Lunes, 23 de enero de 2017

| 2008/04/26 00:00

Unas de cal, otras de arena

Aunque a muchas empresas les fue muy bien en 2007, esto no se reflejó en los precios de sus acciones. Por eso podría ser la hora de comprar barato, pero siempre pensando a largo plazo.

Unas de cal, otras de arena

Las acciones han tenido el viento en contra. El año pasado los incrementos en las tasas de interés por parte de Banco de la República, las expectativas de una desaceleración de la economía de Estados Unidos y el incremento de emisores nuevos y ofertas públicas fueron determinantes para el comportamiento a la baja en los precios de las acciones.

En 2008 no han soplado mejores vientos en el mercado accionario. La recesión económica en Estados Unidos se confirmó y las delicadas relaciones diplomáticas de Colombia con sus vecinos afectaron en gran medida a los títulos de las empresas colombianas en el primer trimestre del año.

Pero ¿acaso los precios de las acciones no dependen de los resultados de las empresas y de sus perspectivas de crecimiento a futuro? Así es, pero no completamente. Los mercados no tienen mucha lógica. El año pasado el Índice General de la Bolsa de Valores (Igbc) cayó 4,5 por ciento, y en lo que va corrido de 2008 la Bolsa colombiana es la más desvalorizada de la región.

Sin embargo, el desempeño de la economía colombiana durante 2007 excedió las expectativas de todo el mundo, con un crecimiento de 7,5 por ciento, y el último trimestre fue sorprendente, con un aumento del PIB de 8,14 por ciento. Este año, las empresas en sus asambleas de accionistas reportaron resultados positivos, presentaron planes interesantes de expansión y repartieron buenos dividendos. Es decir, se debería de esperar que las acciones reflejaran este comportamiento. Pero no ha sido así.

Como dice un analista de Bolsa, en los últimos meses los mercados locales se han dejado llevar más por factores externos a las compañías que por el desempeño de las empresas, que realmente han sido muy buenos.

Para la muestra, un botón. El sector financiero colombiano no se ha visto afectado por la crisis hipotecaria de Estados Unidos; por el contrario, los bancos locales tuvieron excelentes resultados y entregaron buenos dividendos; sin embargo, registraron una importante desvalorización el año pasado. De la caída del Igbc en 2007, más del 40 por ciento del descenso obedeció a las entidades financieras.

Los expertos afirman que no hay que olvidar que las tasas de interés afectan el comportamiento de las acciones. Muchos inversionistas, sobre todo de corto plazo, prefieren la plata a la vista donde se ofrece mejores intereses.

Pero, además, durante 2007 entraron en el mercado accionario empresas nuevas como Isagén, la Bolsa de Valores de Colombia, Enka de Colombia, Ecopetrol y el Banco de Crédito. Adicionalmente, se realizaron emisiones de acciones de Grupo Aval, Isa, Éxito y Bancolombia. Esta nueva oferta de títulos en el mercado introdujo una presión, puesto que al distribuir la liquidez en los nuevos títulos, se redujo la demanda en los activos ya existentes.

El año pasado se negociaron en la Bolsa colombiana 32,4 billones de pesos, 3,88 por ciento menos que en 2006. Por título, se evidenció un alto interés por las acciones ordinarias de Suramericana de Inversiones (Suraminv), de las que se transaron 3,62 billones de pesos a lo largo del año. Otros títulos que se destacaron en 2007 fueron Fabricato (1,85 billones de pesos), Bancolombia (1,69 billones de pesos), Cementos Argos (1,36 billones), Colinvers (1,22 billones) y Paz del Río (1,22 billones de pesos).

Pese a la caída en el Igbc, hay accionistas que todavía están celebrando las valorizaciones que tuvieron. Como dice el presidente de la Bolsa de Valores de Colombia, Juan Pablo Córdoba, no hay que perder de vista que a muchas acciones les fue muy bien el año pasado, con valorizaciones muy importantes. "La gente mira el índice y concluye que las acciones están muy mal, pero cuando se observa las acciones individualmente, se ven casos muy positivos".

Entre estos, están los que compraron títulos de Tablemac, que durante el año tuvieron una valorización del 49,3 por ciento, o los de Isagén, con 44,6 por ciento; y qué decir de los de Ecopetrol, que además de una valorización del 44,3 por ciento en el corto tiempo en Bolsa, recibieron este año dividendo (ver tabla).

Algunos analistas creen que esta es una oportunidad buena para comprar acciones. Están baratas y el mercado no está reconociendo los elementos de valor de las empresas. Como quien dice, deberían valer más y esto en el largo plazo se verá.

En general, el mercado es optimista porque la economía colombiana sigue con buena dinámica y en el tema de la crisis internacional si bien faltan por llegar más malas noticias, hay analistas que creen que a partir del segundo semestre, el panorama se verá más despejado. Queda pendiente el escenario de tasas de interés que tanto impacta las acciones. Se espera que en Colombia el Banco de la República comience a estabilizarlas y eso es favorable para el mercado. Es decir, las acciones podrían tener un mejor futuro.

Nicolás Mejía Bedoya, analista de acciones de la firma Correval, señala que en los casos de Ecopetrol y Mineros, se espera que continúen beneficiándose del comportamiento alcista de los precios del petróleo y el oro, respectivamente, cuyos máximos han alcanzado niveles históricos en las pasadas semanas; adicionalmente, Ecopetrol continúa sus proyectos de expansión a través de exploraciones en Perú, Brasil y el Caribe.

Por otra parte, cree que la acción de Cementos Argos seguirá mostrando buenos indicadores a medida que los despachos nacionales de cemento continúen aumentando, después de haber acumulado en el primer trimestre de 2008, 2,1 millones de toneladas. De igual forma, la cementera se encuentra realizando una inversión para aumentar su capacidad de producción con una nueva planta en Cartagena, con capacidad para producir 1,8 millones de toneladas anuales de cemento gris.

Destaca que "el consumo de los hogares colombianos sigue bastante sólido, con un crecimineto de 7 por ciento en el último trimestre de 2007, que beneficia a empresas como Éxito, Chocolates, y ETB. Con respecto a Chocolates, esta compañía de alimentos continúa expandiéndose y consolidándose en Centroamérica y en Perú. Por su parte, la transportadora de energía ISA planea hacer inversiones en Colombia, Perú y Brasil".

El año pasado fue de euforia en la Bolsa, con la llegada de los nuevos accionistas a Ecopetrol y a otras compañías. Se espera que no se desencanten por los resultados coyunturales que ha venido mostrando la Bolsa. Los expertos apuestan a que vendrán mejores vientos. Y los empresarios son los más optimistas.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.