Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2005/05/22 00:00

Los 40 menores de 40

SEMANA presenta los protagonistas de la historia de Colombia en los próximos años.

En Colombia se habla hace bastante tiempo de la falta de liderazgo. Hay una queja común que ha hecho carrera que atribuye la actual situación del país a que no hay líderes. Pero detrás de esta frustración colectiva subyace una concepción de liderazgo que oscila entre el caudillismo y el mesianismo. Y es una reacción natural: todos los pueblos en crisis buscan a alguien que los salve de la hecatombe. Pero esa visión de liderazgo, personalista y unidimensional, es tan peligrosa como equivocada. Los llaneros solitarios son buenos para los cómics pero no para regir los destinos de un país. Las sociedades se construyen con distintos liderazgos. Liderazgos, pequeños y grandes, idealistas y pragmáticos, pero, ante todo, auténticos. Por eso SEMANA se arriesgó a elaborar una lista de 40 personajes menores de 40 años que están dando de qué hablar y que seguramente darán mucho más de qué hablar en las próximas décadas. ¿Por qué menores de 40 años? Porque han tenido el suficiente tiempo para descollar en cada una de sus actividades y son lo suficientemente jóvenes para esperar mucho más de ellos.

Todos nacieron en la guerra fría pero son hijos de la globalización. Sus padres son Baby Boomers, hijos de mayo del 68 y fueron marcados por una concepción muy ideológica de la realidad. Estos jóvenes, por el contrario, vieron caer el muro de Berlín, y con él, el espejismo de las utopías, y han demostrado ser más iconoclastas, pragmáticos y trabajadores. Sin duda es una generación muy particular. Una generación que ha vivido una de las peores caras de la violencia en Colombia: la de los bombazos del narcoterrorismo, las masacres de los paramilitares y los secuestros y pipetazos indiscriminados de la guerrilla contra la población civil. Pero, al mismo tiempo, es una generación que le tocó la revolución informática, la apertura de Colombia al mundo, el paradigma mediático y el cambio de milenio.

Todos los listados son por naturaleza antipáticos. Y este no pretende no serlo. ¿Cuántos deberían figurar en esta lista y no están? Cientos, miles. Pero a través de las caras de estos jóvenes -y no tan jóvenes- está empezando a construirse los cimientos de lo que va a ser la Colombia de los próximos 40 años. Ojalá les entreguen a sus hijos un mejor país ya que sus padres no pudieron.

Alejandro Santos Rubino
Director



Alejandro Santodomingo
Empresario, 28 años
Este joven es quizás el colombiano del que más se va a hablar en las próximas décadas. Ser el heredero del grupo empresarial más importante del país lo convierte en un protagonista de primera línea. Pero quienes han trabajado con él ya saben que va a ser reconocido en los próximos años no por heredero sino por capaz y visionario. A su corta edad, Alejandro ha liderado la agresiva estrategia de la internacionalización de Bavaria que, en sólo cinco años, la ha convertido en la segunda cervecera más grande de Suramérica. Este joven empresario, que estudió historia en Harvard y trabajó algunos años en un pequeño cubículo de una firma de banca de inversión en Nueva York, tiene en sus manos la estrategia de expansión más ambiciosa de la historia empresarial colombiana. Además pretende liderar un revolcón generacional y cultural al interior de su grupo empresarial. Es tímido, habla poco y es, sin lugar a dudas, el soltero más cotizado del país.


Angélica Gámez
Violinista, 29 años
Es la violinista joven más destacada del país y una serie de premios lo atestiguan: el del Joven músico Mazda, el de jóvenes intérpretes de las orquestas Sinfónica de Colombia y Filarmónica de Bogotá; la mención de honor en el concurso nacional de violín superior del Banco de la República. Recientemente hizo parte de un selecto grupo de 130 músicos de 30 países para participar en el Pacific Music Festival en Sapporo, Japón, el cual se realiza cada año para darles a las jóvenes promesas de la música la oportunidad de tocar bajo la dirección de los más destacados directores del mundo. Todo empezó a los 6 años, cuando sacó a escondidas un violín de un viejo clóset. Desde entonces no ha dejado de tocarlo. Ha participado en la Orquesta mundial de juventudes musicales en tres oportunidades y con la que hizo giras por Europa y Norteamérica. Participó como asistente de concertino de la Orquesta Erasmus Lyon, de Francia. Actualmente es la jefe de segundos violines de la Orquesta Sinfónica de Colombia. También tiene un grupo de cámara conocido como Decibelio que interpreta música del siglo XX.


Mauricio Vélez
Productor y documentalista, 36 años
Su amor por el cine nació cuando estaba en quinto de bachillerato y tomó forma mientras estudiaba ingeniería industrial. Se graduó de Harvard en 1991 y durante un año trabajó en el canal público de Boston. Luego se radicó en Bogotá.

Durante varios años trabajó en el Instituto von Humboldt y el documental Torotope le abrió las puertas a la televisión internacional a través del canal National Geographic. Con el Humboldt también realizó Cóndores y Páramos, y se consagró definitivamente con el documental Sobrevivientes de una tragedia.

Para Vélez llegar a la televisión mundial "es difícil para cualquiera, sea o no colombiano, porque es un club cerrado. Pero difícil no significa complicado sino que requiere persistencia. Vivir lejos de donde se hace la producción lo hace más difícil, pero cuando abres la puerta con un producto, esos canales tienden a llamar a los productores que dan buen resultado". Ahora con la serie Bacilos África cumple el sueño profesional de toda su vida: este es el primer producto de Explora Films, su propia empresa, que lanzó el año pasado.



