Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/13/2015 11:23:00 AM

¿La guerra de operadores celulares beneficia a los usuarios?

La polémica entre Claro, Movistar y Tigo por los cobros de interconexión ha tenido ribetes legales, pero ¿en qué afecta esta disputa de miles de millones de pesos a los usuarios colombianos?

En Colombia hay más líneas celulares activas que ciudadanos. Actualmente el país tiene aproximadamente 53 millones de líneas, ese gigantesco potencial de mercado está dividido en tres grandes operadores: Claro, Movistar y Tigo y operadores virtuales que recientemente aparecieron en el espectro, como Virgin y Éxito.

Desde hace tres años los operadores con infraestructura instalada –los tres grandes- tienen casada una pelea legal por cuenta de una disposición que tomó el Ejecutivo mediante la Comisión de Regulación de Comunicaciones (CRC) que desde el 2012 decidió hacer algo para que Claro, el operador con mayor número de clientes, no convirtiera el mercado en un monopolio.

Básicamente, Claro se convirtió en el operador dominante por tener el 54 % del total de los clientes de telefonía celular en Colombia. Movistar tiene una participación del 23,48 %; Tigo cuenta con el 16,22 %; Virgin Mobile S.A.S. con el 3,18 %; Uff Móvil S.A.S. con el 0,78 %, y los demás proveedores (4) de telefonía móvil con una participación del 1,68 %. La CRC en el 2012 decidió implementar los cargos asimétricos para que las tarifas no sean impuestas por el dominante y se genere más competencia.

Los cargos asimétricos resultan ser, en términos sencillos, el monto por minuto que pagan los operadores entre sí cada vez que un usuario hace una llamada de un operador a otro. Cada mes, Claro, Movistar y Tigo (que tienen infraestructura) envían cuaetas de cobro para saldar estos costos.

La espinosa historia tuvo un episodio decisivo el último día del 2014, cuando la Comisión de Regulación de Comunicaciones (CRC) decidió prorrogar la medida mediante la resolución 4660 del 2014, en la que los cargos asimétricos quedaron establecidos hasta el 2018.

El capítulo más reciente fue protagonizado por la SIC, que decretó medidas cautelares judiciales contra Comcel (Claro) por incumplir regulación sobre cargos asimétricos de interconexión. Para la entidad Claro estaría incurriendo en “competencia desleal” contra Movistar, que instauró una solicitud de medidas cautelares de carácter judicial.

¿Y los usuarios?


En este choque de trenes, la pregunta es: ¿Qué pasa con el bolsillo de los usuarios? De acuerdo con voceros de Tigo y Movistar, estos cobros impactaron positivamente las facturas de los usuarios. En estos dos años de vigencia el costo de los planes de voz se ha reducido en 10 %.

Por su parte, Claro, en comunicación con Semana.com, explicó que “los cargos asimétricos solo son subsidios o transferencias de dinero entre competidores, principalmente hacia empresas con participación del Estado, sin ningún beneficio para el usuario”. Además, asegura que “OCDE pide eliminar inmediatamente los cargos asimétricos en Colombia”.

El proyecto que puso en discusión la CRC es claro al señalar que Tigo y Movistar tienen que trasladar todo ahorro a sus usuarios vía menores tarifas. En otras palabras, mientras menos dinero le paguen los competidores a Claro, menor tiene que ser el costo del minuto entre operadores, lo que a corto plazo se tiene que ver reflejado en la factura.

El asunto de fondo es la competencia entre los operadores. Tigo y Movistar aseguran que la medida que implementó la CRC fue exitosa pero debe continuar hasta el 2018 para que la cancha (el mercado) no siga inclinado hacia un solo arco. Por su parte, Claro ha visto disminuidas sus ganancias desde el 2012.

Como la medida fue prorrogada cuatro años más, la demanda aumentaría y por una cuestión lógica de oferta y demanda las tarifas para los usuarios bajarían. ¿Por qué? Por competencia. Con el fin de atraer nuevos usuarios, los operadores tendrían que reducir los costos de los minutos a otro operador y los planes, lo que en últimas beneficiaría el bolsillo de los colombianos.

En su momento, el senador Jorge Robledo, que había terciado en la polémica, había asegurado en el Congreso que en los dos años de vigencia de la medida de los cargos asimétricos el costo de los planes de voz se ha reducido en 10 %.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.