Martes, 24 de enero de 2017

| 2009/02/07 00:00

Remate de corrida

Desde hace dos años el pintor Fernando Botero no venía a Bogota. Pero aprovechando un viaje a Colombia a visitar Medellín y Cartagena con un grupo de amigos europeos, decidió volver a la capital para asistir a la corrida de toros del domingo primero de febrero. Luego del evento taurino, que resultó todo un éxito, él y sus invitados fueron a casa de Gabriela de López, donde el maestro pudo disfrutar de la compañía de un selecto grupo de amigos, con quienes compartió su felicidad por la estupenda faena que pudo apreciar esa tarde. Al día siguiente Botero y su comitiva salieron del país, de regreso a París.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.