Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/10/2014 12:00:00 AM

El principio del fin de Sega

Hace 15 años, Sega lanzó al mercado la consola de videojuegos Dreamcast adelantada a su época. Hoy Sega está condenada a morir.

;
BBC
Hace 15 años, Sega lanzó al mercado la consola de videojuegos Dreamcast, su contribución a la sexta generación de la industria que compitió directamente con Nintendo Gamecube, Xbox de Microsoft y PlayStation 2 de Sony.

La Dreamcast rompió una gran cantidad de records de ventas, pero también pasó a la historia como una de las consolas que murieron más rápidamente. Aún así, se le recuerda como una de las máquinas de videojuegos más avanzadas; una que marcó un antes y un después en la industria.

El dispositivo vio la luz en Occidente el 9 del noveno mes de 1999 y fue descontinuado oficialmente el 31 de marzo de 2001. Dieciocho meses después de su espectacular estreno, dejó de existir.

¿Qué pasó?


Dreamcast parece haber estado condenada desde los primeros días. Sega puso a dos equipos diferentes a trabajar en su producción con un procesador diferente y una arquitectura distinta.

Pero 3dfx -la empresa que fabricaba el procesador que se percibía como ganador- filtró especificaciones de la consola y cayó de la gracia de la empresa japonesa. Sega optó por su plan B y su consola se lanzó con un procesador diferente, PowerVR.

Ese no fue el único escollo. Electronic Arts Sports (EA Sports) había sido una de las mayores aliadas del éxito de Sega en consolas previas como Génesis, a través de los juegos que publicaba como Madden, FIFA o NBA.

Sin embargo, Sega había adquirido una empresa llamada Visual Concept que producía videojuegos deportivos y que se convertiría en una pieza clave dentro de su estrategia para Dreamcast.

Exejecutivos de la empresa aseguran que EA Sports quería tener la exclusividad de los títulos deportivos en la nueva consola y, al no conseguirla, decidió no firmar un contrato. Sega Dreamcast salió al mercado sin ningún juego de EA Sports.

Sega vendió 225.132 consolas en las primeras 24 horas tras su lanzamiento lo que le valió un registro en el libro de récords Guinness. Medio millón de aparatos se vendieron en un par de semanas, pero la maquinaria de la competencia comenzó a generar más ruido.

Microsoft anunció su intención de entrar al mercado de los videojuegos con Xbox y Sony dio a conocer el lanzamiento de PlayStation 2, una consola que no usaba CD (como Dreamcast) sino DVD. No sólo se podrían jugar videojuegos, también se podrían ver películas.

Ese fue el principio del fin para Sega y su Dreamcast. En cuanto la cobertura mediática de sus rivales comenzó a crecer, sus ventas comenzaron a bajar. Finalmente los ejecutivos de la empresa japonesa se dieron cuenta que no tenían los recursos necesarios para competir en una guerra de márketing y optaron por salirse.
Nintendo versus Sega

Sega decidió así salirse de la fabricación de consolas y optó por dedicarse exclusivamente a la producción de videojuegos, negocio que continúa hasta la fecha. Y en donde había cuatro jugadores (Sony, Microsoft, Nintendo y Sega) sólo quedaron tres.

Pero Dreamcast pasará a la historia como una consola adelantada a su época que marcó el camino a seguir para sus rivales.

Se trató del primer dispositivo que permitía a los jugadores conectarse a internet (a través de un módem) y jugar contra otras personas remotamente. Fue también la primera máquina en incluir accesorios para adaptar el módem a una red local o para ver los juegos en las pantallas de alta definición de la época.

Sus juegos, particularmente NFL2K y NHL marcaron un antes y un después en gráficos deportivos, estilos que después serían retomados en juegos producidos por EA Sports. Además, casas editoras de videojuegos como Activision y Ubisoft lograron hacerse de un buen nombre y reputación gracias a los títulos que vendieron y distribuyeron en la Dreamcast.

La consola sólo vivió poco más de un año y medio, pero trajo consigo una revolución que se extendió a sus rivales.

A 15 años de su aparición, no está de más rendirle un homenaje.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.