Martes, 6 de diciembre de 2016

| 2016/03/14 20:54

¿Los usuarios de telefonía celular ya no pagan cumplido?

Una de las consecuencias de la eliminación de las cláusulas de permanencia fue el aumento de cartera morosa por la compra de teléfonos de alta gama. ¿Qué hacer?

La venta de celulares en Colombia aumentó 9,1 % entre el 2013 y el 2014. Foto: Pixabay

La Comisión de Regulación de Comunicaciones (CRC) decidió eliminar las famosas cláusulas de permanencia para incentivar el dinamismo en la competencia del mercado de telefonía móvil ya que los usuarios se sentían amarrados a su contrato. La norma que entró en vigencia en julio de 2014 cambió las reglas del juego en telefonía móvil y la manera de acceder a los servicios y a los equipos.

Hasta ese momento, los operadores ofrecían un subsidio a sus usuarios en la compra de celulares, con tal de que se estuvieran con ellos por lo menos uno o dos años. Esto significa que Claro, Movistar y TigoUne, -los tres operadores más grandes del mercado- asumían una porción de la tarifa final del equipo y el usuario pagaba el resto.

Con la eliminación del subsidio, los equipos se pagan ahora al precio full del mercado. Los operadores calcularon que esto incrementaría hasta 30 % el valor final de los equipos y que se notará más en los equipos de gama alta, es decir los que tienen un precio final superior al millón de pesos.

A mediados de 2015, la CRC publicó un informe en el que señaló que la venta de equipos móviles en Colombia aumentó 9,1 % entre el 2013 y el 2014 con 11,5 millones de equipos vendidos. Los smartphones, según la entidad, pasaron de tener una participación del 52,5 % del total de equipos vendidos en el primer trimestre de 2014 a una participación del 74,4% en el cuarto trimestre, es decir, un incremento de cerca del 22 %.

El lado oscuro

Pero los operadores han insistido que la eliminación de las cláusulas de permanencia ha tenido “consecuencias negativas”. La más preocupante fue el aumento de la cartera de usuarios que se acercan para comprar un celular de alta gama.

En charla con Semana.com, Pablo Márquez, exdirector de la CRC y uno de los abanderados de la medida en su momento, explicó que “es un fenómeno cierto que los usuario ahora adquieren un dispositivo con un operador y se cambian de línea con otro”. Esto representa todo un problema para el mercado de las telecomunicaciones.

Después de la eliminación de las cláusulas de permanencia, los operadores no pueden cancelar el servicio de voz o datos del usuario que se retrase con los pagos por el dispositivo que sacó vía crédito. Voces cercanas al sector indican que “los usuarios se están acostumbrando a no pagar por el teléfono y es poco lo que pueden hacer los operadores”.

El director de la CRC, Germán Dario Arias, reconoció el problema y señaló que, por orden del ministro de las TIC, David Luna, iniciarán un estudio para determinar el impacto de la medida en el sector y las soluciones para enfrentar la proliferación de la cultura del ‘no pago’.

Arias señaló que el diagnóstico y las posteriores sugerencias y cambios puede tardar entre seis y ocho meses. La preocupación en el sector de las telecomunicaciones es que el número de morosos aumente y termine por afectar la competitividad de un sector cada vez más dinámico.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.