Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/9/2016 9:03:00 PM

Acuerdo por la paz en las redes sociales

Usuarios en Twitter y Facebook iniciaron una campaña para “desarmar el lenguaje” en las redes y tener discusiones más enriquecedoras. ¿Es viable?

En los últimos años, las redes sociales han cambiado la forma en que las personas se comunican y han crecido a pasos agigantados. Actualmente, hay más de 2.000 millones de usuarios en el planeta y en Colombia se calcula que en promedio 12 millones de colombianos, un cuarto de la población, se conectan diariamente a Facebook.

Cerca del 72 por ciento de los internautas usa esta plataforma para revisar noticias, conversar, chismosear o mantenerse al tanto de lo que publican sus celebridades favoritas. Pero pasar tantas horas en las redes sociales, según los científicos, puede generar dependencia y afectar el estado de ánimo y la salud mental.

En su momento, la revista SEMANA había indicado que, si bien las redes sociales han permitido acercar a la gente, se estima que del 5 al 10 por ciento de los usuarios son incapaces de controlar la cantidad de tiempo que pasan en línea. La baronesa Susan Greenfield, autora de libro Your Brain On Social Media, afirma que la red provoca una conducta adictiva, al punto que en imágenes del cerebro se observa un claro deterioro en las mismas zonas que afectan a los drogadictos.

Según Greenfield, disminuye la cantidad de materia blanca en las regiones donde se controlan las emociones, la toma de decisiones y la capacidad de concentración y atención. Incluso, el cerebro puede perder su capacidad de memorizar.

La violencia en las redes sociales ha sido subestimada y poco a poco se ha transformado en todo un problema social y hasta político. Y no es una cuestión exclusiva de un país pasional como Colombia. Las sociedades hiperconectadas han tenido que sacrificar el respeto por las opiniones por la posibilidad de expresarse de forma global y horizontal en pocos segundos.

Ocasiones políticas como el pasado plebiscito del 2 de octubre mostraron la cara más oscura de las redes para los usuarios colombianos. Es cierto que las discusiones políticas son apasionadas y en la mayoría de las ocasiones se prestan para que los interlocutores en vez de intercambiar argumentos, se disparen ráfagas de insultos e improperios que no aportan en nada.

Ante tamaño nivel de agresividad, y aprovechando la coyuntura nacional, un grupo de usuarios busca generar un acuerdo para que haya “Paz en la red”. Con el liderazgo del periodista Víctor Solano, la iniciativa arrancó con el numeral #PazenlaRed” y se ha ido expandiendo en diferentes muros de Twitter (donde la agresividad aumenta exponencialmente).

Pero ¿qué tan viable es que el nivel de agresiones disminuya en las redes sociales? Para el profesor Sergio Llano, de la Universidad de la Sabana, hace falta muchas más pedagogía para que los usuarios dimensionen el poder que tienen sus palabras. Expertos en temas digitales señalan que todavía no hay una completa diferenciación entre lo online y offline. El analista Álvaro Trocha pone un ejemplo sencillo, “¿si usted va en un bus y escucha una conversación de política, la interrumpiría para insultar a uno de los interlocutores”

Por su parte, Carlos Correa, consultor y experto en comunicación digital, le ha señalado a Semana.com, en diferentes ocasiones que, las redes sociales están directamente ligadas a las emociones, más que al racionamiento. Es por esto, señalan los expertos, que temas viscerales como la política o los deportes tienen tanta acogida entre las tendencias.

Y si de emociones se trata, Colombia debe estar entre los líderes de la polarización. Después de lo que ocurrió en la campaña para el plebiscito y los comentarios que suscitaron los resultados es claro que existen pocas esperanzas para que los decibeles disminuyan. Por el contrario, el número de inescrupulosos que utiliza está plataformas para disociar aumenta casi que sin control.

Las redes sociales son herramientas poderosas si se usan adecuadamente. Los usuarios deben saber establecer límites, y para lograrlo deben aprender a utilizar los filtros de bloqueo que ofrecen. “Muchos no son precavidos y abren un perfil sin leer las reglas de manejo de una cuenta y no se toman el tiempo para proteger su información”, dijo a SEMANA Mónica Parada, fundadora de ParadaTecnológica.com, portal dedicado a noticias sobre tecnología.

Además, es importante no priorizar el contacto virtual por encima de la interacción física. Al final de cuentas, cada persona es esclava de lo que publica y, como dice Parada, “la tecnología no es el problema ‘per se’. Todo depende del uso que se le dé”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.