María Consuelo Araújo
Ministra de Cultura, 34 años
Siempre fue una estudiante de cinco sobre cinco, pero a donde llegaba armaba desde una parranda hasta un campeonato de voleibol. La Universidad Externado, donde estudió finanzas y relaciones internacionales, la becó la mayor parte de la carrera por su promedio académico. Una vez terminó fue aceptada para realizar la especialización en gobierno, gerencia y asuntos públicos de la Universidad de Columbia.

Aunque hace parte de una familia de políticos y le apasiona el sector público, no la trasnochan los cargos de elección popular. Hasta el momento no se le ha medido a ninguno, aunque no hay que decir 'de esta agua no beberé'. Comenzó como asesora de los ministerios de Justicia y de Agricultura. Durante la alcaldía de Enrique Peñalosa fue directora del Jardín Botánico y en la de Antanas Mockus, del Instituto Distrital de Recreación y Deporte. Ahí estuvo hasta 2002, cuando el presidente Álvaro Uribe la tentó para que asumiera las riendas del Ministerio de Cultura.

En 2002 fue escogida como uno de los 100 'líderes mundiales del mañana' por el World Economic Forum en Suiza, organización que volvió a escogerla en enero de este año como uno de los líderes mundiales idóneos para plantear las perspectivas globales 2005-2020



Simón Hosie
Arquitecto, 30 años
El trabajo de Simón Hosie recuerda al de los antiguos artesanos del medioevo. Ellos dedicaban su vida en la construcción de un edificio, así al final sólo pudieran ver levantados los cimientos. Cargado con algo de esta pasión el arquitecto bogotano de 30 años afrontó la tarea de diseñar y construir la biblioteca pública La Casa del Pueblo en la vereda de Guanacas, en el Cauca. Gracias a este trabajo obtuvo el premio a mejor diseño arquitectónico en 2004, convirtiéndose así en el arquitecto más joven en ganar esta distinción. Años atrás trabajó en la reconstrucción del Eje Cafetero y fue uno de los fundadores de la revista + A, la cual se convirtió en un laboratorio de ideas y en una ventana para divulgar concursos.

En la actualidad Hosie desarrolla un centro comunitario en la localidad de Ciudad Bolívar, en Bogotá. Allí continúa el trabajo con la comunidad, pero esta vez no con indígenas o campesinos, sino con habitantes marginados de la capital. Otras obras de Hosie de carácter particular y público están siendo construidas actualmente en Bogota, Quindío y Amazonas. Para ilustrar lo que ha logrado Simón Hosie en su corta carrera basta con recordar una de las conclusiones del jurado de la bienal al referirse a las características de su obra "la arquitectura raras veces es tan pura".



Jorge Mario Eastman
Viceministro de Defensa, 38 años
Tuvo la oportunidad de ser futbolista, pero en buena hora dejó las canchas por la vida pública. Recién se había graduado de derecho en la Universidad de los Andes cuando ya había sido nombrado como asesor constitucional en el kínder del presidente César Gaviria. Luego, como viceministro del Interior en el gobierno de Andrés Pastrana le tomó el pulso a un país convulsionado por la pobreza y la guerra. Enfrentó el bloqueo a la carretera Panamericana y desplazamientos masivos en regiones como el sur de Bolívar y Barrancabermeja. Esas experiencias le servirían más tarde como negociador del gobierno con el ELN, en el frustrado proceso de Convención Nacional que intentó ese grupo insurgente. Y le serían aún más útiles cuando viajó a Bolivia como delegado de la OEA para tratar de conjurar la crisis que derrocó a Gonzalo Sánchez de Lozada y dejó medio centenar de manifestantes muertos. Desde finales del año pasado volvió al gobierno, esta vez como viceministro de Defensa. Un cargo en el que se mueve como pez en el agua.



Cristian Samper
Biólogo, 39 años
La hoja de vida de Cristian Samper es interminable y por eso sólo se puede dar un pincelazo de lo que ha sido su vida. A los 15 años, este biólogo que ahora dirige el Museo de Historia Natural de la Smithsonian Institution en Washington, hizo una expedición al Chocó que determinó su destino. Estudió biología en la Universidad de los Andes, hizo una maestría en Harvard University y un Ph. D. en biología en la misma universidad. Cree que lo mejor de su profesión es poder viajar por el mundo entero, lo que aprovecha para darse gusto con una de sus pasiones, la fotografía. Samper nunca para. Ha ganado 19 premios y reconocimientos honoríficos de distintas organizaciones científicas y ambientales del mundo. Habla cuatro idiomas y tiene 63 publicaciones sobre biología y medio ambiente.



Miriam Mendez-Montalvo
Abogada, 37 años
Esta javeriana no deja de estudiar. Se graduó en 1992 y empacó maletas para Amsterdam donde hizo un posgrado en derecho internacional humanitario. Después hizo un doctorado en derecho internacional público en la Complutense de Madrid y regresó a Holanda para hacer otro posgrado en relaciones internacionales y desarrollo en el Instituto de Estudios Sociales de la Haya. Como cree que nunca nada es suficiente se fue a Harvard para hacer una maestría en administración pública y políticas públicas. Sus amigos dicen que su adicción es el trabajo. Y ella no lo niega. En este momento vive en Nueva York donde es asesora regional en gobernabilidad, en la dirección para América Latina y el Caribe del Pnud. Hoy dedica su vida a viajar por los países del continente mirando cómo es el funcionamiento del régimen democrático y sus instituciones.



