Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2016/01/19 22:23

¿Se estancaron las innovaciones en los celulares inteligentes?

El mercado de dispositivos móviles atraviesa un momento singular. Aunque el mercado está lleno de opciones, hay pocos diferenciales a la hora de escoger. ¿Qué vendrá en el 2016?

En el 2016 llegarán a las tiendas el iPhone 7, el Samsung Galaxy S7 y el Huawei Mate 8. Foto: Sfio Cracho / Corbis

Los fanáticos de la tecnología están conformes con los anuncios que hacen los fabricantes para sus nuevos dispositivos. Pero otra franja del mercado, la que no es tan aficionada (o geek), encuentra pocas diferencias entre los teléfonos de alta gama. En el sector, no son pocas las voces que advierten una especie de estancamiento en la industria.

Como cada año, en Las Vegas se llevó a cabo la feria tecnológica CES. En este espacio, los fabricantes presentan esas innovaciones que “descrestarán a los usuarios”. Pero esta edición fue calificada por expertos como “aburrida”. El portal especializado Gizmodo criticó con dureza. “El problema es que la CES 2016 ha pecado de ser aburrida y de estar plagada de microproductos irrelevantes y muchos prototipos”.

Es cierto que los fabricantes prefieren anunciar sus innovaciones en eventos propios para que nadie les robe los flashes. Pero es claro que en el último lustro no salió ningún dispositivo que realmente se robará las miradas de los visitantes en ese megaevento. Es más, portales de Estados Unidos se preguntan: ¿Cuál fue el último celular en descrestar realmente el mundo tecnológico?

Los smartphones han evolucionado en los últimos ocho años. Primero irrumpieron como pequeños centros de entretenimiento, con llamadas, para convertirse en computadores portátiles en los que un usuario puede tener funcionalidades de PC, televisor, radio y cámara en uno solo. Sin embargo, comienza a llegar un punto en el que todos se preguntan: ¿Qué más pueden ofrecer?

El tamaño de los dispositivos aumenta, igual que la capacidad de sus cámaras. Los sistemas operativos prometen mayor usabilidad. Pero las funcionalidades disruptivas brillan por su ausencia. Los fabricantes, como era natural, se han decantado por los detalles.

Año a año mejoran el tamaño, el diseño e incorporan cámaras más sorprendentes. Pero todavía falta mejorar temas de batería, uso y facilidad para los consumidores más nuevos.

El reto para los fabricantes es mayúsculo. Actualmente, Apple, Samsung, Microsoft y recientemente Huawei dominan el mercado. Para dimensionar, en el 2015 se vendieron alrededor de 353 millones de celulares alrededor del mundo. Samsung sigue liderando el mercado mundial, seguido por Apple, mientras Huawei llegó al tercer puesto en el último trimestre del año. Lenovo y la multinacional china Xiomi completan el top 5.

Más funciones, menor precio

La apuesta de los fabricantes se enfoca en los mercados emergentes como el latinoamericano, que se han convertido en el campo de batalla predilecto. Y precisamente los usuarios de este lado del mundo están dejando de adquirir smartphone por temas de estatus, para buscar equipos que realmente solucionen temas de su vida cotidiana.

La contracción económica que viven estos países hace que los fabricantes presenten dispositivos para todos los gustos y reserven los más lujosos para otros más fuertes como el americano y el europeo. El diagnóstico para mercados como el colombiano es simple: más que lujo, se buscan equipos funcionales a precios razonables. Precisamente lo que omiten los ‘buques insignia’ de los tres líderes.

En el 2016 llegarán a las tiendas el iPhone 7, el Samsung Galaxy S7 y el Huawei Mate 8. Detrás vienen marcas fuertes como Lenovo, Xiomi y, por supuesto, Microsoft sigue en competencia. Todos ellos tendrán que mostrar herramientas nuevas, que realmente hagan memorables los equipos, algo que no sucedió al menos en los últimos tres años.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.