Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/18/2016 3:20:00 PM

La hazaña de la inteligencia artificial

En Corea del Sur el auditorio tembló al presenciar la misma escena de hace 20 años, cuando Deep Blue y Kasparov se enfrentaron en un torneo de ajedrez.

El maestro de Go, Lee Sedol, recuperó su orgullo en la noche del domingo cuando ganó el cuarto juego de su histórico partido con una maquina de inteligencia artificial construido por investigadores de Google. Pero el martes, en el último encuentro de esta serie de cinco partidos la maquina venció nuevamente.

En esta ocasión la cruzada entre Lee Sedol y AlphaGo en el dominio del juego Go terminó por premiar a toda la humanidad. Después de 25 años en los que la inteligencia artificial ha desafiado a los mejores jugadores del mundo en diferentes juegos como Jeopardy, ajedrez,  y damas, ahora suma uno de 2500 años de tradición en China. 

Un sistema como este tiene ciertas ventajas. Por ejemplo,  no siente la presión, no se cansa. Pero en el caso de AlphaGo existe una desventaja notable y es que en el transcurso del partido, la obra de Google no puede cambiar su estrategia en función de cómo su oponente jugó en los partidos anteriores. Como entrenar al programa implica semanas para los investigadores, no se puede alterar su sistema después de que termine el partido. Mientras tanto Sedol sí puede cambiar su estrategia, puede adaptar su juego de acuerdo con los encuentros anteriores.

El programa de inteligencia artificial desarrollado por Google DeepMind ganó el torneo superando todas las expectativas porque este es un juego de intuición y estrategia. AlphaGo imita las redes neuronales del cerebro humano y con ella aprendió las tareas a través del análisis de grandes cantidades de datos digitales. Entonces si la maquina administra varios de los movimientos de los jugadores humanos, puede aprender a jugar Go.

Durante el juego la máquina hizo  movimientos poco comunes porque después de entrenar los movimientos humanos reales, AlphaGo siguió aprendiendo cuando practicaba entrenando contra sí mismo. Es por esto que durante el torneo hizo jugadas que ningún ser humano había hecho.

La victoria es notable porque la tecnología en el fondo de AlphaGo es el futuro. Su triunfo ya está cambiando a empresas como Facebook, Microsoft y Twitter porque va reinventar desde la robótica hasta la investigación científica. Así que en la metáfora del humano contra la máquina, la inteligencia artificial venció al mejor en esta antigua y enormemente compleja disciplina como una hazaña que, hasta hace poco, los expertos no esperaban que fuera posible.

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.