Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/1/2012 12:00:00 AM

Vivanco "ya no pide el archivo" del marco para la paz: Barreras

Roy Barreras, autor del proyecto, explica cuáles fueron los asuntos que el director de Human Rights Watch recomendó en la hora decisiva de la reforma que entregaría herramientas para un eventual proceso de paz.

La principal conclusión del senador colombiano Roy Barreras, después de la reunión que sostuvo este viernes con José Miguel Vivanco en Washington, es que el director para las Américas de la influyente Human Rights Watch "ya no pidió archivar" el marco para la paz y "comprendió que es necesario un instrumento jurídico" para poner fin al conflicto.

En diálogo con SEMANA, Barreras explicó los cinco temas que concentraron la discusión. O lo que es igual, las cinco inquietudes que Vivanco tiene frente al proyecto. Que la reforma constitucional que tramita el Congreso colombiano, y que está a sólo 15 días de ser promulgada, primero, se 'cuelen' las Bandas Criminales; segundo, queden impunes los casos denominados como 'falsos positivos'; tercero, que se beneficien exagentes del Estado como el exdirector del DAS Jorge Noguera (condenado por nexos con paramilitares) o el exgobernador de Sucre Salvador Arana (también por paramilitarismo); cuarto, que queden sin sanción penal "mandos medios" de los grupos ilegales, como alias 'El Paisa', comandante de la columna móvil 'Teófilo Forero' de las FARC; y quinto, que se queden en la impunidad crímenes de lesa humanidad, pues el marco sugiere la suspensión de la pena y la priorización de las investigaciones.

Barreras, al socializar la ponencia definitiva para el penúltimo debate del proyecto, intentó dar respuesta a las inquietudes de Vivanco.

Le dijo que el proyecto siempre ha incluido una redacción en la que circunscribe los alcances del proyecto a grupos armados al margen de la ley, y que la legislación colombiana no le da ese tratamiento a las bandas criminales.

Frente a las ejecuciones extrajudiciales, o mal llamados 'falsos positivos', Barreras aclara que no se tratan de delitos comunes ni de actos cometidos en una confrontación armada, sino que se trata de delitos en persona protegida que tendrán sanción de la justicia ordinaria.

Que cuando el proyecto menciona agentes del Estado se circunscribe exclusivamente a miembros de las Fuerzas Armadas que han estado en confrontación con los grupos armados ilegales. "Nadie ha pensado en Noguera o en Arana, por ejemplo", explicó Barreras.

Y que el marco para la paz, al señalar que serán castigados los "máximos responsables" de los delitos de lesa humanidad, no se refiere a la jerarquía del mando militar de las guerrillas. "Los máximos responsables pueden ser guerrilleros rasos, y para ellos habrá sanción". Vivanco sugirió que el texto establezca que se judicializarán "todos los delitos de lesa humanidad".

En lo que no hubo acuerdo, admitió Barreras, es en la propuesta que contempla el marco para la paz de la eventual suspensión de la acción penal, pues Vivanco mantiene su postura de que eso es una puerta a la impunidad.

El senador colombiano indicó que para hablar de paz hay que sacrificar justicia, a cambio de verdad y reparación, pero que esa es una decisión de la sociedad colombiana.

El autor del marco para la paz, que esta semana adelantó sendas reuniones con los dos acérrimos críticos del proyecto, (Vivanco y el expresidente Álvaro Uribe), dijo que sus diálogos solo tenían el propósito de socializar el proyecto, pero nunca de "pedir un beneplácito" para su aprobación.

La Comisión primera del Senado debatirá este lunes la iniciativa a la que le faltan sólo dos discusiones para su promulgación.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.