Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/1/2016 8:01:00 AM

"En cinco años seremos los primeros"

El gigante chino Huawei asegura que en el 2021 venderá más celulares que Samsung y Apple en el mundo. ¿Cuál es su estrategia?

Expresar con seguridad una frase como que "en el 2021, Huawei venderá más celulares que Samsung o el propio Apple" no deja de ser algo arriesgado en tiempos de mucha competencia mundial. Para Ada Xu, directora de relaciones públicas del dragón chino, no es una apuesta cualquiera, es una certeza.

Pero, ¿cómo en un segmento que parece haberse estancado, como el de los celulares inteligentes, se puede llegar a crecer a tal punto? De acuerdo con Xu, la clave estará en el Internet de las cosas (IoT, por sus siglas en inglés) y en la innovación en las cámaras integradas.

Por un lado, la apuesta de los fabricantes se relaciona con "convertir el celular en el centro de vida de los usuarios". Básicamente, el celular inteligente se transformará en la billetera del ciudadano. El equipo brindará la posibilidad de pagar cuentas, controlar la casa, comunicarse, entretenerse y sobre todo ver videos.

La apuesta de Huawei ha sido, desde el principio, desarrollar equipos de alta gama y entregarlos a precios accesibles. La compañía china ha luchado para cambiar el sino de ‘la mala fama china en equipos electrónicos‘, que hasta hace diez años era una realidad innegable. Sin embargo, esto ha cambiado.

Ada Xu, directora de relaciones públicas. Foto: Archivo particular

Los fabricantes del lejano Oriente han tenido que adaptarse a la competencia contra Apple, que siempre exige calidad para poder siquiera enfrentarlos. Así que la respuesta de gigantes como Samsung, Huawei o Lg ha sido combinar equipos de altísima gama con equipos gama media con rendimiento de calidad para llegar al sector pujante de los mercados.

Huawei, particularmente, ha logrado penetrar en mercados en vías de crecimiento como el colombiano. Poco a poco se ha ido posicionando entre los usuarios con dispositivos móviles que priman la utilidad y la cámara por encima de la propia imagen. Esa ha sido su estrategia. Equipos como el Mate 7 y 8 y la gama P, con cámaras de alta tecnología, los han hecho competitivos.

La apuesta, además de enfocarse en las innovaciones para los usuarios, apuntará directamente a los operadores de telefonía. “Somos  líderes en infraestructura de telecomunicaciones, nuestro cliente, el operador, necesita dispositivos muy buenos para ofrecer un excelente servicio a sus clientes, lo que hace que estos equipos sean de gran importancia para ellos y en general para todos los usuarios de telecomunicaciones, incluyendo al cliente final", expresó Richard Yu de Huawei.

Aunque las expectativas son altas, la competencia no es tan sencilla. Apple y Samsung se han ganado a pulso el espacio central en el mercado global gracias a sus innovaciones y a un acercamiento continúo con los usuarios. Apple se apalancó en la estrategia de crear equipos de culto para usuarios de lujo, mientras que Samsung apostó por fabricar modelos para todo tipo de usuarios. Huawei por su parte, advierte que se han enfocado en la calidad para competir fuerte y es por eso que si bien en 2011 hicieron 75 lanzamientos de productos móviles, en 2015 redujeron esa cifra a 20 para concentrarse en la calidad. Esto los ha llevado, según la compañía, a estar ya entre las 100 empresas de tecnología del mundo.

¿Podrá Huawei, que ocupa el tercer puesto en dispositivos móviles, cumplir la promesa de superar a Samsung y a Apple en cinco años? Expertos señalan que la tarea no parece sencilla en un mundo de innovacion y negocios donde las cartas de cada empresa están por verse. En la compañía china creen que es posible.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.