Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2008/04/26 00:00

La movida de Sarmiento

La Organización seguirá fiel a los sectores estratégicos que han desarrollado por años: la banca y la construcción. El tercer canal de televisión podría ser la próxima jugada.

La Organización Sarmiento es mucho más que banca. Su máxima cabeza, Luis Carlos Sarmiento Angulo, tiene el mejor ojo para buscar oportunidades. Su hijo Luis Carlos Sarmiento Gutiérrez, presidente del Grupo Aval, le sigue los pasos

La historia financiera del Grupo Aval comenzó en 1969, y desde entonces, su propietario, Luis Carlos Sarmiento Angulo, ha aprovechado las oportunidades de expansión que se le han presentado. Así se hizo a la mayoría de sus bancos. Comprando entidades muchas veces 'quebradas' para levantar, en otros casos adquiriendo bancos para expandir los propios o abriendo sus propias compañías.

Hoy nada es distinto para este empresario colombiano ranqueado por la revista Forbes entre los 200 hombres más ricos del mundo. Sarmiento sigue buscando oportunidades en los sectores que le han sido estratégicos por años: la banca y la construcción.

El Grupo Aval, en donde se congregan las entidades financieras de esta organización, es el rey del mercado financiero con una participación del 27 por ciento, a través de los bancos que posee: Bogotá, Occidente, Popular, AV Villas y Leasing de Occidente.

El Grupo es controlante en todas estas instituciones.

En la AFP Porvenir, el Grupo Aval es propietario en forma directa del 20 por ciento y los bancos Occidente, Bogotá y algunas filiales poseen el 80 por ciento restante.

Corficolombiana, entidad dedicada a la administración de un importante portafolio de inversiones en compañías del sector real y financiero y a prestar asesoría en negocios de banca de inversión, es parte de este conglomerado bancario.

Entonces, ¿en materia bancaria qué más queda por hacer para quien se ha constituido en el magnate del sector? Según Luis Carlos Sarmiento Gutiérrez, hijo de Sarmiento Angulo y quien preside el Grupo Aval: "En el mercado colombiano no es fácil crecer por adquisiciones. Hay que hacerlo orgánicamente (esto es creciendo la cartera de crédito, y aumentando la base de clientes). Estamos buscando opciones internacionales. Como todo el mundo, no es un secreto, estamos mirando hacia Centroamérica y el Caribe y en algunos países de Suramérica".

Para quien se ha caracterizado en el pasado por detectar dónde hay buenas oportunidades de negocios, el mercado regional puede ser la próxima apuesta.

En el mercado nacional, el Grupo Aval nunca se ha quedado quieto. Siempre ha estado a la caza de negocios. En 2006 el Banco de Bogotá pagó la más alta prima reconocida para alguna entidad financiera en las últimas operaciones de adquisición en el sector bancario local para quedarse con el Megabanco.

Al tiempo que se miran oportunidades, el plan de la organización en el área bancaria, como dice el presidente del Grupo Sarmiento Gutiérrez, es seguir creciendo de manera sostenida en participación y en rentabilidad y para ello tienen que lograr crecimientos superiores a los del mercado.

El problema es que en la cancha están los grandes jugadores locales y del mundo y sostener la participación es ya un gran desafío.

Curiosamente, aunque el Grupo económico es más conocido por la banca, en realidad se constituyó en 1959 para dedicarse a la construcción. Por eso la construcción ha sido un foco estratégico que conocen al dedillo y el que quieren conservar.

Sin embargo, en esta unidad de negocios se dio un giro al modelo que por años se basó en la construcción de vivienda popular y para clase media. Actualmente, la organización cuenta con un importante banco de tierras en Bogotá y otros sitios del país y se están desarrollando proyectos comerciales en asocio con inversionistas. También está la opción de urbanizar y vender lotes para que otras personas los desarrollen.

Este año la apuesta más agresiva está justamente dirigida en el sector de la construcción. Se unieron en alianza dos pujantes empresarios: Luis Carlos Sarmiento Angulo y Pedro Gómez.

