Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2016/03/01 17:21

Justicia brasileña reta a Whatsapp

Diego Dzodan, ejecutivo de Facebook (dueño de Whatsapp), fue detenido por rehusarse a abrirle las puertas de la aplicación a las autoridades. El caso recapitula la polémica entre Apple y el FBI.

Justicia brasileña reta a Whatsapp Foto: Tomada de Twitter @MaxiMaldonado

Mientras un tribunal en Nueva York le dio la razón a Apple por negarse a desbloquear uno de sus teléfonos para fines investigativos, en el cono sur del continente la situación es a la inversa.

Solo unas horas después del fallo que favoreció la posición del gigante tecnológico, Diego Dzodan, el ejecutivo de mayor rango de Facebook e Instagram en América Latina, fue detenido por la policía brasileña por negarse a entregar información de la plataforma Whatsapp (adquirida por Facebook) a las autoridades judiciales.

En un mismo día, el debate sobre los límites de la intimidad y la colaboración con la justicia mostró las dos caras de la moneda. La opinión puntualiza que, por un lado, la lucha contra el terrorismo reclama medidas más drásticas, pero la privacidad de los consumidores, más aun en una época con turbulentos escándalos de filtraciones y hackeos, también preocupa, quizás en la misma o incluso en mayor medida. ¿A quién hacerle caso?

Sea cual sea la posición, la detención de Dzodan sienta un precedente que podría acarrear polémicas consecuencias en el resto del continente.  

La orden de prisión preventiva del vicepresidente de ventas de la compañía en Latinoamérica fue expedida por un juez penal de la localidad de Lagarto "a raíz del reiterado incumplimiento de órdenes judiciales, de requerimiento de informaciones contenidas en la página del sitio Facebook" y de la aplicación WhatsApp, precisó la Policía.

"Esas informaciones fueron requeridas para la producción de pruebas a ser utilizadas en una investigación de crimen organizado y tráfico de drogas, que tramita en secreto de sumario" dijo la Policía Federal (PF) en un comunicado.

La primera orden para que Facebook y WhatsApp entregaran las conversaciones se expidió hace cuatro meses en el marco de una investigación contra el narcotráfico en Sergipe.  

La historia

Después de reiteradas peticiones a la compañía estadounidense, la Justicia determinó hace dos meses multar a Facebook con 50.000 reales (unos 12.500 reales) por día hasta que facilitara la información. Ante la falta de respuesta, la sanción se elevó hace un mes hasta un millón de reales (USD 250.000 aproximadamente) diarios, según informó la policía federal de Sergipe.

Ni Facebook ni WhatsApp han entregado aún los datos solicitados por el juez, por lo que los fondos correspondientes a las multas se encuentran bloqueados en Brasil.

Medida extrema

Tras conocerse la noticia en la mañana del martes, la empresa dirigida por Mark Zuckerberg criticó la decisión de las autoridades brasileñas. "Estamos decepcionados con la medida extrema y desproporcionada de llevar escoltado a un ejecutivo de Facebook a una sede policial por un caso que involucra a WhatsApp, que opera separadamente de Facebook", afirmó la red social en un comunicado.

La popular aplicación móvil, de su lado, alegó que no dispone de ningún servidor donde se puedan almacenar las conversaciones.  

"WhatsApp no puede aportar información que no posee. Hemos cooperado hasta el límite de nuestra capacidad en este caso, y pese a que entendemos la importancia del trabajo de hacer cumplir la ley, estamos fuertemente en desacuerdo con esta decisión", afirmó un asesor de la aplicación móvil en un texto distribuido a la prensa.

Este no es, sin embargo, el primer embate de la justicia brasileña con Facebook. En diciembre pasado, WhatsApp fue cortado por un juez durante 12 horas en todo el país debido a su negativa a otorgar informaciones sobre una investigación criminal.

El bloqueo, que indignó a millones de usuarios, fue finalmente derribado por un tribunal de apelaciones.

Tres años antes, el objetivo fue Google, cuyo presidente en Brasil fue detenido brevemente en Sao Paulo. El dirigente, que apenas estuvo unas horas arrestado, fue señalado entonces por un delito de "desobediencia" por no haber retirado dos videos de la plataforma Youtube, propiedad del grupo, que atacaban a un candidato a alcalde en el estado de Mato Grosso do Sul (centro-oeste).

El caso Apple

La batalla que ganó Apple en Nueva York, por el caso de una investigación del FBI vinculada al narcotráfico, es interpretada como un espaldarazo ante el otro litigio que enfrenta a la compañía y la seguridad estadounidense: el del terrorista de San Bernardino.

Hace un par de semanas, el FBI le exigió a la compañía de la manzana desbloquear el iPhone de Syed Rizwan Farook, quien mató a 14 personas  en la localidad californiana, en diciembre del 2015. Según el FBI, el dispositivo del terrorista tendría importante información que podría colaborar con las investigaciones.

Pero la poderosa Apple se negó a ayudar, contestando que la intervención en el teléfono podría sentar un precedente “dañino” para la privacidad de sus usuarios. Para apple, de ser entregada la herramienta, en el futuro el FBI estaría en capacidad de acceder a cualquier teléfono de esta marca, la más popular en los Estados Unidos. Fue ahí  que comenzó uno de los litigios judiciales más interesantes de los últimos tiempos.  

Tim Cook, CEO de Apple, se mostró enfático en rechazar la medida del FBI, advirtiendo las peligrosas implicaciones que ese acto podría tener en el futuro.

“La protección de los datos de la gente es increíblemente importante. Con el desbloqueo del teléfono podríamos exponer a la gente a una tremenda vulnerabilidad”, señaló Cook.

Con información de AFP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.