Sábado, 3 de diciembre de 2016

| 2015/11/12 21:00

El informe que enfrentó a los operadores de telefonía

Los resultados que presentó Fedesarrollo sobre el sector de las telecomunicaciones enfrentó a Claro contra Tigo-UNE y Movistar. De fondo hay una disputa por el negocio móvil.

El centro de investigaciones presentó el estudio sobre la competencia en el mercado de telefonía móvil en Colombia. Foto: Archivo particular

Pocas veces un informe presentado por Fedesarrollo había levantado tanta ampolla. El centro de investigaciones presentó, este martes, el estudio sobre la competencia en el mercado de telefonía móvil en Colombia. Las conclusiones, y sobre todo su elaboración, fueron cuestionadas por el actual operador dominante.

La controversia surgió porque Tigo-UNE y Movistar financiaron la elaboración de este diagnóstico. Semana.com habló con Juan Benavidez, el investigador de Fedesarrollo que desarrolló el informe. Asegura que “los resultados no tienen nada que ver con las empresas que contrataron al centro” y recuerda que “en otras ocasiones fue Claro quien contrató los servicios de Fedesarrollo y no puso en duda los resultados que le entregaron”.

Por su parte, Santiago Pardo, vicepresidente de asuntos regulatorios de Claro, señaló que “no fueron invitados ni a la elaboración, ni a la presentación del informe, algo que nos sorprendió”. Pardo afirmó que para multinacional “quedó la impresión de que algunas conclusiones fueron acomodadas para atacarlos”.

Este portal también habló con Esteban Iriarte, presidente de Tigo-UNE. El ejecutivo expresó que no cambiaron “ni una sola coma” del informe que presentó Fedesarrollo. Sobre la financiación, explicó que “en el sector son necesarios estos diagnósticos y alguien tiene que pagarlos”.

Desde Movistar indicaron que “cofinanciaron el estudio porque ya Fedesarrollo había adelantado un estudio sobre el análisis del mercado de telecomunicaciones y quisimos que se actualizara y contribuir con los diferentes actores del sector”. Expresaron, además, que la responsabilidad es del centro que realizó la investigación.

La controversia

El tema neurálgico sigue siendo la concentración y la dominancia del mercado. De acuerdo con el diagnóstico de Fedesarrollo “el mercado de voz no ha mostrado mejoras significativas en términos de competencia”. Básicamente, Fedesarrollo asegura que, por más esfuerzos que ha hecho el regulador, Claro sigue siendo por lejos el operador dominante.

Ante esto, la preocupación de los otros competidores es que este dominio se traslade a la otra joya de la corona: el mercado de los datos móviles. Para Fedesarrollo, “Claro tiene una participación de mercado muy elevada en el mercado conjunto de internet móvil por suscripción y demanda. Concentraciones de por encima del 60% en términos de usuarios y alrededor de 40% en términos de ingresos y tráfico”.

“El tema, para explicarlo coloquialmente, es que no conozco al primer usuario que tenga un celular para su línea de voz y otro para su plan de datos, por eso es necesario que se nivele el mercado”, explica Esteban Iriarte de Tigo-Une.

Para Santiago Pardo, de Claro, esta lógica no aplica para el mercado actual. “Regulaciones como la portabilidad numérica, la eliminación de las cláusulas de permanencia y la apertura de bandas permiten que los usuarios tengan toda la libertad para cambiar cuando quieran de operador”. Señaló, además, que las cifras de cambios de operador entre los usuarios son altísimas.

Por último, Fedesarrollo dejó una recomendación en su informe “fortalecer CRC y darle un mayor poder sancionatorio, en coordinación con la SIC, incluyendo la posibilidad de desincorporar activos e imponer sanciones monetarias disuasivas en caso de comprobarse comportamientos en contra de la competencia”.

Lo cierto es que esa competencia por los usuarios de internet móvil apenas comienza y los 'encontronazos' entre unos y otros seguirán repitiéndose. Serán los usuarios los que tengan la última palabra. Como en todos los mercados.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.