Se juntaron para dar vida a Latinamerican Trade Mart en Bogotá, el que será el primer centro de comercio internacional en América Latina. Su construcción se iniciará en 2009, y su entrada en funcionamiento está prevista para 2011.  El proyecto tendrá más de 200.000 metros cuadrados.

El 'trade mart' es un modelo que hasta el momento había sido desarrollado en Europa, Asia y Norteamérica, para conectar la demanda de grandes compradores profesionales con la oferta nacional y regional de bienes y servicios, en espacios para exhibiciones permanentes y temporales, salones de reuniones y convenciones..

Tal vez es la apuesta mayor de la Organización Sarmiento Angulo hacia futuro teniendo en perspectiva no sólo el TLC con Estados Unidos, sino la realidad de un entorno globalizado.

Los 'trade marts' son foco de desarrollo en los países en los que hacen presencia y tienen un importante impacto económico. Para su desarrollo y operación Latinamerican Trade Mart cuenta con la asesoría de Market Center Management Company (Mcmc), la compañía con mayor trayectoria en el mundo en materia de trade marts,  operador de  los 'trade marts' de Dallas -el más grande del mundo-, Shanghai y Bruselas.

En el sector de la construcción, la Organización Sarmiento también ha sido un jugador importante en las concesiones de obras públicas, específicamente carreteras. Y seguirá siéndolo, dice Sarmiento Gutiérrez. Pero este negocio ya no lo desarrolla el Grupo directamente, sino a través de la Corporación Financiera Colombiana, Corficolombiana. "Hay unas concesiones importantes como la carretera al Llano y la de Pisa (Proyectos de Infraestructura S.A.) en el Valle. Constantemente se buscan nuevas posibilidades para participar pero para ser franco no hemos tenido suerte en las licitaciones".

En el pasado la Organización Sarmiento incursionó en telecomunicaciones pero ya salió de estas inversiones. Fue el caso de Cocelco que se vendió posteriormente a BellSouth (operación que hoy tiene Telefónica) y Orbitel que se le negoció la participación con EPM.

Hacia el futuro tiene planes que podrían ser muy interesantes. Aunque se han definido los focos estratégicos en donde se invertirá, este año con el magnate venezolano Gustavo Cisneros se abrió la posibilidad de participar en la licitación para el tercer canal de televisión abierta en Colombia.

Sarmiento Gutiérrez reconoce que en medios este grupo no ha sido muy exitoso. Sin embargo, están dispuestos ahora que aparece la opción del tercer canal y un socio de talla mayor a mirar la oportunidad. Lo primero que harán es estudiar la parte legal y jurídica para la conformación del grupo interesado y luego detenerse en la parte financiera porque el grupo tiene una regla de oro y es exigir un retorno acorde con sus inversiones.

Lo cierto es que bajo este ambiente globalizado, la Organización sabe que hay que reaccionar al triple de la velocidad de lo que se hacía en el pasado.

Muchos se preguntan si los Sarmiento estarán dispuestos a vender sus bancos o tener socios extranjeros. El país está lleno de ejemplos de venta de las empresas más emblemáticas. ¿Podría llegar a ocurrir lo mismo en esta organización? Luis Carlos Sarmiento hijo cree que quienes han vendido sus empresas lo han hecho porque han visto buenas oportunidades.

"Es probable que quienes han vendido hayan visto mejor rentabilidad en la venta misma de sus propiedades que en conservarlas y permanecer en el país. De pronto es una manera buena de internacionalizarse. No hay que verla como que vino una extranjera a comprar una local. Más bien que una empresa colombiana logró llegar al mercado internacional".

¿Pero qué tal la fórmula para el Grupo Sarmiento? "En cuanto a Aval, no hemos considerado nada de esa índole. Pero estamos todo el tiempo en función de agregar valor a los accionistas. En este sentido, todos los días estamos considerando mil cosas". En fin, nada está descartado.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.