Esteban Cortázar
Diseñador de modas, 21 años
De su padre, el pintor Valentino Cortázar, heredó el talento del color y las formas. De su madre, la cantante de jazz Dominique Vaughan, la pasión por cantar y bailar. Cuando se mudó a South Beach (Miami) con su padre, decoraba vitrinas a cinco dólares el día. A los 13 años tuvo una revelación: asistió a su primer desfile de alta costura. En ese momento, rodeado de vestidos, modelos y maquillaje, decidió convertirse en diseñador. Y no tardó mucho. A los 17 presentó su primera colección en la New York Fashion Week -cita a la que no ha faltado desde entonces- y se convirtió en el modisto más joven en pisar la pasarela de la gran ciudad. A su edad, este muchacho desgarbado y arrogante se da el lujo de vender sus prendas hasta por 5.000 dólares; de vestir a supermodelos como Naomi Campbell, Alek Wek o Carmen Kaas, y de ser, ni más ni menos, una de las mayores promesas del mundo de la moda.



Andrea Echeverri
Cantante, 39 años
Conocida por muchos como la 'florecita roquera', Andrea Echeverri lleva gran parte de su vida dedicada a la música. Ddesde cuando conoció a Héctor Buitrago en 1990 y formaron Delia y los aminoácidos, Andrea ha sido una presencia habitual en la escena musical bogotana. Luego vendrían Los Aterciopelados, también con Buitrago, grupo que los hizo famosos dentro y fuera de Colombia y en el que Andrea es vocalista y guitarrista. Después de seis discos y dos nominaciones al Grammy, Andrea lanzó este año su primer disco en solitario, Andrea Echeverri, en el que sigue mezclando ritmos latinos con música tradicional y electrónica. Además de la música, su otra pasión es el arte, especialmente la cerámica, y expone sus obras con regularidad. Desde que hace tres años tuvo a su hija, Milagros, otra de sus facetas es la de madre. Con Héctor Buitrago tiene un sello disquero independiente llamado Entrecasa.



Alejandro Gaviria
Ingeniero civil, 38 años
Es profesor universitario, investigador, columnista y miembro de las juntas directivas de Isagen y Bancolombia. Fue subdirector de Planeación, investigador de Fedesarrollo y del BID. Pero sin duda el oficio que más reconocimiento le ha dado en los últimos años a Alejandro Gaviria es el de ser el economista e investigador social más activo e importante del país. Para muchos es el sucesor de Juan Luis Londoño, con la diferencia de que "él era un macrosoñador y yo soy un microescéptico", dice este amante del dulce, los vallenatos y el fútbol.

Estudió ingeniería civil, más como fruto de la inmadurez e indecisión que de una vocación profunda. En 1990 colgó el casco para hacer la maestría de economía en la Universidad de los Andes, sin saber mucho sobre el tema. Tras graduarse con honores y trabajar como investigador en la Federación de Cafeteros y Planeación Nacional se ganó la beca Lauchlin Currie del Banco de la República para cursar el doctorado en economía en la Universidad de California. Allí comenzó lo que ha sido su pasión y su vida: economía social, distribución del ingreso, movilidad, educación y criminalidad. Gaviria es una voz de peso a la hora de comprender el presente y vislumbrar el futuro. Por lo menos el económico y el social.



Valeriano Lanchas
Cantante lírico, 28 años
Es bachiller del colegio Reyes Católicos, donde según cuentan sus compañeros de estudio era muy callado y tímido. Desde muy joven se orientó al canto lírico, estudió en el Instituto Curtiss, de Filadelfia (Estados Unidos) y se graduó en el Washington Opera Young Artists, donde pulió su voz. A los 17 años debutó en la Ópera de Colombia y su carrera se disparó definitivamente cuando ganó, en 1995, el Luciano Pavarotti International Voice Competition. A este galardón se suman dos más que obtuvo en 2001: el Concurso Operalia, que ganó en la categoría de zarzuela, y el premio que otorga la Licia Albanese Puccini Foundation. Se presentó por primera vez en Estados Unidos al lado de Luciano Pavarotti en el montaje de Tosca que realizó la Academia de Música de Filadelfia y se ha presentado al lado de figuras de la talla de la soprano Kiri Te Kanawa y Plácido Domingo.

En la temporada de la ópera de Colombia de 2004 demostró sus grandes dotes histriónicas en el montaje de La cenicienta, de Rossini y en el recientemente publicado álbum Todo vale que incursiona en la música colombiana.



Juan Ricardo Ortega
Economista, 37 años
Pocos economistas en Colombia han logrado antes de los 40 años una carrera tan prolífica en el sector público: viceministro de Comercio Exterior, viceministro técnico y general de Hacienda y Crédito Público, economista jefe del Bbva, consejero económico de la Presidencia, director del Departamento de Estudios Económicos de Planeación Nacional. Es un experto en solucionar problemas gordos -el del Metro de Medellín, el cierre de Mercosur, la renegociación del G3 para el ámbito automotor- con creatividad. Pocos dudan de que en el futuro terminará en el Banco de la República como su papá, quien fue el gerente durante casi 20 años. Su verdadera pasión es enseñar y bailar.



David Luna
Concejal de Bogotá, 30 años
Recorre la ciudad con un morral al hombro y va identificando con una cámara los aciertos y desaciertos en la prestación de los servicios públicos. Es obsesivo con la protección del medio ambiente, la calidad de la educación y la competitividad de Bogotá, y está convencido de que el Concejo es el mejor escenario para defender el interés general. Fue edil de Chapinero a los 23 años y se posesionó por primera vez como concejal a los 26. En su segundo período como cabildante hace parte de la bancada Por la Bogotá que Queremos, que defiende las políticas de gobierno que guiaron la gestión de Enrique Peñalosa. Este año, el proyecto 'Concejo cómo Vamos' lo calificó como el edil número 1 de la ciudad. Luna avanza en la construcción de un proyecto político propio. No en vano trabaja y se forma para algún día ser alcalde de Bogotá.



