Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2016/10/25 12:00

Napflix, la exitosa plataforma española que publica videos aburridos para dormir

Pocos serían capaces de no morirse de sueño al ver el video de una vela consumiéndose durante horas o la retransmisión de una misa en latín.

Los documentales de Napflix pretenden que te duermas de aburrimiento. Foto: Archivo SEMANA
;
BBC

Insoportable. Aburridísimo. Insufrible. Inaguantable. Absolutamente soporífero. Casi letal.

Ningún canal de televisión del mundo, ninguna plataforma de vídeos del planeta, consideraría esos adjetivos como elogiosos.

Pero, para los creadores de Napflix, el que los programas que emiten sean calificados con esa retahíla de epítetos (y otros aún peores) constituye todo un éxito.

Al fin y al cabo, Napflix es un canal de internet creado por dos españoles que reivindica las bondades de la siesta y que tiene como objetivo echar una mano a quienes padecen insomnio: ayudar a dar una cabezadita a quienes tienen problemas para conciliar el sueño.

Y su método para lograrlo consiste en emitir los vídeos más largos, tediosos y monótonos que se conozcan.

Ajedrez, pandas y misa en latín

En Napflix -nombre que juega con el de nap, siesta en inglés, y Netflix, la conocida empresa de servicio de televisión vía internet- se pueden ver vídeos de ocho horas que muestran una vela consumiéndose.

Pero también cuatro horas de un viejo campeonato de ajedrez. O una lección magistral de Leonard Susskind, profesor de física teórica en la Universidad de Stanford, EE.UU., hablando durante una hora y cuarto sobre el bosón de Higgs.

También permite morirse de aburrimiento con una vieja etapa del Tour de Francia de 1992, observando a los ciclistas dejándose la piel tratando de ganar esa carrera. O ver el vídeo de la boda de la Infanta Elena de España (la hija mayor del rey Juan Carlos y de la reina Sofía) con don Jaime de Marichalar.

Entre otras joyas audiovisuales del soporífero canal se cuentan un documental sobre la vida de los pandas, un concurso de perros celebrado en Helsinki en 2014, un partido de cricket, una vieja grabación del espectáculo de ballet El Lago de los Cisnes. o la retransmisión de una misa en latín.

En fin, una cuidadosa selección de contenidos capaces de provocar infinitos bostezos.

Éxito inesperado

El caso es que esos aburridísimos vídeos están teniendo un éxito colosal.

Napflix comenzó su andadura el 17 de octubre y, según sus creadores, en una semana de vida ya recibe un centenar de visitas cada minuto.

"Sí. Es increíble. 100 personas entran en Napflix cada minuto. Nos ve gente desde Rusia, Holanda, México, Uruguay, Japón, Argentina… De todos los lugares del mundo", explica Víctor de Tena, el publicista español de 31 años que, junto a su colega Francesc Bonet, de 41, puso en marcha en sus ratos libres esta nueva plataforma, capaz de dormir hasta a las ovejas.

"Nunca imaginamos que tendríamos tanto éxito ni que llegara tan rápido", asegura.

La idea se les ocurrió un fin de semana. Y, al lunes siguiente, ya estaba en marcha Napflix.

"Nuestro objetivo es dignificar la siesta, un hábito excelente que, por desgracia, se está perdiendo", cuenta Víctor de Tena, quien se gana la vida como responsable de Estrategia e Innovación de la compañía Havas Media, y que ahora mismo está viviendo en Nueva York, EE.UU.

"Es una práctica cultural en vías de extinción que reivindicamos, y que queremos fortalecer con esta plataforma".

"Todos sabemos lo que significa padecer insomnio. Tu cuerpo quiere dormir pero tu mente no le deja, sigue despierta y activa. Estos vídeos buscan precisamente desactivar la mente y arrastrarla a un placentero sueño".

Monótonos (pero no repetitivos)

De hecho, los creadores de Napflix aseguran que los ya más de 65 vídeos que se pueden contemplar en su plataforma reúnen todos ellos los requisitos necesarios para arrastrar al espectador a una agradable siesta.

"Los vídeos pasan una cuidadosa selección. Para cumplir adecuadamente su función de inducir el sueño tienen, en primer lugar, que ser monótonos. El espectador sabe que no va a pasar nada, que no se va a perder nada si cierra los ojos. Y se duerme", cuenta Tena.

"Pero no han de ser repetitivos. Y si nos recuerdan nuestra infancia, perfecto", aclara, ofreciendo como ejemplo de lo que debe ser un buen vídeo de siesta aquellas viejas series sobre institutos que se emitían por televisión después de comer y que eran perfectamente prescindibles.

Aunque, por ahora, el vídeo qué más éxito está teniendo en Napflix es un documental sobre la vida de los pandas de efectos absolutamente letárgicos.

Los vídeos que se muestran en esta plataforma proceden casi todos de YouTube, aunque Napflix también ha empezado a producir sus propios contenidos.

Es el caso de "Subway", un vídeo realizado por el propio Víctor de Tena que muestra, con la cámara apoyada en un punto fijo, el trayecto en el metro de Nueva York de Canal Street a Coney Island y que resulta decididamente tedioso.

Los dos publicistas españoles detrás de esta idea no están ganando dinero con Napflix, al menos por ahora.

Los ingresos por la publicidad que acompañan a algunos de los vídeos que muestran en su plataforma van a parar a la persona que colgó esos vídeos en internet, no a ellos, que simplemente los reproducen.

"Pero estamos aprendiendo mucho con todo esto sobre cómo se construye una marca", señala Tena.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.