Domingo, 4 de diciembre de 2016

| 2016/03/01 21:00

¿Por qué fue arrestado el mayor ejecutivo de Facebook en América Latina?

El argentino Diego Dzodan es acusado en Brasil de incumplir una orden para revelar datos que ayuden a una investigación de tráfico de drogas.

Diego Dzodan. Foto: Imagen tomada de BBC Mundo

Lo que empezó como uno de tantos casos policiales de tráfico de cocaína en Brasil se ha vuelto una gran polémica legal que involucra a la red social Facebook, cuyo mayor ejecutivo en Latinoamérica fue preso acusado de negarse a liberar datos de clientes.

La Policía Federal brasileña arrestó al argentino Diego Dzodan, vicepresidente de Facebook para América Latina, cuando se dirigía a su trabajo en la ciudad de Sao Paulo este martes por la mañana.

La orden de prisión preventiva fue emitida por un juez de Sergipe, el estado del noreste brasileño donde se produjo la incautación de drogas el año pasado: según los investigadores, los narcos se comunicaban mediante la aplicación de mensajería WhatsApp, que desde 2014 es propiedad de Facebook.

El juez, Marcel Maia Montalvao, había solicitado al representante de Facebook datos para producir pruebas contra los presuntos delincuentes.

"El (juez) quiere información que consta en el banco de datos de Facebook, en la base de datos de WhatsApp", dijo Mónica Horta, comisaria de la Policía Federal en Sergipe, a BBC Mundo.

Explicó que la información requerida mediante una quiebra del secreto de datos involucra a "pocas personas" cuyos nombres, direcciones y método de acceso a las redes sociales intentan determinar.

"Hay un delito que está siendo investigado, de crimen organizado y tráfico de drogas", agregó Horta.

Pero sostuvo que Dzodan se negó a brindar la información requerida, replicando "que son datos secretos de los usuarios", por lo que la justicia dispuso su arresto provisional tras casi cuatro meses de emitida la orden judicial. Estas situaciones suelen durar unos días pero pueden prolongarse más tiempo.

El ejecutivo fue interrogado en una sede de la Policía Federal en Sao Paulo y conducido a un centro de detención temporal en la zona oeste de esa ciudad.

Facebook criticó el arresto en un comunicado y aseguró que la compañía "siempre estuvo y siempre estará disponible para responder las preguntas que las autoridades brasileñas puedan tener".

"Estamos decepcionados con la medida extrema y desproporcionada de tener un ejecutivo de Facebook escoltado hasta la comisaría debido a un caso relacionado con Whatsapp, que funciona separadamente de Facebook", señaló el comunicado.

"Discrepamos fuertemente"

Con experiencia previa en empresas de software, Dzodan sustituyó el año pasado al brasileño Alexandre Hohagen en el comando de las operaciones latinoamericanas de Facebook, que al igual que WhatsApp es extremamente popular en Brasil.

El caso que derivó en su arresto comenzó con una incautación de cocaína en Lagarto, un municipio del estado de Sergipe, indicó Horta.

Agregó que ante el incumplimiento de la orden el juez aplicó inicialmente una multa a Facebook equivalente a unos US$12.500 diarios, que al cabo de un mes aumentó a unos US$253.000 diarios.

"Las multas fueron pagas, sí", dijo la oficial de policía. "(Pero) no cumplió lo que se desea, que son los datos".

Horta dijo que una de las informaciones solicitadas a Facebook es la cuenta de teléfono celular que usaron los sospechosos para comunicarse.

Sostuvo que con eso pedirían más datos a la respectiva empresa telefónica, un procedimiento policial que dijo que es habitual en Brasil.

"Es importante la quiebra (del secreto de datos) porque si no, ellos cometen un crimen y queda en un ambiente desprovisto de ley", argumentó. "Precisamos esos datos".

Sin embargo, ya hay antecedentes de choques similares entre la justicia y Whatsapp en Brasil.

En diciembre, una jueza de Sao Paulo ordenó a las operadoras telefónicas bloquear durante 48 horas la aplicación, acusándola también de falta de cooperación en una investigación criminal.

La orden se cumplió durante 12 horas, hasta que otro juez pidió el desbloqueo aludiendo al extendido uso de ese servicio en la sociedad brasileña.

Whatsapp niega que guarde registro de las comunicaciones entre sus usuarios y expertos aseguran que el acceso a las mismas está impedido por la tecnología "end-to-end" con que se encriptan los mensajes.

La empresa también se manifestó decepcionada por la "medida extrema" de arrestar a Dzodan.

"WhatsApp no puede proporcionar informaciones que no poseemos", afirmó en un comunicado. "Cooperamos al máximo en este caso y, pese a respetar el trabajo importante de las autoridades, discrepamos fuertemente con esta decisión".

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.