Ricardo Silva Romero
Escritor, 29 años
La vida de Ricardo Silva Romero gira entorno a la literatura y al cine: según su página de Internet ha dedicado 7.370 horas de su vida a escribir, 12.500 a leer y 19.209 a ver películas. Este bogotano estudió literatura en la Universidad Javeriana y luego recibió el título de máster en cine y televisión de la Universidad Autónoma de Barcelona. Ha publicado tres novelas (Relato de Navidad en La Gran Vía, Tic y Parece que va a llover), un libro de cuentos (Sobre la tela de una araña) y un poemario (Terranía) que incluye algunos textos que en 2000 recibieron el premio de poesía del Instituto de Cultura y Turismo. Es comentarista de cine de SEMANA, columnista de SoHo y colaborador habitual de Gatopardo, El Malpensante, Babelia, Cambio y El Tiempo. Silva es sin duda una de las voces más originales de la literatura colombiana y ya está teniendo éxito fuera del país: sus obras han comenzado a ser traducidas a otros idiomas, Tic fue publicada en España y se espera que Parece que va a llover aparezca en ese país a principios de 2006.



Mauricio Leyva
Administrador de empresas, 35 años
Su hoja de vida es el sueño de cualquier cazatalentos. Con apenas 35 años, Mauricio Leyva ha sido el cerebro detrás de las estrategias comerciales de tres de las marcas más recordadas y valiosas del país: Comcel, Avianca y, desde enero de este año, Bavaria. Hoy, como vicepresidente de mercadeo de la cervecería del Grupo Santo Domingo, habla de volúmenes de ventas, canales de distribución y campañas publicitarias con la pasión de quien se siente a sus anchas en el mundo de los negocios y, sobre todo, de quien sabe exactamente cómo escalar en él.

Uniandino, con maestría en Francia, cuatro idiomas y un exigente ritmo de trabajo -de hasta 15 horas diarias-, Leyva ha acumulado una experiencia difícil de igualar. Fue pionero en el diseño de la estrategia que llevó a Comcel al primer lugar en el competido negocio de la telefonía celular. Logró aumentar las ventas de Avianca en momentos en que la aerolínea atravesaba la compleja cirugía del Capítulo 11. Y, ahora, al mando del mercadeo de Bavaria, tiene el reto de acelerar el crecimiento de la empresa privada más grande del país y uno de los jugadores más apetecibles del sector cervecero latinoamericano.



Gina Parody
Representante a la Cámara, 31 años
Es la mujer más joven de la Cámara de Representantes, a la que llegó con 27 años. Abogada de la Universidad Javeriana, se ha convertido en una de las líderes de la coalición de gobierno en la corporación y en una de las congresistas más activas. La obsesionan la defensa de la niñez, el urbanismo y la búsqueda de mecanismos civilizados para la paz. Por eso, concentra su trabajo político en esas tres líneas.

En el último año presentó un proyecto para reformar el código del menor, radicó tres iniciativas de planeación urbana que buscan brindar herramientas para mejorar la movilidad y el medio ambiente en las ciudades colombianas. Pero sobre todo, Parody se ha destacado por sus intervenciones calificadas sobre la necesidad de darle un marco jurídico al proceso de paz con las autodefensas que sea justo para la sociedad. No sabe si lanzarse al Senado o a otro cargo de elección popular. Pero está convencida de que su camino es continuar en política porque cree que -como lo decía su lema de campaña-, la juventud debe poner la cara. Sobre todo para abrir nuevos espacios y facilitar procesos. Por eso todos los miembros de su grupo de apoyo normativo son menores que ella.



Arquímedes Vitonás
Alcalde de Toribío, 37 años

Cuando niño llevaba leña para iluminar su hogar. Levantaba los palos y los cargaba hasta su humilde morada. Dice que por contemplar la naturaleza se atrasaba en la tarea. Desde entonces sólo ha tenido ojos para su tierra, su gente: el pueblo indígena Nasa al que ha salido a defender sin importar las dimensiones del agresor: un poderoso terrateniente o las propias Farc, la guerrilla más vieja de América Latina. Es uno de los líderes de la resistencia pacífica que le hace frente a ese grupo armado. No les teme a pesar de que este grupo insurgente le ha desaparecido un hermano y le ha atacado en 14 ocasiones a Toribío, municipio donde ahora es su alcalde. Su decidida defensa de su comunidad y de sus convicciones le han valido a su pueblo un sinnúmero de premios locales e internacionales, entre ellos el Premio Nacional de Paz y el Premio Mundial Ecuatorial, entregado en Malasia, y la Unesco le otorgó el premio del 'Maestro de la Sabiduría'.



Delcy morelos
Artista plástica, 37 años
En medio de un arte que cada vez más se apoya en soportes como el video, las instalaciones, la performance, la multimedia, entre otros, Delcy Morelos ha conseguido sobresalir trabajando con el recurso más tradicional de todos: la pintura. En su obra se conjuga un planteamiento estético que emociona como el rojo fluyendo constantemente a punto de desbordar sus fronteras, y también la idea central que ha guiado su trabajo: el origen de la violencia (no los actos en sí). La discriminación racial, la desigualdad en la sociedad, la corrupción, la mala educación, son temas que la han inquietado desde que era niña (creció en una de las zonas más conflictivas del país), pero también tras su paso por la Escuela de Bellas Artes de Cartagena. Cuando llegó a Bogotá, los narcotraficantes detonaban bombas por todas partes y esto produjo en ella un interés en producir una pintura que no fuera netamente 'decorativa'. En su obra no está manifiesta la violencia como tal sino lo que la produce. Las pinturas de Morelos (la mayoría concebidas en grandes formatos) han estado en Inglaterra, México, Cuba, Finlandia, Estados Unidos, entre otros países. Es una artista que en ningún momento se ha querido volver 'una moda' como tantos otros pintores. Ha sabido mantener viva la pintura, su vigencia, mediante un trabajo silencioso que, sin duda, seguirá dando mucho de qué hablar en Colombia y el mundo.



