Martes, 17 de enero de 2017

| 2015/11/28 14:29

Rojadirecta esquiva la justicia española y sigue funcionando

Tras el mandato de la justicia que obligaba su cierre, los responsables de la plataforma optaron por cambiarle el nombre. Ahora se llaman: TarjetaRojaOnline.

Rojadirecta esquiva la justicia española y sigue funcionando Foto: Archivo particular.

La pelea sigue. Luego de que un tribunal español ordenó este jueves cerrar cautelarmente la página web de enlaces deportivos Rojadirecta, utilizada por internautas para ver gratuitamente eventos cuyos derechos audiovisuales pertenecen a canales de televisión de pago, sus responsables optaron por cambiarle de nombre.

Rojadirecta evade el cerco que le quieren poner. Con sólo teclear TarjetaRojaOnline los usuarios todavía pueden acceder a los contenidos, incluso, prácticamente a la misma plataforma que fue demandada.

"Todo el contenido de este sitio está ubicado en servidores de terceros, proveídos o transmitidos por terceros". "Todo el contenido de este sitio (...) es sacado de sitios públicos de internet, por lo que este material es considerado de libre distribución y no nos hacemos responsables del uso indebido que puedes hacer del contenido de nuestra página", advierte la página.

Provocación o no, los responsables de Rojadirecta no están dispuestos a dar su brazo a torcer. Siguen defendiendo la legalidad de su actividad afirmando que no proporciona directamente las retransmisiones deportivas sino que alberga los enlaces compartidos por los internautas.

Esta semana accediendo a una petición de Distribuidora de Televisión Digital (DTS), empresa propietaria de Canal+ en España, el juzgado mercantil número 1 de A Coruña, en el noroeste del país, "acuerda el cierre cautelar de la página web Rojadirecta en todos sus dominios", anunció la justicia.

El cierre no será sin embargo efectivo hasta que DTS deposite una fianza de 10.000 euros, para lo que dispone de un plazo de cinco días, precisó.

DTS ya había intentado sin éxito que la web, donde los internautas comparten vínculos con copias piratas de retransmisiones deportivas internacionales, fuese cerrada antes del 21 de noviembre.

Quería así evitar que se pudiese seguir mediante sus enlaces el "clásico" de fútbol Real Madrid-Barcelona (0-4), uno de los eventos deportivos más vistos del planeta, con una audiencia estimada de 500 millones de espectadores, y cuyos derechos televisivos para España tenía Canal+.

Para garantizar que los internautas no puedan conectarse a Rojadirecta, además de ordenar su cierre el juez había pedido "a los proveedores de acceso a internet y los proveedores de DNSs (...) que bloquearan la posibilidad de acceso a los dominios afectados", según una decisión escrita difundida por el tribunal.

La justicia española, a la que acudieron también otras plataformas de televisión de pago como Mediapro y GolTV, debe pronunciarse sobre la legalidad de Rojadirecta en un juicio para el que aún no hay fecha.

*Con información de AFP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.