Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2009/03/21 00:00

“Si usted está después de las 10 en la calle, está de rumba”

En respuesta a los panfletos amenazantes que han circulado en algunas ciudades, un grupo de estudiantes crearon una contrapropuesta burlesca...pero seria.

Estas son las imágenes retocadas del panfleto, que originalmente circuló para indtimidar a la población.

A uno de los panfletos amenazantes que están circulando en Internet y es repartido en varias ciudades del país por grupos de mal llamada “limpieza social”, le salió un plagio burlesco. Se trata de una contrapropuesta que tiene por objetivo mitigar el temor de la gente.

El formato del panfleto es el mismo del original, pero sus símbolos son trastocados para hacerlos risibles. Por ejemplo, en una de las imágenes del panfleto original aparece una bandera tricolor con un arma y un militar sobrepuestos. En el panfleto de contrapropuesta el arma tiene una flor en la punta y al militar le salen notas musicales como si estuviera cantando. A otro de los militares que aparecía en posición de disparar, el panfleto de respuesta le pintó una nariz de payaso y de la pistola le sale agua.

En el panfleto enviado por los “grupos de limpieza” dice que “ahora le toca el turno” a un grupo de personas entre las que están las prostitutas, consumidores de droga y ladrones. En la propuesta, que tiene por impronta la desobediencia civil dice que ahora le toca el turno a “las organizaciones que intimidan al pueblo”. “Ya no tenemos miedo” agrega.

“Para el pueblo en general, ustedes han notado una permanencia de la corrupción, las injusticias, la pobreza y la violencia, etc. En los últimos tiempos debido a todo esto nosotros, el pueblo, hemos tomado la irrevocable decisión de atacar la violencia con desobediencia civil”, dice.

En el panfleto amenazante decía “ya no van a contagiar de SIDA a nadie más”, en la propuesta civil está cambiada la palabra SIDA por “miedo”.

Uno de los apartes más graciosos de la valiente propuesta para combatir el la intimidación es el que cambia todas las amenazas sobre las horas en las que el panfleto original dice que se puede salir a la calle, por la incitación a hacerlo.

“Todo el que se encuentre en los bares después de las 10:00 PM está de rumba. Esté más con sus amigos y salga a las calles sin temor”.

Y agrega: “Jóvenes, los queremos ver en las esquinas parchados, compartiendo ideas y sueños, esto es en serio. Esté más con sus padres, sus amigos, su novia, mascota, en la calle”.

Hacia los vendedores de drogas, el panfleto original, dirigía amenazas e insultos. Para la versión jocosa esta es una oportunidad para reivindicar el derecho al trabajo. Dice:

“Vendedores de chicles, papitas, confites, se está creciendo el negocio de hasta vender minutos en las esquinas. Exijamos mejores oportunidades de trabajo. No más subempleo”.

Y seguidamente: “intimidadores dejen trabajar a la sociedad pilas que están pillados”, con el que reemplazan las amenazas de muerte que contiene el primero.

El panfleto contrapropuesta surgió de un grupo de estudiantes que exige que no se les califique de terroristas. Iniciativas así demuestran que la risa es un asunto tan serio, que puede servir, incluso, para desmitificar al monstruo.



¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.