26 abril 2008

Enviar a un amigo

Email destino:

Nombre remitente:

Email remitente:

El sueño de crecer

InversionistasEl Grupo Gilinski está de compras y no sólo en Colombia. También en América Latina. Los planes recorren el sector financiero y la propiedad inmobiliaria.

El sueño de crecer.

Isaac y Jaime Gilinski llevan años soñando con hacer negocios y haciéndolos realidad. Esta familia, que llegó al país hace más de 80 años, entró al escenario de las grandes ligas del sector privado con sus inversiones, primero en la industria en el Valle del Cauca, y después en la banca, donde prota
gonizaron las jugadas más audaces que se recuerde en el sector. La compra y después venta del Banco de Colombia son dos de las operaciones financieras más recordadas en el país.

Pero eso es historia. Jaime Gilinski, su padre y ahora su hijo Josh (la tercera generación de esta familia) están haciendo una nueva apuesta que incluye inversiones en Colombia y en el exterior. El Grupo Gilinski está concentrado en cuatro sectores: la banca, la industria, la propiedad inmobiliaria y la tecnología.

La historia de esta familia en el sector financiero data de finales de los 70, cuando el industrial Isaac Gilinski adquirió la Compañía Financiera Internacional. Posteriormente, Jaime, ya a la cabeza de la familia, compró en los 90 al Banco Andino y tres años después, el Banco de Colombia.

Pues bien, si Jaime Gilinski soñó con el Banco de Colombia, ahora tiene un sueño mayor entre ceja y ceja. Quiere hacer un conglomerado financiero en el que incluya inversiones en América Latina.

En Colombia el grupo financiero arranca con Sudameris, un banco que tiene cinco billones de pesos en activos. Es propietario también de la Fiduciaria Sudameris y hace dos años le agregó la compra de Servibanca, una red de cajeros automáticos, 1.200 en todo el país. Esta fue una de las compras estratégicas porque le permitió extender la red bancaria.

Pero las compras se reanudaron este año. Banco GNB Sudameris acaba de adquirir el control de la sociedad Suma Valores una firma comisionista de Bolsa.

Para apoyar este proceso de internacionalización del negocio bancario, Gilinski está a punto de dar un paso decisivo: el Banco Comercial, una de las entidades financieras más importantes de Uruguay, cuyos activos a diciembre de 2007 ascendieron a 1.375 millones de dólares y con 52 oficinas en ese país, pasaría a manos de la familia Gilinski. El negocio está sujeto a las aprobaciones legales. La compra de esta institución servirá de plataforma para el grupo financiero regional que quiere constituir. El Banco Comercial de Uruguay tiene presencia en Brasil.

Jaime Gilinski también cuenta con una licencia para operar un banco en Estados Unidos. En Florida, el grupo es propietario del Eagle National Bank, una entidad que tiene activos por 300 millones de dólares y un patrimonio de 23 millones. Es el segundo banco más antiguo de Miami y tiene cuatro oficinas.

Pero, como la apuesta es en grande, fuentes cercanas a Jaime Gilinski señalan que en proceso estaría la compra de otro banco en Estados Unidos, con lo cual se ampliaría su posición en ese mercado.

A la red hay que sumar los bancos Sudameris Panamá y Gran Caimán, que fueron adquiridos cuando se compró la operación de Sudameris en Colombia.

¿Cuál es la estrategia de Gilinski? Su plan es crear un gran banco regional desde el sur de Estados Unidos, pasando por el Caribe y Colombia hasta llegar al Cono Sur del continente.

Pero si en la banca los planes son en grande, en el sector de la propiedad inmobiliaria está la gran apuesta. El año pasado, Jaime Gilinski entró como socio estratégico de London & Regional Properties, una de las más grandes compañías de propiedades en el mundo y que se encargará del desarrollo de la antigua base militar de Howard, en la entrada pacífica del Canal de Panamá. Se firmó un contrato -por 40 años- con el gobierno de Panamá y con la Agencia del Área Económica Especial Panamá-Pacífico (AEP) para hacer este desarrollo. La compañía se encargará de la ejecución del proyecto del sector inmobiliario más grande de América Latina, un desarrollo de impacto mundial en uno de los países con mejor posición estratégica en el continente.

Se estima que se invertirán unos 20.000 millones de dólares en los próximos años. El desarrollo ya está en etapa de avance de construcción, se aprestan a llegar las primeras multinacionales.

Un foco estratégico no menos importante es el sector industrial que fue impulsado por Isaac Gilinski en el Valle del Causa con inversiones significativas en el pasado como Bon-Bril y Atila, de las que ya se retiró esta organización.

En este campo las inversiones están concentradas en la empresa de productos Yupi, una compañía dedicada a la fabricación y distribución de pasabocas con diversidad de productos, y que nació en septiembre de 1978.

La empresa es conocida nacional e internacionalmente, su sede principal se encuentra en Cali, y cuenta con plantas de producción en Cali y Caloto. A nivel internacional exporta a Venezuela, Perú, Panamá, República Dominicana, Costa Rica, España, Estados Unidos, Bolivia y Ecuador.

Esta es una inversión que la familia quiere mantener, pues tiene proyección y resultados muy positivos. En este segmento industrial también está la empresa de Plásticos Rima que fundara Isaac Gilinski, se quieren fortalecer estas dos inversiones.

El otro núcleo estratégico del grupo estará en la tecnología. En esta unidad de negocios está involucrado Josh Gilinski, hijo de Jaime y director ejecutivo de la empresa Celexpress. Esta es una de las mayores apuestas del grupo. El proyecto, que comenzó en Miami, se basa en el concepto de que el celular sea una especie de billetera: que pague una cuenta de restaurante a través de una llamada de celular, o que la familia en el exterior reciba dinero a la velocidad de una llamada.

Esta compañía fue la primera en introducir el m-commerce (mobile commerce) al mercado de Estados Unidos y Latinoamérica; una plataforma tecnológica disponible actualmente en Asia y Europa desde hace cinco años.

El soporte de la infraestructura bancaria es a través del Banco GNB Sudameris y Gilex Holding B.V.. El plan es integrar este negocio con la red bancaria de tal manera que se pueda ofrecer el envío de remesas por el celular. Actualmente este servicio está disponible inicialmente en Colombia, en alianza con los cajeros de Servibanca. A corto plazo extenderán el servicio de remesas vía móvil a México y Latinoamérica.

Jaime Gilinski está demostrando que pensar como un grupo global es una buena estrategia para competir con las grandes corporaciones que se mueven por todo el mundo. Sin duda es una apuesta para jugadores de grandes ligas.
Horóscopo
Semana en Facebook
Publicidad