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.