Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/1/2015 9:00:00 PM

¿Sancionar a los operadores de telefonía beneficia a los usuarios?

El ministerio TIC multará una vez más a siete operadores móviles por fallas en el servicio. Asomovil se defendió y contraatacó con un fuerte comunicado. ¿Quién tiene la razón?

Actualmente, hay más líneas de telefonía móvil que colombianos. De acuerdo con cifras del gremio para finales del 2014, Colombia tenía activas 51 millones de líneas, cifra que irá en aumento en los próximos años. Esta gigantesca demanda tiene a los operadores en pleno proceso de respuesta para brindar el mejor servicio posible.

Precisamente, en los últimos cinco años el tema más crítico ha sido la calidad del servicio. Tanto así, que el propio presidente Juan Manuel Santos protagonizó un episodio curioso: se le cayó una llamada importante y como cualquier parroquiano se quejó en Twitter. Esta anécdota resultó ser el detonante de una serie de medidas y sanciones impuestas por las autoridades para que los operadores mejoren sus índices de calidad.

Desde 2012, la Comisión de Regulación de Comunicaciones (CRC), la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) y el MinTic han endurecido sus sanciones. De esta forma buscan incentivar el mejoramiento de los servicios de telefonía. Por supuesto, los operadores se han mostrado escépticos ante estas medidas y siempre tienen un recurso legal para disminuir las sanciones económicas.

En los últimos se conoció que la Dirección de Vigilancia y Control del Ministerio TIC publicará una serie de resoluciones en las que sancionará con fuertes multas a siete operadores de telefonía móvil.  En varios medios trascendió que Claro tendrá que pagar 27.217 millones de pesos, siendo el operador que más recursos tendrá que desembolsar.

Por otra parte, Tigo tendría que pagar una multa de 6.253 millones de pesos, mientras que Movistar tendrá que pagar 3.612 millones de pesos. Además, los conocidos operadores virtuales, Uff y UNE también habrían sido sancionados.

Las razones para estas nuevas sanciones tienen que ver con fallas en la prestación del servicio y problemas de acceso en zonas apartadas de la geografía colombiana. En los últimos días el ministerio estuvo notificando a las empresas sobre estas penalidades para que presenten sus recursos de apelación.

Consultado por este tema, el titular de la cartera, Diego Molano, le explicó a la prensa que no podía pronunciarse ya que el proceso está en proceso y podría incurrir en prejuzgamiento lo que lo podría exponer a una posible recusación (algo que ya le ocurrió en el pasado con Claro). “Actualmente el proceso está en la etapa de ‘pataleo’ por parte de los operadores”, dijo el ministro Molano.

Pues bien, en las últimas horas Asomovil, la agremiación que congrega a Claro, Tigo y Movistar, publicó un fuerte comunicado en respuesta a las sanciones que esta vez provienen directamente del Ejecutivo.

En la comunicación, Asomovil expresa que “la sanción corresponde a hechos del año 2012 y se impone tres años después de que los operadores presentaran e implementaran planes de mejora ante la autoridad”.

Agrega, además, que “estas decisiones desconocen los esfuerzos de inversión de los operadores y el compromiso de llevar el servicio a los rincones más apartados del país”. Además, se valió de un estudio de la agremiación internacional GSMA sobre calidad de los servicios móviles, en el que señalan que “un enfoque orientado exclusivamente a las sanciones puede tener consecuencias no deseadas: desincentivo a la innovación, distorsiones en el mercado, reducción de la oferta, menor eficiencia y competencia”.

Pero el tema no se queda ahí. A la asociación también le envió una puya al Gobierno: “es indispensable que las autoridades competentes resuelvan temas estructurales, que impiden el despliegue de infraestructura en el país y que afectan directamente la calidad del servicio”, explicaron en su comunicado.

¿Y los usuarios?

Explicadas las coyunturas legales el tema de fondo, una vez más, es el usuario. Así como alguna vez una llamada importante se le cayó al mismísimo presidente de la República, día a día hay fallas en las comunicaciones que afectan a millones de colombianos, que de vez en cuando reciben una mínima compensación de minutos informadas vía mensaje de texto.

De acuerdo con cifras de la CRC, los operadores compensaron 1.163 millones de minutos de enero a noviembre de 2014, pero lo hicieron mediante estadísticas promedio, no de forma individual de acuerdo con la afectación que haya tenido cada cliente.

Algunos conocedores del sector le explicaron a Semana.com que las multas que reciben los operadores es como ‘quitarle un pelo al gato’ y realmente no afectan los índices de mejoramiento del servicio. Sin embargo, varias voces coinciden en afirmar que estas sanciones sí han funcionado y se han visto reflejadas indirectamente en los usuarios.

El presidente de la Asociación Colombiana de Ingenieros (Aciem), explica que estas medidas tomadas por parte del Gobierno “son disuasivas” y han ayudado a mejorar la calidad del servicio. Señaló, además, que las autoridades deben seguir endureciendo las medidas en caso de que el índices de calidad no mejoren.

Por su parte, el director ejecutivo de Colombia Digital, Alberto Pradilla, le explicó a este medio que las sanciones económicas, a la larga, sí benefician a los usuarios. “Es una cuestión económica, cuando los operadores vean afectadas las cifras de sus balances por cuenta de las sanciones mejoran sí o sí, la calidad del servicio”.

¿Qué dicen los operadores?

Los operadores, por su parte, de telefonía móvil insisten en que el porcentaje de llamadas caídas se debe a la congestión en la red y a la deficiencia en la infraestructura. El problema central, explican los operadores, es que no hay las suficientes antenas para la demanda actual de voz.

Y, en parte, tienen razón. Aunque la explicación no es muy popular, es cierto que en muchas poblaciones hacen falta terminales que repliquen la señal y mejoren la calidad de las llamadas. Esta falta de infraestructura tiene que ver con las restricciones que ponen las autoridades locales para instalar antenas.

Algo que debe evitar a toda costa la CRC es que, a los operadores les resulte más rentable compensar con muchos minutos gratis a los usuarios que invertir en ampliar y mejorar la infraestructura de telecomunicaciones. De lo contrario, tendremos muchos minutos, pero pocas llamadas completadas exitosamente.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.