Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/17/2012 12:00:00 AM

Uribe y Santos: de las "diferencias políticas" a las "tristezas personales"

Las diferencias entre Álvaro Uribe y Juan Manuel Santos parecen trascender al ámbito personal. El expresidente por primera vez desde que se pronuncia en Twitter, se refirió con nombre propio al presidente de la República.

Cuando al expresidente Álvaro Uribe se le pregunta por las decisiones del actual gobierno dice que sólo se tratan de "preocupaciones políticas". Y cuando se le indaga por su relación con Juan Manuel Santos, evade el asunto diciendo que no se pronunciará sobre "tristezas personales".

Este jueves, Uribe -por primera vez desde que se pronuncia en Twitter- se refirió con nombre propio al presidente de la República.

Y lo hizo para reaccionar a los pronunciamientos de Juan Manuel Santos y del ministro de Defensa Juan Carlos Pinzón, quienes al referirse al atentado contra el exministro Fernando Londoño del pasado martes, han coincidido en afirmar que "hechos terroristas también ocurrían en el gobierno anterior", del cual ambos hicieron parte (como ministro y viceministro de defensa, respectivamente).

Uribe ya no habla de "gobierno actual", "gobierno derrochón", o "gobierno burocrático". Ya lo hace de forma directa: "gobierno Santos".

El expresidente considera que "El Gbno (sic) Santos estima que es normal el acto terrorista contra el periodista Fernando Londoño". Admite que "en nuestro gobierno sufrimos terrorismo, pero nunca los cálculos nos llevaron a debilitar la política".

Porque dentro de las "preocupaciones políticas", Uribe considera que el presidente Juan Manuel Santos ha debilitado la seguridad "por buscar negociaciones con terroristas".
 
Incluso, vuelve a insinuar un escenario de "desmotivación de la tropa": "El GbnoSantos comunica a mandos militares que busca negociar con el terrorismo a través de la dictadura Chávez, desmotiva a nuestros soldados", dijo Uribe en uno de los siete trinos que mandó este jueves en menos de cinco minutos.

Santos, que al inicio de su gobierno aseguraba tener un mantra, ‘NPCU’ (No pelear con Uribe), parece haber entrado en el campo de las "tristezas personales". Quizás lo hizo desde el pasado mes de abril, cuando se lo confesó a Juan Luis Cebrián (presidente del diario El País de España) en Cartagena:

"No entiendo su actitud hacía mi, he sido fiel a sus legados que expuso de muchas formas y de manera insistente, la seguridad democrática, la confianza inversionista, la cohesión social, lo que él llamaba los tres huevitos que había que cuidar, en los dos últimos años así lo he hecho y los resultados han sido espectaculares, de modo que no llego a entender su postura, se ha vuelto un crítico de lo humano y de lo divino, nada de lo que hace el gobierno le parece bien, no reconoce ninguno de nuestros éxitos… me decía un amigo suyo que lo que pasa es que todavía no ha asimilado que dejó el poder, pues para bien de él y para bien mío y del país espero que lo asimile pronto, aunque yo ya estoy vacunado, al principio todo esto me afectaba pero después de treinta twitters diarios me he vuelto inmune, le presto poca atención…".

Después del atentado del pasado martes, el presidente Santos ha pronunciado casi que un discurso diario pidiéndole a los colombianos "unidad y perseverancia" para derrotar al terrorismo.

Santos, cuando le agradeció a la Cámara de Representantes "el acto de patriotismo" de haber aprobado el Marco para la paz, recordó las palabras que Tony Blair pronunció a él y al entonces presidente Álvaro Uribe, cuando ocurrieron los atentados del 7 de julio de 2005 en Londres.

"Nosotros hemos aprendido. Duramos varios años fuimos bombardeados por Hitler. Y en esa época Churchill dijo que teníamos que triunfar con dos palabras. Unidad y perseverancia. Eso es lo que tenemos que hacer contra el terrorismo: unirnos", les dijo Blair a Uribe y Santos en ese entonces.

Santos dijo que la frase que más recordará del expremier inglés tras los atentados terroristas del 7-J fue: "hasta el más acérrimo crítico me ha llamado a decir ‘estoy con el Gobierno".

Alfiles del gobierno Santos creen que el expresidente Uribe es el único que no está rodeando al gobierno en este momento en el que el terrorismo volvió a asomarse a la capital.

El senador Juan Fernando Cristo calificó de "mezquina" la actitud de Uribe al señalar que en estos momentos "se requiere unidad contra el terrorismo. Durante el gobierno Uribe hubo también bastantes actos de terrorismo y quienes estábamos en la oposición los lamentamos, pero siempre rodeamos al Gobierno. Ahora cuando Uribe está en la oposición debería hacer lo mismo. Parece que el amor a la patria que profesa Uribe es entendido sólo alrededor de él".

No se sabe si en respuesta a Cristo, Uribe controvirtió: "¿mezquino?, mezquino es mandar una artillería de ministros", dijo al cuestionar la independencia de la plenaria de la Cámara al aprobar los proyectos del gobierno.  

El marco para la paz se ubica en el espectro de las diferencias políticas. Pero cercanos a Uribe dicen que una de las 'tristezas personales' que sintió en la aprobación del proyecto fue que, en la noche del martes, el expresidente llamaba con insistencia a varios representantes a la Cámara de sus afectos, con el propósito de las "dos salvaguardas" para evitar "amnistías o indultos a terroristas", o la posibilidad que "terroristas pudieran hacerse elegir".

“No podemos hacerlo, acá los ministros nos están presionando”, fue una de las respuestas que encontró en uno de los parlamentarios que sí se atrevió a contestarle el teléfono en la sesión plenaria del martes pasado.

Aunque Uribe había matizado su tono, volvió a salirse de la ropa cuando Santos afirmó que "en el Gobierno pasado teníamos de estos hechos (terroristas) casi que cada semana, pero siempre, siempre, recibimos el apoyo de toda la población colombiana, y siempre nos mantuvimos con el rumbo claro y sin cambiar un ápice de nuestros objetivos. Y así nos mantendremos".

Uribe cree lo contrario, que Santos si ha dado un giro, y que lo ha hecho hasta por los resultados de las encuestas. Y deja entrever que en su Twitter arreciará contra el "Gbno Santos": "Derroche burocrático, en breve enviaré datos obtenidos del mismo Gbno", "Gbno derrochón: 15% de incremento de gastos de personal entre 2010 y 2012", "Cualquier información que recibamos sobre deterioro de la seguridad la denunciaremos por este medio".

Santos parece que tampoco se quedará callado. Pues como nunca antes, en sus discursos aprovecha para mandar algunos mensajes que, para la opinión pública, no tienen destino diferente a Álvaro Uribe: "Aunque algunos quisieron alterar agenda, se aprobó marco para paz", "Nunca vi al ministro Vargas Lleras con ningún fuete burocrático, sino debatiendo con argumentos". Ejemplos de un cruce de declaraciones que parecen haber trascendido de las diferencias políticas a las personales.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.