Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2015/08/10 11:10

Los riesgos de espiar las conversaciones de WhatsApp

Existen cientos de aplicaciones que prometen ingresar a las conversaciones privadas de sus contactos para saber qué y con quién chatean. ¿Qué hay detrás de estos aplicativos?

Los riesgos de espiar las conversaciones de WhatsApp Foto: Archivo Semana

Si un usuario digita en Google ‘espiar conversaciones de WhatsApp’ aparecen más de un millón de resultados. Miles son aplicativos que prometen algo que podría acabar con su vida en pareja o su rutina laboral: ingresar al perfil de otra persona para espiar sus conversaciones privadas. Esta invasión se convirtió en el santo grial de las redes sociales.

Las opciones son múltiples, todas con un denominador común: son una estafa. El caso más reciente tiene que ver con la aplicación WhatsApp Spy. Entre sus características asegura que le permitirá no sólo leer conversaciones ajenas, también tendrá acceso a los archivos que adjunta o almacena.

Después de que el usuario cae por la típica curiosidad, el aplicativo envía un mensaje de texto obligatorio para poder descargar la aplicación. En este punto comienzan los riesgos: el supuesto aplicativo pide su número celular y el indicativo del país donde se encuentre. Si de entrada entrega estos datos, los delincuentes ya tienen más de la mitad de la tarea resuelta.

El aplicativo, para ganar la confianza de los curiosos usuarios, envía un supuesto archivo con las conversaciones de sus contactos, esta es la segunda parte de la trampa. El adjunto no sólo no tiene ninguna conversación, además despliega un virus en su dispositivo que busca robar sus contraseñas de ingreso a su terminal. Si algún usuario completa todos los pasos termina por entregar su número y contraseñas a un servidor contralado por delincuentes cibernéticos.

Otro tipo de trampas

Recientemente apareció la versión WhatsApp Spy Sh4x que es aún más peligrosa. Su promesa de descarga asegura que puede “espiar gratuitamente y de manera anónima las conversaciones, en directo desde el computador o el móvil”. Para hacer aún más atractivo el engaño, el aplicativo hasta promete escribir por nuestro contacto espiado, cambiarle la foto de perfil y el estado.

Todo esto, una vez más, es un engaño. Los delincuentes utilizan el modelo del mensaje de texto, sólo que esta vez el usuario que haga el intento de descargarlo comenzará a recibir cobros por descargas desconocidas. A final de mes estos movimientos se verán reflejados en su factura telefónica que tendrá un considerable aumento.

Pero los engaños vía mensaje de texto no son el único mecanismo que utilizan los curiosos espías. A principios de 2015 reapareció un programa llamado WhatsAppSniffer que funcionaba mediante mensajes enviados dentro de la misma red de WIFI y los mostraba de forma gratuita. Estas aplicaciones estaban en Google Play, pero fueron rápidamente retiradas y con las nuevas actualizaciones de WhatsApp quedaron totalmente obsoletas.

¿Es posible espiar?

Para los hackers la información de la aplicación más descargada del mundo siempre ha sido un objetivo de gran valor. Pero WhatsApp, hay que reconocer, tiene una estructura casi que diseñada para encriptar sus mensajes de cualquier usuario desprevenido.

Es cierto, existen algunos fallos de seguridad. En los últimos días, un marroquí de 19 años alertó sobre un fallo en el servicio, que permite extraer todos los contactos y el contenido de los chats de los teléfonos de marca iPhone. El ingeniero sólo necesito una computadora y un iPhone para acceder a miles de cuentas, por ahora esta grieta no ha sido corregida por WhatsApp.

Sin embargo, para poder ingresar a la cuenta de otro usuario es necesario tener un conocimiento especializado y mucho tiempo libre. Algo es seguro, hasta el momento ninguna aplicación puede cumplir con la promesa de espiar el WhatsApp de otra persona, usualmente estas plataformas son engaños para robar información de curiosos invasores.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.