Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2015/09/23 23:10

¿Por qué les dan clic a enlaces porno en Facebook?

A pesar de advertencias, hackeos y pérdidas de información, los usuarios siguen cayendo en los enlaces maliciosos que se venden como videos pornográficos. ¿A qué se debe esto?

Facebook se convirtió en una plataforma para mirar porno. Foto: Archivo particular

Los hackers se ríen cada vez que los usuarios de Facebook caen en la trampa más vieja de todas: los vínculos a supuestos videos pornográficos que prometen esta vida y la otra. Cada tanto aparece la misma publicación con diferente texto: “Increíble video”, “pareja de famosos teniendo sexo” y la gente cae redonda.

A pesar de las advertencias, los incidentes y hasta los hackeos, los usuarios no dejan de hacer ese clic a sitios maliciosos y peor aún, entregando datos tan sensibles como el correo electrónico y la contraseña con la que entran a su Facebook. Pero ¿cuál es la razón para que alguien se deje llevar por engaños que son tan obvios?

Psicólogos y antropólogos han estudiado en los últimos años este fenómeno. Pero un estudio realizado por la empresa  de seguridad informática Symantec entregó una buena respuesta al respecto: a las víctimas no les preocupa compartir detalles de su información, sólo les interesa tener acceso gratuito a diferentes aplicaciones y plataformas.

Sumado a esto, los usuarios de internet tienen una obsesión con el porno. Las cifras son impactantes. Uno de cada cuatro clics en internet está relacionado con búsquedas de material de alto contenido sexual, cada segundo cerca de 30.000 personas están viendo pornografía en el ciberespacio y se estima que X-Videos, la página triple x más grande de la web, recibe más de 4.400 millones de visitas mensuales.

Varios investigadores y profesionales han señalado que el porno aumenta las expectativas de los hombres, pues creen que las mujeres van a estar siempre dispuestas a hacer lo que ellos quieran a la hora que les plazca, y en la realidad no sucede así.

La explicación técnica

Según el reporte de una encuesta de Norton Mobile Apps, el 68 % de las personas encuestadas están dispuestas a intercambiar información personal por una app gratuita. Incluso, algunos usuarios les pagaron a los estafadores para cubrir el costo de envío de la supuesta oferta (obviamente, la oferta nunca llega).

El fenómeno conocido como Likejacking o el comment jacking, por ejemplo, pide a las víctimas dar clic a lo que aparenta ser un botón de “continuar” o “verificar” para acceder a contenido tentador, pero en realidad es un engaño, siendo en realidad que el usuario está haciendo ‘me gusta’ o comentando en un post, lo que incrementa su popularidad y su alcance.

Cuando el usuario comparte algo manualmente no es necesario hackear. Las personas y sus conocidos hacen todo el trabajo del criminal. Otras estafas en medios sociales requieren un poco más de trabajo por parte del delincuente.

Este engaño es común en Facebook, en parte porque no se verifica que las cuentas sean legítimas. En el momento en que una persona es estafada, sus seguidores en Facebook o Instagram verán la foto y por seguirla, también caerán en la trampa.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.