Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/29/2009 12:00:00 AM

Siguen en vilo reglas de juego para las elecciones de 2010

Como si fueran futbolistas que intentan cambiar las reglas de juego apenas comienza el partido, los congresistas están debatiendo el estatuto que desarrolla la Reforma Política, que regirá para las elecciones de 2010.

En el foro de este martes entre candidatos presidenciales realizado por Votebien.com, el ex alcalde de Bogotá Antanas Mockus dijo que en esta campaña electoral les estaba tocando a los candidatos hacer como si fueran jugadores de fútbol en un partido donde las reglas primordiales iban cambiando en pleno partido. Así, cuando alguien metía gol, alguien más resolvía cambiar el ancho de la meta, y entonces ya no era gol!!
 
Pues bien, eso es exactamente lo que está pasando en esta campaña al Congreso. Los candidatos están prendiendo motores para su campaña, y las reglas de la competencia apenas empiezan a cuajarse. Lo peor, son los mismos congresistas o sus partidos que están discutiendo las reglas los que están en campaña.
 
Por eso la discusión del estatuto que desarrolla la Reforma Política  va lenta y el riesgo de que se frenen buenas iniciativas para hacer la competencia más transparente  y se cuelen unas truculentas es alto.
 
El debate del estatuto quedó programado para el próximo miércoles luego de que las comisiones primeras de Cámara y Senado aprobaran este martes y miércoles sus primeros 15 artículos, de 41 que contiene el proyecto.

Este proyecto de Ley estatutaria tiene como propósito establecer las sanciones a los partidos políticos que permitan la infiltración de las mafias, hacer más transparente la contabilidad de las organizaciones políticas, regular los aportes del Estado en las campañas de los candidatos y partidos, y darle más facultades al Consejo Nacional Electoral (CNE) para que vigile y controle los procesos de elección.

No obstante, los artículos aprobados son los más generales y por ende no han sido motivo de controversia. Para la próxima semana quedaron pendientes temas que seguramente sí generarán polémica, como el capítulo que le exige mayor trasparencia a los partidos y candidatos en la presentación de las cuentas de sus campañas o la proposición que busca impedir que el gobierno dé en concesión canales de televisión antes de seis meses de las elecciones.

La carrera contrarreloj para la aprobación del estatuto ya comenzó, pues éste tiene que pasar después por la revisión de la Corte Constitucional. Aunque varios congresistas entrevistados por Semana.com se mostraron confiados de que el estatuto quedará listo en las próximas semanas, indicaron que el Alto Tribunal deberá acelerar el paso para que éste empiece a regir antes de las elecciones al Congreso.

Si la Corte Constitucional no alcanza a revisarlo en febrero  el estatuto no quedará vigente y con él, tampoco lo estarán   algunos capítulos clave de este proyecto como el que exige mayor transparencia y celeridad en la presentación de las cuentas de las campañas.

Los puntos aprobados

Este martes fue aprobada una modificación a la ponencia mayoritaria, presentada por el gobierno, que establece que las listas al Congreso deberán incluir como mínimo el 20 por ciento de mujeres en el caso de la Cámara y el 30 en Senado.

También fueron aprobados artículos como el que exige a los partidos y movimientos políticos un previo registro ante el Consejo Nacional Electoral, el que define cuál debe ser el contenido de los estatutos de un partido y el que prohíbe la financiación extranjera, proveniente de actividades ilegales o de servidores públicos.

“El tema más importante aprobado hasta ahora es el que reglamenta la posibilidad de que dos partidos hagan consultas entre ellos”, dijo el representante David Luna, de Por el país que soñamos. El representante explicó que antes esa posibilidad no existía. En ese artículo también quedó consignada la posibilidad de que los partidos hagan autónomamente consultas cerradas o abiertas.

El debate

“Este ha sido un debate álgido, pero respetuoso. Estamos construyendo el articulado con todas las bancadas, tanto la oposición como la coalición uribista hemos trabajado conjuntamente”, indicó a Semana.com el senador Samuel Arrieta, del partido Convergencia Ciudadana.

