Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/28/2011 12:00:00 PM

Tras masacre de uniformados, retiran propuesta de vocería política a desmovilizados

Este martes se discute en la Comisión Primera del Senado el proyecto que eleva a rango constitucional los mecanismos de justicia transicional. Tras el nuevo acto de barbarie de las Farc, el proyecto ya no propondrá derechos políticos a desmovilizados de la guerrilla.

Así como hace tres semanas la muerte en combate del jefe del número uno de las FARC, alias ‘Alfonso Cano’, tuvo sus efectos en el Congreso, la masacre de los cuatro uniformados secuestrados a manos de esa guerrilla también tendrá impacto en el legislativo.
 
Este martes, la Comisión Primera del Senado discutirá en tercer debate el llamado marco jurídico para la paz. Un proyecto que no sólo elevaría a rango constitucional los mecanismos de justicia transicional para facilitar desmovilizaciones, sino que albergaba la posibilidad de ofrecer vocería política a quienes dejaran las armas y no hayan incurrido en delitos de lesa humanidad.
 
Pero, precisamente, esa posibilidad que había cobrado fuerza el jueves pasado y que había sido contemplada tras los anuncios del presidente Juan Manuel Santos y las opiniones de excombatientes como el exjefe del ELN, Francisco Galán, quedó totalmente suspendida.
 
El autor del proyecto y presidente de la Comisión de Paz del Congreso, senador Roy Barreras (la U), así se lo confirmó a Semana.com, al señalar que en su ponencia -radicada este lunes ante la secretaría de la Comisión Primera- quedó eliminada esta posibilidad.
 
Según Barreras, está demostrado que las muertes de los cuatro uniformados secuestrados “no fueron muertes en combate”, sino que se trató de “asesinatos a sangre fría y a mansalva” en unas circunstancias “completamente distintas” a la muerte en combate de alias ‘Alfonso Cano’.
 
Por esta razón, dijo Barreras, el Congreso debe pronunciarse. Y como “inevitable consecuencia de este crimen atroz” se debe “suspender” el artículo segundo del proyecto que se refería a la posibilidad de otorgar beneficios políticos a quienes se desmovilizaran.
 
“Con el fusilamiento cruel y cobarde de personas indefensas, las FARC hacen cada vez más difícil una salida política al conflicto”, consideró el presidente de la Comisión de Paz del Congreso.
 
Aunque el proyecto de marco legal para la paz necesita ocho debates, y el próximo semestre habrá discusiones al respecto, algunos advierten que el escenario de ofrecer vocería política a los desmovilizados se podría revivir.
 
Para que ello se produjera, dice Barreras, lo único que tienen que hacer las FARC es liberar unilateralmente a todos los secuestrados y abandonar todas las conductas terroristas.
 
De lo contrario, dice el autor del proyecto, “es imposible siquiera pensar en derechos políticos para quienes actúan con esta crueldad y torpeza. Simplemente, no lo merecen”.
 
Poco ambiente
 
Aunque el llamado marco jurídico para la paz había sido reclamado por el propio presidente Juan Manuel Santos, los partidos políticos han tenido muchas reservas sobre la viabilidad del proyecto.
 
Sectores del Partido Liberal y el Polo Democrático Alternativo han advertido que la justicia transicional generaría impunidad.
 
El Partido de la U y el Partido Conservador se han opuesto férreamente a que desmovilizados tengan la oportunidad de acceder a cargos de representación política.
 
Semana.com consultó con senadores de estos partidos que discutirán el proyecto en la Comisión Primera y coincidieron al admitir que el “ambiente no es el más favorable” para este proyecto y que sólo este martes los partidos definirán su postura frente al proyecto.
 
El marco legal para la paz ha superado dos debates en la Cámara de Representantes, pero con múltiples dificultades. En el primero de ellos tuvo que intervenir el propio presidente Juan Manuel Santos, quien les pidió a los miembros de la Comisión Primera que le entregaran esa llave para la paz.
 
El segundo debate se produjo en la plenaria de la Cámara tan solo cinco días después de la muerte en combate de alias ‘Alfonso Cano’ y propició el ambiente favorable al proyecto.
 
Esta semana, aún con el impacto que supuso la masacre de los cuatro uniformados secuestrados por las FARC, el marco legal para la paz parece más enredado.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.