Shakira
Cantante, 28 años
Desde que a los 8 años escribió su primera canción, Shakira se dedicó a cantar en donde la dejaran. A los 13 años, luego de una audición improvisada frente a un ejecutivo de Sony Music, firmó contrato con la disquera y grabó el disco Magia. Dos años después lanzó Peligro. Ambos trabajos con modesto éxito. Pero en 1996, con el lanzamiento de Pies descalzos, la carrera de la joven barranquillera despegó y la dio a conocer en toda América Latina. Su siguiente trabajo, ¿Dónde están los ladrones?, producido por ella misma, consolidó su fama y le dio varios premios. Con Laundry Service, se lanzó a la conquista del mercado anglosajón y vendió 13 millones de copias en todo el mundo. Además de dedicarle casi todo su tiempo a la música, pues compone, produce, toca varios instrumentos y canta, Shakira promueve la educación de niños de escasos recursos a través de su fundación Pies Descalzos. El 7 de junio es el lanzamiento de Fijación oral, su más reciente trabajo.



Santiago Gamboa
Escritor, 39 años
Santiago Gamboa es uno de los autores que más ha dado de qué hablar en los últimos años en América Latina. En 1997 fue el único colombiano incluido en McOndo, una importante antología de nuevos escritores latinoamericanos que buscaban romper con el llamado Boom. Y es que Gamboa ha querido tomar riesgos en su carrera: prefiere escribir historias policíacas o narraciones urbanas a caer en los lugares comunes del realismo mágico y del costumbrismo. Estudió literatura en la Universidad Javeriana, filología hispánica en la Universidad Complutense de Madrid y luego obtuvo un doctorado en literatura cubana en la Sorbona de París. Desde hace varios años vive en Europa, donde ha trabajado como periodista en Radio Francia Internacional y como corresponsal para el periódico El Tiempo. Ha publicado las novelas Páginas de vuelta, Perder es cuestión de método -que fue adaptada al cine-, Vida feliz de un joven llamado Esteban, Los impostores, El cerco de Bogotá y El síndrome de Ulises y el libro de viajes Octubre en Pekín.



Juan Mario Laserna
Codirector del Banco de la República, 37 años
Ha sido uno de los pocos colombianos que, a su edad, han logrado llegar a la Junta Directiva del Banco de la República. Ha hecho carrera por mérito propio, en un campo muy diferente al de su padre, Mario Laserna, fundador de la Universidad de los Andes. Aplicado y tímido en extremo, este economista de la Universidad de Yale en Estados Unidos y con un MBA de Stanford, demostró un gran talento financiero como director de Crédito Público. Fue el primero en lograr una colocación de bonos colombianos en euros, una transacción premiada por la revista Latin Finance como la mejor de 2001. Pero no sólo es un tecnócrata. Se fascina con la historia y le ha tentado la política. Trabajó en la campaña de Alfonso Valdivieso y cuando fue secretario económico de César Gaviria era tan joven que decían que él no era del kínder, sino del prekínder. Su formación lo habría podido llevar a la cúspide del sector privado, pero él tiene una firme vocación pública, que sumada a la gran calidad humana que le reconocen sus amigos, lo van a llevar, sin duda, muy lejos.



Juanes
Cantante, 32 años
Cuando Juanes oyó por primera vez al grupo Metallica pensó que el metal era lo suyo. A los 15 años formó la banda Ekhymosis y se dedicó al rock duro. Pero 12 años y siete discos después el grupo se disolvió y Juanes se dio cuenta de que debía volver a sus raíces. Fue entonces cuando grabó con el productor argentino Gustavo Santaolalla Fíjate bien (2000), un disco que le valió tres premios Grammy Latinos. Con Un día normal (2002) y Mi sangre (2004) confirmó que, aunque sigue en la línea del rock, está muy influenciado por la música latinoamericana: el vallenato, la salsa, la carrilera. A pesar de no cantar en inglés, ni tener planes de hacerlo, acaba de ser reconocido por la revista Time como uno de los 100 personajes más influyentes del mundo, el único artista latino de la lista. En febrero comenzó una gira de conciertos que de aquí a noviembre lo llevará a más de 100 ciudades de todo el mundo.



Catalina Botero
Abogada, 39 años
Durante 15 años esta abogada y candidata a doctora en derecho constitucional de la Universidad Complutense de Madrid ha trabajado de manera consistente en la defensa de los derechos humanos y el estado de derecho. Lo ha realizado de manera rigurosa desde la academia y desde la Procuraduría General, la Defensoría del Pueblo y en la Corte Constitucional. Desde que fue expulsada del colegio por reclamar contra lo que creía eran injusticias, ha sido una luchadora de importantes causas. Durante sus estudios en derecho hizo parte de varios movimientos estudiantiles y se convirtió, gracias a su liderazgo y entrega, en una de las cabezas visibles de la 'séptima papeleta', movimiento que desembocó en la Constitución Política de 1991.