El senador explicó que durante las sesiones conjuntas de las comisiones primeras de Senado y Cámara, los congresistas han avanzado en la corrección del texto de la propuesta inicial y que el estatuto será aprobado sin contratiempos.

Hasta ahora, la controversia más sobresaliente en la discusión del estatuto ha sido la del monto de la reposición por voto de los congresistas. En un principio, la propuesta del gobierno no incluía este tema, pero en el trascurso del debate se le colgó. El gobierno propone un aumento de 3.800 por voto a 4.600 pesos. No obstante hay sectores de la coalición gobiernista que proponen que el aumento de la reposición por voto llegue a 6 mil pesos. Este punto, sin embargo no se ha discutido en las sesiones.

“Nosotros no vamos a votar ese artículo porque consideramos que ese es un artículo fuera del objeto del estatuto”, explicó a Semana.com el representante Guillermo Rivera quien es el ponente de la bancada liberal. En su criterio este artículo, no ayuda a hacer más trasparente la política como sí lo hace por ejemplo la prohibición de el monopolio del transporte de los caciques electorales el día de las elecciones o de la repartición de comidas, entre otras prebendas que tienen por objetivo condicionar los votos de la ciudadanía.

El representante Luna, quien es otro de los ponentes de la iniciativa dijo que hasta ahora el debate ha sido fluido. No obstante, advirtió que hay sanciones y restricciones a la politiquería, que podrían encontrar “resistencia en los próximos debates”. Mencionó por ejemplo el hecho de que se exijan cuentas a candidatos y partidos, o la posibilidad de que quien se vuele los topes pierda la investidura, entre otros.

Este martes el candidato de Cambio Radical, Germán Vargas Lleras, denunció que este proyecto desestimula la participación, pues los candidatos deberán alcanzar más del 30 por ciento de los votos válidos del ganador de la elección para poder acceder a la reposición de votos. Es decir, los que saquen pocos votos, además de perder las elecciones perderán la posibilidad de acceder a la reposición del Estado.

Vargas Lleras se refería a unos artículos que contiene la ponencia mayoritaria. En su criterio, estos están orientados a garantizar solo una eventual reelección pero no a dar garantías a los competidores.

El representante Rivera refutó a Vargas Lleras, pues el estatuto, en su segundo artículo dice que es para reglamentar las campañas electorales “excepto las presidenciales”. No obstante, sí es cierto que como está planteada la ponencia los candidatos al Congreso, o a otros cargos distintos al de Presidente, que no alcancen el umbral de votos establecido, no tendrán derecho a la reposición, lo cual si desestimula participación, pues a los candidatos les podría dar temor hacer créditos para sus campañas sin estar seguros de que alcanzarán a ser elegidos o por lo menos el 30 por ciento de los votos del ganador.

Otro tema que seguramente dará de qué hablar en las próximas sesiones son las facultades establecidas para el Consejo Nacional Electoral. Este organismo seguirá siendo integrado por nueve magistrados elegidos por el Congreso de unas listas que los propios partidos envían. Los partidos que ganan más curules tienen derecho mayor representación en el CNE. Por esta razón, la ampliación de sus facultades, sin el cambio en el mecanismo de su elección, podría generar abuso de los partidos más grandes.

Aún falta la discusión de más de la mitad del articulado. Pero como su aprobación es inminente, requiere de más ojos ciudadanos que hagan más veeduría para impedir que las normas que se aprueben en lugar de blindar las instituciones terminen por favorecer los intereses non sanctos.

La discusión de este proyecto solo durará la mitad del tiempo establecido para una Ley normal. Por esta razón, los debates se están haciendo en sesiones conjuntas entre las comisiones primeras de cada cámara. Si el proyecto sale la próxima semana de su primer debate (que ya lleva dos sesiones), solo le quedará haciendo falta el debate en la plenaria conjunta.



¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1825

PORTADA

Venezuela: la calle contra el dictador

Un trino de Santos indigna a Maduro y él amenaza con revelar los secretos del proceso de paz. Invocar el anti-colombianismo no cambia el hecho de que la crisis venezolana está llegando a un punto de inflexión.