Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2016/02/23 19:34

¿Qué tan fácil es robarles la contraseña a 2.000 expertos en tecnología?

La empresa de seguridad digital Avast hizo una sencilla prueba antes de Mobile World Congress, en Barcelona, para demostrar cómo hasta el más experto regala sus datos más sensibles.

El experimento arrojó que sólo el 40 % de los analizados tenían protegido su equipo. Foto: James Lauritz / Ocean / Corbis

Una simple red de Wifi gratuita bastó para ingresar al celular de 2.000 expertos que se preparaban para participar en el Mobile World Congress (MWC), que se desarrolla en Barcelona por estos días.

Antes de iniciar el evento, la empresa de seguridad Avast montó una red de Wifi abierta en el aeropuerto de Barcelona. Más de 2.000 personas, entre expertos, periodistas, desarrolladores y empresarios, accedieron a la red gratuita. Detrás estaba Avast recolectando datos, sin mayor esfuerzo. Información tan sensible como contraseñas o claves bancarias.

En diálogo con el portal Gizmodo, Gagan Singh, presidente de la división de móviles de Avast señaló que era “interesante demostrar que lo único que hace falta para derribar la mayoría de sistemas de seguridad que incorpora un smartphone moderno es ofrecer algo gratis”. Nadie puede resistirse. En el ejercicio cayeron periodistas de tecnología, jefes de producto de compañías de hardware e incluso expertos en seguridad.

Avast hizo este diagnóstico para probar cuántos usuarios especializados tenían aplicaciones o sistemas de protección con invasores que llegan mediante redes de Wifi desconocidas. El resultado fue sorprendente: sólo el 40 % de los analizados tenían protegido su equipo. Y eso que, en teoría, eran los usuarios más precavidos y conocedores.

Por supuesto, el ejercicio de Avast no era gratuito. Estas empresas, junto con Karspersky, Eset y Fortinet, comercializan aplicaciones que previenen para que los usuarios estén protegidos frente a las conexiones gratuitas.

¿Y WhatsApp?                                                       

Para los hackers, la información de la aplicación más descargada del mundo siempre ha sido un objetivo de gran valor. Pero Whatsapp, hay que reconocer, tiene una estructura casi que diseñada para encriptar sus mensajes de cualquier usuario desprevenido.

En el MCW uno de los temas han sido las posibles intromisiones a Whatsapp. Pero la realidad es que para poder ingresar a la cuenta de otro usuario es necesario tener un conocimiento especializado y mucho tiempo libre. Algo es seguro, hasta el momento ninguna aplicación puede cumplir la promesa de espiar el Whatsapp de otra persona, usualmente estas plataformas son engaños para robar información de curiosos invasores.

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.