Amante del trabajo, los chocolates y la literatura, Botero ha demostrado, que tiene la formación, talante y liderazgo para ser una de las magistradas y constitucionalistas más importantes del país.



Armando Benedetti
Representante a la Cámara por Bogotá, 37 años
Su virtud más envidiada desde niño era la capacidad que tenía para adaptarse a nuevos escenarios donde lo pusieran. "Hay que hacer las tareas", él las hacía. "Hay que ir al carnaval", allá estaba gozando. Esa capacidad de adaptación le ha permitido moverse con absoluta naturalidad en la fría Bogotá cuando en realidad es natural de Barranquilla. Y también le permitió hacer un tránsito sencillo del periodismo a la vida política. De asesor de la Asamblea Constituyente, pasó a reportero de QAP y luego de nuevo a la política. Estuvo en el Concejo de Bogotá del que fue presidente y salió para la Cámara de Representantes. Siempre de buen humor, excelente conversador, se ha proyectado nacionalmente ejerciendo un trabajo del que dice no se moverá ni un centímetro: escudero de la gestión del presidente Álvaro Uribe.



Felipe Posada
Abogado, 38 años
Para ser presidente de una multinacional, la tradición exige ser extranjero y bordear los 50 años de edad. Felipe Posada rompió estos dos paradigmas. No sólo es el primer colombiano que ocupa la presidencia de la petrolera británica BP en el país sino también, el más joven de quienes han llegado a ese cargo en las 100 empresas más grandes de Colombia.

Cachaco, serio y exigente, este abogado de la Universidad de los Andes comenzó su carrera en BP en 1992. Tempranamente supo que lo suyo no eran los códigos sino los negocios. Empezó a sumergirse en el área comercial hasta que cinco años después fue trasladado a Londres, sede de la petrolera. Participó en la expansión de BP hacia China y Japón y en 2001, tras un alto en el camino para hacer una maestría en negocios en la Universidad de Stanford, saltó a la vicepresidencia financiera de la multinacional en Europa. Hoy, en Colombia, es frecuente encontrarlo de botas y casco en algún campo petrolero de Casanare, muy lejos del estudio donde, los fines de semana, intenta sacar tiempo para una de sus grandes pasiones: pintar al óleo.



Franklin Aguirre
Artista plástico, 35 años
Su obra es universal y anacrónica porque puede ser leída en cualquier lugar y en cualquier momento. Por eso sus personajes, aunque tienen historias propias, no tienen rostro. Pueden ser habitantes de hoy, de aquí, de mañana, de Tokio. Ha participado en más de 45 exposiciones individuales y colectivas. Pero sus retos van más allá de su producción artística, por eso planea con dedicación la VI edición de la Bienal de Venecia de Bogotá, evento que fundó hace 10 años y que constituye uno de los espacios más importantes para la plástica nacional. En la reciente exposición para recolectar fondos para la nueva colección del Museo Nacional, la prestigiosa Casa de Subastas Christie's destacó el trabajo de Aguirre y por eso escogió una de sus obras para subastarla en Nueva York en noviembre.



Ramiro guerrero
Viceministro de Protección Social, 32 años
Le gusta burlarse de sí mismo y de los demás. Y a todo lo que hace además de empeño le pone buen humor. Usa su extraordinaria inteligencia para tomarse las críticas con una sonrisa y nunca como algo personal. Economista de Los Andes, máster en economía del medio ambiente de esa universidad, máster en gestión de la política económica en la Universidad de Auvergne, Francia. Es un tipo divertido, amante de los libros, de la buena mesa y de la música salsa. Trabajó como investigador de la Ocde y Fedesarrollo y después como editor económico de SEMANA. Apasionado defensor del uso correcto del idioma español, es sencillo y desarreglado al vestir. Usa sus pocos ratos libres para estar con su esposa, viajar a Cali, ir a toros y ver los partidos del América, su equipo del alma.



Aníbal Gaviria
Administrador de negocios, 39 años
Tiene visión empresarial y lo estimulan los grandes proyectos. Y en los últimos años el periodismo y la política le han marcado el camino. En el diario El Mundo, de propiedad de su familia, Gaviria se desempeñó como subgerente, gerente y finalmente editor general. Allí le metió el pedal a la creación de medios alternativos como El Observador, que se distribuye en el Metro de Medellín, y buscó que El Mundo se especializara en producir material informativo de carácter pedagógico.

A la política, un ambiente al que fue tan cercano por su padre el dirigente liberal Guillermo Gaviria Echeverri, llegó para retomar las banderas de su hermano y gobernador de Antioquia, Guillermo Gaviria Correa, asesinado por las Farc en mayo de 2003. Las personas cercanas lo estimularon para que ganara en una reñida votación la gobernación de Antioquia. Hoy trabaja para que los antioqueños lo recuerden como el mandatario que se empeñó en desaparecer el hambre y la pobreza.



Cristina Lleras
Curadora del Museo Nacional, 28 años
Como si el destino la hubiera signado, nació el Día Internacional de los museos, 18 de mayo. Obviamente, haber tenido abuelo presidente y tener padre provocador le ha abierto una puerta, pero no por ello se ha limitado a "seguir el camino de la familia". Es la única que se fue por las artes y la historia. Estudió en Georgetown una sicología que nunca ejerció, volvió al país hace cinco años e hizo la maestría en historia, teoría del arte y arquitectura de la Nacional. Su tesis de maestría, próxima a publicarse, La politización de la mirada estética en los años 40, es su forma de vincular el arte con la historia política del país. Y es que haber sido la designada por Beatriz González como su sucesora en la curaduría del Museo Nacional le puso un reto al que accedió con la clara conciencia de que ni es su reemplazo ni intentará serlo. Lleva un año en el cargo y ya publicó el libro de la colección de pintura del Museo, ha hecho varias exposiciones dentro de la colección permanente y acaba de publicar una investigación sobre una de las fundadoras del diseño gráfico en Colombia, Carolina Cárdenas.



