Martes, 17 de enero de 2017

| 2016/09/29 00:44

La guerra entre Claro, Movistar y TigoUne por el internet móvil

Mientras que Movistar y TigoUne aseguran que ya existe un dominio de Claro en el mercado de datos, la empresa mexicana sostiene que no hay tal supremacía. Al final ¿qué pasa con los usuarios?

La guerra entre Claro, Movistar y TigoUne por el internet móvil Foto: Archivo particular

Los operadores de telefonía móvil en Colombia se debaten entre la preocupación de que los usuarios cada día llaman menos y la oportunidad gigantesca que hay en el mercado del internet móvil. Colombia es fiel a la tendencia mundial que marca que las personas ahora interactúan mediante plataformas web y destinan muchos menos recursos a los planes de voz.

De acuerdo con cifras de la Comisión de Regulación de Comunicaciones (CRC), en Colombia hay alrededor de 21 millones de usuarios de internet móvil. De los cuales 8 millones tienen planes pospago y 13 millones tienen servicio en modalidad prepago. El crecimiento de la demanda para el internet móvil ha sido exponencial. Basta recordar que apenas en 2014 sólo había 8 millones de usuarios de planes de datos en total.

Le puede interesar: Las consecuencias de gravar los celulares con IVA

Este crecimiento generó un nuevo campo de batalla entre los operadores móviles. Y la guerra por estos días está que arde. El motivo central de la discusión tiene que ver con dos elementos: la posible supremacía de uno los competidores y las regulaciones para el internet móvil. En primera instancia, los operadores Movistar y TigoUne insisten en que Claro ya es el operador dominante también en el mercado de datos. Mientras que desde Claro aseguran que la dinámica del mercado actual muestra que no existe tal dominancia.

Fabián Hernández, de Telefónica Movistar, señala que “la responsabilidad está en manos de los reguladores”. Hernández enfatizó en que “Claro ha realizado maniobras dilatorias tanto políticas como judiciales para evitar la intervención oportuna del regulador”. Además, habló sobre las declaraciones de Juan Carlos Archila, presidente de América Móvil en Colombia, a Semana.com sobre el nombramiento de Juan Sebastián Rozo como viceministro de las TIC. Para Hernández, las declaraciones de Archila fueron “desafortunadas”. “La estrategia de Claro frente a las autoridades ha sido continua. Atacan a los nombres para dilatar procesos y hacerse más fuertes en el mercado”.

Consulte: Movistar sancionado por cobrarles a 208.000 usuarios que se pasaron a prepago

Por su parte, Jaime Andrés Plaza, vicepresidente de regulación de TigoUne, fue aún más allá y le aseguró a Semana.com que “el sector de la telecomunicaciones en Colombia se enfrenta a un momento de crisis”. Plaza asegura que si “el regulador” (en este caso la CRC) no toma las medidas a tiempo “Claro se puede quedar con buena parte del mercado, lo que podría producir un oligopolio que afectaría el interés de los usuarios”.

Para Santiago Pardo, vicepresidente de relaciones institucionales de Claro, la cuestión es de mercado. “Nuestros competidores están moviendo la agenda para presionar a los reguladores, para que se impongan medidas que está demostrado no benefician ni al mercado, ni a los usuarios”. Desde Claro también señalan que "el mercado de datos móviles en Colombia es sano y altamente competido, como lo demuestran las cifras de la CRC". Desde la multinacional comparten cifras que señalan que el consumo de datos ha aumentado un 54% entre 2010 y 2015 y los precios del servicio han disminuido un 37.9% en el mismo periodo ($29321 a $18235 por mega). "Los colombianos corren el riesgo de que con una regulación equivocada se altere esta tendencia", expresó Pardo.

Regular o no regular

La cuestión de fondo en este asunto, que mueve miles de millones de dólares, recae en las autoridades. Lo que han solicitado abiertamente Movistar y TigoUne es que se declare que Claro es también operador dominante en datos, al igual que en el mercado de voz. En caso de que la CRC indique que la empresa mexicana también domina el internet móvil en Colombia tendría que imponer unas medidas, como los cargos asimétricos, para intentar balancear el campo de juego.

Las frías cifras señalan que Claro tiene el 53,8 % del mercado de internet móvil. La estadística fue entregada por el Ministerio de las TIC en su reporte más reciente. Mientras que para Movistar y TigoUne esto demuestra que la dominancia de voz se trasladó a los datos, para Claro esta es una señal de una victoria en lo comercial, ya que insisten en que sus competidores han crecido también en este apetitoso mercado.

Lo que se sabe es que por estos días, la CRC está estudiando la posibilidad de intervenir o no en este tema. En la Comisión saben que cualquier decisión será muy polémica y por esto les solicitó a los operadores en pugna que enviaran sus comentarios ante un informe general del sector que publicaron recientemente. Todos, desde sus tribunas, luchan para que el regulador tome la decisión que más los favorezca.

¿Y los usuarios?

Lo que tendrá que dilucidar el regulador es si lo que está ocurriendo con el mercado de internet móvil en Colombia afectará el bolsillo de los usuarios que cada vez más se están acercando a los teléfonos inteligentes para ver videos, para acceder a redes sociales o más importante aún para ser altamente productivos con herramientas avanzadas.

Actualmente, el senador Guillermo Santos tiene en curso un proyecto de ley en el legislativo para combatir un posible monopolio en el sector de las telecomunicaciones en Colombia. En charla con Semana.com, Santos aseguró que su intención es beneficiar a los colombianos con menos recursos para que puedan acceder a planes que se ajusten a la coyuntura económica que vive el país. Todo apunta a que el proyecto del senador Santos tendrá poca acogida por cuenta de que los focos estarán en la reforma tributaria.

Lo cierto es que el sector de las telecomunicaciones en Colombia vive un momento más que álgido. Mientras que para los operadores cada vez es menos rentable desplegar infraestructura para prestar el servicio de internet móvil aumenta la demanda por parte de los usuarios. Al final será el Gobierno, representado por los reguladores, quien tendrá la difícil misión de equilibrar el campo de juego o simplemente dejar que el mercado cumpla con sus imposiciones.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.