Domingo, 4 de diciembre de 2016

| 2015/12/03 12:19

Dimayor tendrá que pagarle 22.000 millones a Claro y Une

Un tribunal de arbitramento de la Cámara de Comercio de Bogotá falló a favor de los operadores que transmitían el fútbol profesional colombiano antes de la llegada de Win Sports.

Dimayor tendrá que pagarle 22.000 millones a Claro y Une

En 2011 la División Mayor del Fútbol Colombiano (Dimayor) tomó una decisión que cambiaría el rumbo del fútbol colombiano: entregó los derechos de televisión de sus competiciones a la unión de DirecTV y RCN Televisión, que crearon el canal deportivo Win Sports. Esta decisión fue tomada en detrimento de Telmex (ahora Claro) y Une que hasta ese año tenían los derechos exclusivos de televisación.

Ahora, un tribunal de arbitramento de la Cámara de Comercio de Bogotá falló una demanda interpuesta por Claro y Une en contra de la Dimayor, que tendrá que pagar alrededor de 22.000 millones de pesos a las dos empresas.

Semana.com tuvo acceso a la resolución en la que explica las razones de la decisión. De acuerdo con el tribunal, la Dimayor incumplió con el contrato que tenía con los operadores de televisión. Ese contrato, firmado en el año 2004, establecía que “la primera opción para renegociar los derechos le pertenecía a las empresas que tenían los derechos”, algo que habría incumplido la Dimayor en 2011.

La espinosa historia comenzó en 2011. El acuerdo entre Dimayor y Telmex y Une se vencía en los últimos meses de ese año. Todo parecía indicar que habría un cordial acuerdo para renovar el vínculo, pero apareció en escena el directivo Mauricio Correa, hoy gerente general del canal Win Sports. Correa presentó a consideración un modelo de negocio diferente que podría generarles más ingresos a los equipos profesionales.

La propuesta de Correa prosperó ante la Dimayor, presidida por Ramón Jesurún, hoy presidente de la Federación Colombiana de Fútbol (FCF). DirecTV pagó alrededor de 30 millones de dólares por la exclusividad de transmisión de los partidos y meses después presentaron, junto con RCN, el canal Win Sports.

Sin embargo, la obligación por contrato exigía que la Dimayor negociará la renovación primero con Telmex y Une y después con otros oferentes. Esta cláusula “no fue respetada por la Dimayor”, de acuerdo con la resolución del tribunal de arbitramento. Fuentes cercanas a este tema le dijeron a Semana.com que “el contrato tenía una cláusula de varios millones de dólares por incumplimiento”.

Lo más seguro es que este proceso tenga varios capítulos adicionales. La decisión del tribunal de arbitramento puede ser cambiada por el Consejo de Estado, que debe dar el visto bueno para que la sanción se haga efectiva. Por el momento, la Dimayor, hoy presidida por Jorge Perdomo, no se ha pronunciado ante este tema.

Vale recordar que en el mes de agosto de este año, los operadores Claro, TigoUne y Movistar tienen en sus parrillas de programación el canal Win Sports. Voceros de uno de los operadores indicaron que la decisión del tribunal no afectará este acuerdo que está firmado hasta 2021, por ser temas y negocios diferentes.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.