Luis Fernando Velasco
Representante a la Cámara, 39 años
Su vida política es apenas comparable con una carrera. Todo va a gran velocidad. Aún era estudiante de la facultad de derecho cuando fue designado presidente del Concejo de Popayán. Acto seguido fue secretario de Gobierno del Cauca y facilitador del proceso de paz con el Quintín Lame. A los 26 años fue el candidato a la alcaldía de Popayán de una coalición entre el M-19 y el Partido Liberal, y resultó elegido. Terminó su período y asumió las riendas de la oficina nacional de atención y desastres. El presidente Gaviria lo nombró su delegado ante el Inurbe, fue consejero para el Plan Sur y sumó votos para entrar al Congreso de la República en 1998. Allí ha sido presidente de la comisión primera de la Cámara y, en los últimos meses, ha sentado una fuerte posición en relación con la ley de justicia y paz que se tramita. Es un parrandero sin tiempo que añora las noches de salsa de Café y Libro. Adicto a la poesía de José Ángel Huesta, Pablo Neruda y Darío Jaramillo. Luis Fernando se confiesa un "animal político" que ahora va por el Senado y que aspira llegar a gobernar a Colombia desde el asiento presidencial.



Francisco Lloreda
Abogado, 39 años
Si algo destaca a Francisco Lloreda es su inclinación por el estudio. No en vano, luego de dos fallidas candidaturas a la alcaldía de Cali y al concluir su labor como ministro de Educación, decidió seguir estudiando. Graduado en derecho en la Universidad Javeriana de Bogotá realizó dos maestrías, una en administración pública en la Universidad de Columbia y otra en políticas públicas en América Latina en la Universidad de Oxford. Actualmente realiza una investigación sobre políticas para la reducción de la violencia juvenil en Colombia, como trabajo de grado para concluir un doctorado en la misma universidad inglesa. Fue secretario privado de Andrés Pastrana en la alcaldía de Bogotá, gestor y el director de la Federación Colombiana de Municipios, secretario general de Hacienda y director de Planeación de Cali. Pero tuvo su mayor reto al frente de la cartera de Educación, nuevamente teniendo como jefe al ex presidente Pastrana. Su vida ha oscilado entre Bogotá y Cali, pues no pasa mucho tiempo sin empaparse del olor a rotativa en el diario El País, donde ocupó varios cargos hasta llegar a director. El periodismo siempre está ahí, seduciéndolo, como una pasión de la que no puede ni pretende deshacerse.



Andrés Arias
Ministro de Agricultura, 32 años
Tiene fama de ser un tipo precozmente brillante. Es el segundo ministro más joven en la historia del país, apenas superado por Luis Carlos Galán, quien fue ministro de Educación a los 26 años. Sus logros lo han llevado hasta donde está. Se ganó la beca Andrés Bello al mejor bachiller del país, estudió economía en la Universidad de los Andes donde se graduó magna cum laude como el mejor estudiante de toda la institución, tiene un Ph.D. en economía en la Universidad de California (Ucla), fue director de política macroeconómica del Ministerio de Hacienda, viceministro de Agricultura y desde febrero es el titular de esta cartera. Tres palabras rigen la vida de este joven antioqueño de sonrisa tímida: trabajo, lealtad y disciplina. En los poquísimos ratos libres que le quedan le gusta oír música en su Ipod, ver los partidos de fútbol, alquilar películas de ciencia-ficción y, si se trata de armar un plan romántico, volarse un fin de semana a la ciudad vieja en Cartagena. Para manejar el estrés va al gimnasio todas las mañanas y toma seis veces al día gotas homeopáticas. Aunque dice que no tiene agüeros, toca madera cada vez que algo le asusta y carga consigo una camándula que le regaló el presidente Álvaro Uribe de su último viaje a Roma.



Andres lópez
Comediante, 34 años
Andrés López es un auténtico miembro de la generación de la guayaba, que abarca a los nacidos entre 1968 y 1974 y que fueron criados a punta de esta fruta en todas sus formas. Este cuentero es considerado el pionero del stand up comedy en Colombia, un género en el que se debe utilizar el máximo talento con mínimos recursos. Su obra La pelota de letras es un ejemplo de ello pues logra divertir a su público durante más de dos horas y media en un escenario conformado por una silla y un micrófono. Hace lo demás él solo evocando situaciones, citando refranes y remedando las cantaletas de los padres, con lo cual las últimas cuatro generaciones se sienten retratadas. Pero su obra es más que una serie de dichos; es una mirada al interior del hogar, o, como él lo dice, una sicoterapia para la familia colombiana. Hasta la fecha, 'sólo' 300.000 personas la han visto, lo cual equivale a un porcentaje ínfimo de la población. Por esto, López calcula que este proyecto le dará para seguir sobre las tablas cinco años más. La pelota seguirá rodando.



Alfonso Gómez
Abogado, 36 años
La 'presentación en sociedad' de este abogado bogotano de la Universidad Javeriana fue en 2003 cuando el gobierno liquidó a Telecom. Desconcertó que se encargara en tan delicada misión a alguien con poca trayectoria pública y con apariencia de niño aplicado. Pero la seguridad de sus declaraciones y el evidente conocimiento del tema espantaron los temores, incluso en los más radicales líderes sindicales que se burlaban de su juventud. A Gómez se le reconoce la buena gestión al frente de Colombia Telecomunicaciones S.A. Comenzó su carrera en el área de comercio exterior y luego fue seleccionado por Sergio Regueros como su mano derecha en la Empresa de Teléfonos de Bogotá. Para sus colaboradores, además de su profesionalismo, su don de gentes ha sido una de las claves de su éxito. Estas dos virtudes cautivaron a la Ministra de Comunicaciones quien pocos días después de conocerlo le ofreció el cargo que actualmente ocupa.



