Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/16/2015 5:00:00 PM

Polémica por el cobro del IVA para celulares

El ministro de las TIC, David Luna, envió una carta a los expertos tributarios para que consideren la opción de eliminar la tributación en teléfonos inteligentes. Las posiciones son controversiales.

La tecnología de consumo fue una de las más afectadas por la trepada del dólar en el segundo semestre de 2015. Por ser productos importados, tanto los operadores como los propios almacenes, han tenido que ajustar los precios hacia arriba. Por esto, el número de equipos de alta gama vendidos este año tuvo una pequeña disminución respecto al 2014.

Ante este panorama, el ministro de las TIC, David Luna, insistió este miércoles 16 de diciembre, en que se debe eliminar el gravamen por la compra de teléfonos. Según Luna, esta gabela tributaria ayudaría a que los servicios de telecomunicaciones se expandan en todo el territorio nacional y no se quede sólo en las ciudades capitales.

A través de una carta enviada a los integrantes de la Comisión de Expertos para Equidad y Competitividad Tributaria, el Ministro de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, solicitó que se abra el debate tendiente a excluir del IVA los dispositivos móviles inteligentes en Colombia.
El tema causa controversia. Por un lado, hay que tener en cuenta la situación fiscal que atraviesa el país en el último tiempo. “Cada peso que se pueda recolectar puede servir para estabilizar la situación de déficit del país”, expresó a Semana.com el economista Fredy Quintana. Sin embargo, es necesario analizar más allá de ese pragmatismo.

El propio ministro Luna reconoce que “si bien en la actualidad la venta de teléfonos móviles inteligentes representa un ingreso para la Nación por cuenta del IVA, una exención de este gravamen traería beneficios que van más allá del orden económico”.

Luna expresó que “un mayor acceso a la tecnología por parte de los colombianos se traduciría en un mayor consumo de servicios de comunicaciones, que trae al mismo tiempo mayor acceso a educación, empleo y fortalecimiento de la industria TIC local”.

Pero en la otra orilla, los tecnócratas señalan que los impuestos que se reciben por cuenta del impuesto ayuda a mejorar la calidad de vida de los colombianos de formas menos tecnológicas. El tema de fondo tiene que ver con una pregunta clave ¿los teléfonos inteligentes son suntuosos o productos de primera necesidad?

La respuesta a esto estaría en las cifras. De acuerdo con números de la Comisión de Regulación de Comunicaciones (CRC) se evidencia que los ‘smartphones’ con tecnología 4G pasaron de tener una participación de 7,8 por ciento en el cuarto trimestre de 2014, a 16,8 por ciento en el segundo trimestre de 2015.

Este cambio en las tendencias de consumo de tecnología también ha llevado a que se modifique el mapa de servicios de telecomunicaciones usados por los colombianos. Una muestra de este nuevo panorama es la reducción en el consumo de minutos de voz móvil, servicio que cayó en más de 25 por ciento entre el primer trimestre de 2012 y el mismo periodo de 2015. Por el contrario, el consumo de internet móvil por suscripción creció en cerca de 20 por ciento en el mismo periodo.

Lo cierto es que la transición de la voz a los planes de datos amerita un riguroso análisis de las comisiones que deciden qué productos gravar. Es claro que cada vez son más y más los colombianos que utilizan sus teléfonos como poderosas herramientas de trabajo y conexión. Para muchos, el teléfono es la propia oficina.

La decisión queda en manos de la Comisión y en el sector tecnológico espera una respuesta afirmativa para mejor la penetración nacional de la telefonía móvil. Todo está por definirse en 2016.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.