Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2015/10/07 10:05

Despedido por insultos racistas a un niño de tres años en Facebook

La crueldad en Facebook puede llegar a niveles insospechados: un hombre plagió fotos de un menor negro y publicó comentarios racistas en su perfil. Fue despedido y abrió una gran controversia.

El hombre que maltrató al niño en sus redes sociales fue despedido por la empresa. Foto: TEK IMAGE/Science Photo Library/Corbis

Los medios de Atlanta (EE. UU.) registraron una nueva agresión racista, esta vez contra un bebé de tres años y su madre afroamericana. La historia es cruel: Gerod Roth tomó la foto del hijo de una compañera de trabajo, que estaba en su Facebook, para compartirla en su perfil. Acompañó la imagen con comentarios hirientes y racistas contra el pequeño.

Lo peor es que la publicación de Roth fue comentada por algunos amigos, que lejos de reprobar esta actitud compartieron sus propias burlas contra el bebé y su mamá. Uno de los amigos tuvo la desfachatez de comentar que "no sabía que Gerod tenía sus propios esclavos”. La historia en pocos días se volvió viral.

En menos de 24 horas, cientos de usuarios reprobaron las publicaciones de Roth y sus amigos. La historia llegó a los medios locales, lo que desencadenó el despido fulminante del agresor. La empresa PGM, después publicó un comunicado que fue aplaudido por toda la ciudad.

"Nos rompe el corazón que Sydney y su adorable Cayden hayan sido objeto de odio, ignorancia y comportamiento despreciable. PGM ha prescindido del empleado responsable de estos comentarios y se asegurará de que ninguna de nuestras empresas asociadas vuelvan a hacer negocios con él".

Por su parte, Sydney Jade, madre del niño también utilizó su perfil de Facebook para responder los comentarios racistas en su contra. “Estamos por encima de todo este disparate que ha estado pasando. Cayden y realmente aprecio todo el amor que nos han demostrado en las últimas 24 horas”, escribió.

Acompañó la publicación con la etiqueta #HisNameIsCayden, que fue tendencia en los últimos dos días en Atlanta y parte de EE. UU. La mujer también agradeció por “el amor que miles de personas habían mostrado por su hijo”.

Padres y Facebook: un peligro


El hecho abrió una polémica sobre el uso de las redes sociales por parte de padres. Los progenitores siguen sin dimensionar los alcances de sus publicaciones y comparten imágenes de sus hijos pequeños indiscriminadamente.

Es claro que los padres quieren compartir cada movimiento de sus hijos, más aún si son bebés, pero detrás de esta tendencia se encierran peligros que ni la propia plataforma ha podido contrarrestar.

En el caso de Sydney Jade, el agresor tomó la foto de su perfil y agregó los comentarios. Le bastó enviar una solicitud de amistad para tener acceso a todas las imágenes de su hijo. El uso que le dio después a las imágenes es repudiable, pero no es punible precisamente por el vínculo de confianza.

Los expertos en seguridad informática sugieren que los padres deben ser cautos con las imágenes que se comparten en redes sociales. Una vez publicadas, las imágenes pueden ser manipuladas de tal forma que los alcances pueden ser incontrolables.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.