Ernesto Andrade
Cirujano plástico, 40 años

Por las manos de Ernesto Andrade han pasado cientos de personas que han querido dejarle su imagen a la cirugía plástica. Es el creador de una novedosa técnica de abdominoplastia que hoy tiene revolucionada la cirugía estética de abdomen en el mundo. Actualmente su técnica es aplicada en Holanda, Suiza, España, Estados Unidos, Nicaragua, México y otros países centroamericanos. Desde niño creció entre estetoscopios. Su padre y abuelo se dedicaron a la medicina. Por eso nunca se imaginó no ser médico. Pero confiesa que la decisión de dedicarse a la cirugía plástica nació del complejo de feo que sentía en su adolescencia. Estudió medicina y se especializó en cirugía plástica en Colombia. Después pasó varios años en Estados Unidos mientras hacía un fellowship en la Johns Hopkins y otro en el Baylor Hospital de Dallas.



Alejandro Posada
Director de Orquesta, 40 años

Alejandro Posada es pianista del Instituto de Bellas Artes de Medellín. Luego hizo su carrera y posgrado en dirección de orquesta en Viena, Austria, donde se graduó con honores. Ganó el concurso de Orquestas de Cámara de Viena, el Cadaqués de España y el premio especial de la XI Competición de Copenhague, Dinamarca, en 1995. Su disciplina y talento le permitieron alcanzar el cargo de director titular de la Orquesta Sinfónica de Castilla y León, en España, desde 2002. Al mismo tiempo es director artístico de la Orquesta Sinfónica Nacional, por lo que se la pasa con un pie en la madre patria y otro en Colombia. Ha acompañado en escena a músicos de la talla de Natalia Goodman y a Julian Rachlin.

En 1991 cuando estaba al frente de la Orquesta Sinfónica y de Cámara de Sarajevo, se inició la guerra y tuvo que salir. Antes debió ver cómo su teatro-sede quedaba hecho pedazos por las bombas, su orquesta desintegrada y varios músicos muertos por el conflicto. Hoy, el reto de Alejandro Posada es mantenerse en Castilla y León y proyectarse internacionalmente, pero su mayor ambición es sacar adelante a la Orquesta Sinfónica Nacional para que se convierta en un patrimonio cultural del país.



Rafael Nieto
Abogado, 38 años

Aunque estudió derecho en la Javeriana, en segundo año empezó a alternar la carrera de jurista con el periodismo. Fue asesor de la dirección de El Siglo y director del suplemento dominical del mismo diario. Sus inclinaciones por los derechos humanos y las instituciones políticas empezaron a tomar fuerza durante la época del movimiento estudiantil por la Constituyente, del que fue fundador. A comienzos de los 90 se fue para Costa Rica a trabajar para el Instituto Interamericano de Derechos Humanos. Desde allí puso a hablar al continente sobre la importancia de la formación de las fuerzas militares en derechos humanos. Desde entonces su carrera no ha parado: creó el Instituto Centroamericano de Estudios Superiores de Policía con sede en El Salvador; a su regreso al país fue nombrado asesor del Ministerio de Defensa. Ha sido consultor para el Pnud y el BID en administración de justicia y seguridad. En 1999 debió exiliarse por estar hablando duro de justicia penal internacional. En 2003 regresó y fue nombrado viceministro de Justicia, pero sus diferencias con el ministro lo obligaron a renunciar un año después. Ahora forma parte del consejo editorial de El Tiempo. Actualmente está dedicado a las consultorías y a disfrutar sus pasiones: el arte, los libros, la música y el vino.



Cristina Umaña
Actriz, 29 años
Aunque apenas se acerca a los 30 años, Cristina Umaña ya forma parte del grupo de las grandes actrices del cine, el teatro y la televisión colombianas, un lugar que se ha ganado por su gran capacidad para crear personajes muy variados y muy ricos, sin apelar a estereotipos predecibles. Se preparó en México, España y Estados Unidos y desde que irrumpió en la televisión con su papel de Robin, en el seriado La mujer del presidente, acaparó toda clase de distinciones.

Su hoja de vida incluye gran cantidad de papeles en obras teatrales, en las películas Mal amor, Mira quién te mira, Bogotá 2216 y El rey.En televisión ha demostrado también su versatilidad en seriados y telenovelas como Cartas a Harrison, Yo amo a Paquita Gallego, Amores como el nuestro, El putas de Aguadas, Punto de giro. En la actualidad interpreta a Lorenza en la telenovela Todos quieren con Marilyn.



Andres Peñate
Viceministro de Defensa, 39 años
Es uno de los yuppies reclutados por el presidente Uribe. Su pasado como director internacional de la British Petroleum le dio las herramientas necesarias para convertirse en pieza clave de la seguridad democrática como encargado de la desmovilización de más de 7.000 combatientes y de la consolidación del Estado en los territorios arrebatados a los grupos armados. Navegó en velero sin parar desde Boston hasta Buenos Aires y aunque no es claro hacia dónde lo empujará el viento en el futuro no cabe duda de que, dada su formación académica, su habilidad para solucionar problemas y su capacidad para pasar del mundo de los negocios al de la política, el país tendrá Peñate para rato.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.