Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2006/04/22 00:00

Brindis por la princesa

El jueves en la noche, un grupo de amigos se reunió en casa de Uto Sáenz. El motivo de la invitación era hacerle un homenaje a la princesa Hélène de Yugoslavia, quien se encontraba de paso por Bogotá. La noble, hija de María Pía de Saboya y el rey de Yugoslavia, quedó enamorada de estas tierras en un viaje que hizo hace unos años, a tal punto que decidió establecer aquí una casa de campo, lo cual la trae al país por lo menos tres veces al año. Esto le ha permitido conocer más de cerca a Colombia y a su gente, lo que la ha convertido en una de las embajadoras ad honorem más importantes de la Nación. Durante el coctel, la princesa, que iba acompañada por su hija y otros miembros de la nobleza europea, tuvo la oportunidad de conocer a importantes personajes de la sociedad bogotana. n

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.