Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/3/2015 6:22:00 PM

Fabricantes chinos, a la caza de Samsung y Apple

A pesar de que Samsung y Apple siguen liderando las ventas de teléfonos celulares en el mundo, marcas como Huawei y Lenovo comienzan a llevarse una buena porción del mercado.

Por estos días en Barcelona se lleva a cabo el Mobile World Capital, el evento que congrega a todos los fabricantes de dispositivos móviles del mundo. En la pomposa reunión los gigantes tecnológicos aprovechan para presentar sus equipos más nuevos y también publican las cifras de ventas en todo el mundo.

La consultora Gartner publicó el reciente informe de comercialización de terminales. Un balance que desvela a todos en la industria, porque muestra los movimientos que han tenido el mercado y los consumidores en el último año. El primer dato es de por sí asombroso: en el último año se vendieron 1.200 millones de teléfonos inteligentes en el mundo.

Por segundo año consecutivo Samsung fue el más vendedor: comercializó 307.597.000 unidades. Pero el mismo reporte señala que durante el último trimestre perdió la primera posición a favor de Apple que vendió 74.832.000 unidades, frente a las 73.032.000 de su rival.

En el informe de Gartner se presenta de cuerpo entero un fenómeno que varios expertos del sector habían previsto: el fabricante surcoreano perdió seis puntos de cuota en el mercado debido al crecimiento de marcas como Lenovo, Huawei y, en menor medida, LG. Tan sólo Lenovo se posicionó como el tercer vendedor mundial en 2014 con un 6,6 % del mercado.  

El dragón se despertó

Entre tantas cifras sin duda el más destacado es Huawei. El fabricante chino terminó el 2014 con cifras récord y ahora comienza a pisarle los talones a Apple y Samsung, que parecían intocables. El Grupo de Negocio de Consumo de Huawei alcanzó ingresos 12.2 mil millones de dólares por ventas totales, de los cuales la cifra de 10 mil millones se logró por primera vez.

En 2014 lograron vender 138 millones de dispositivos, incluyendo 75 millones de teléfonos inteligentes, representando un incremento del 45 % con relación al año anterior. El Huawei P7, uno de los dispositivos insignia de la compañía, alcanzó los cuatro millones de unidades enviadas a nivel mundial sólo seis meses después de su lanzamiento.

“Nuestra estrategia de centrarnos en productos premium en las gamas medias y altas ha dado sus frutos”, explicó Richard Yu, CEO del Grupo de Negocio de Consumo de Huawei. El enfoque de este fabricante fue vender equipos de gama alta a precio de gama media y sobre todo cambiar la percepción de que “todo lo que viene de China es de baja calidad”.

Por su parte el también fabricante chino de teléfonos Xiaomi, conocido por sus aparatos de precio muy económico, presentó el jueves un nuevo modelo que su presidente dijo que es comparable con el iPhone 6 de Apple, pero más delgado y ligero. El precio del dispositivo comienza en 375 dólares, menos de la mitad de los 865 dólares que cuesta el iPhone 6 en China.

Fútbol y mercados emergentes

Pero la estrategia de expansión no se quedó solo en las características técnicas de los dispositivos. Entre las razones del crecimiento también hay que destacar la inversión en publicidad. El fútbol, por ejemplo, se convirtió en un poderoso vehículo para dar a conocer la marca de forma global. Huawei patrocina equipos en los cinco continentes.

Sumado a la exposición publicitaria, los fabricantes chinos han capturado un mercado voraz como es el de las economías emergentes. Regiones como Latinoamérica se han convertido en el epicentro de las inversiones, porque sus consumidores no se dejan llevar tan fácilmente por los súper equipos de gama alta, buques insignia de los gigantes Apple y Samsung.

Específicamente en Colombia el panorama tiene varios puntos de análisis. El mercado nacional sufrió un cambio drástico con la eliminación de las cláusulas de permanencia, lo que encareció la compra de equipos e hizo cambiar por completo la percepción del consumidor.

Expertos consultados por Semana.com explican que hace unos años el celular inteligente era algo que generaba estatus, mientras que ahora es una herramienta más de trabajo, y como tal el comprador más que marcas o “diseño bonito” busca capacidad y funcionalidad.

Lo cierto es que en el sector se avizoran pasos de animal gigante. Fabricantes europeos y americanos por primera vez reconocen en los dragones de oriente una amenaza para sus finanzas. Ahora, los chinos tienen un importante pedazo de la torta mundial de ventas. Y los más beneficiados son los usuarios, que encuentran más opciones a mejores precios.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.