Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/28/2017 12:02:00 PM

¿Ya es hora de trabajar por fuera de la oficina?

Cada vez hay más experimentos exitosos que demuestran las mieles del teletrabajo, pero para muchos sigue siendo un desafío complejo. La realidad es que el trabajo cambió y va a seguir su transformación.

David pide un capuchino en Starbucks, se sienta en un sillón confortable, prende su portátil, se conecta y empieza a desarrollar su informe. En 30 minutos tendrá una reunión virtual con sus jefes y luego contactará a algunos clientes, varios en otras ciudades, para cerrar su día. No irá a la oficina sino hasta la otra semana, pero su trabajo no para y es mucho más feliz. ¿Cómo lo hace?

Un trabajador promedio arranca su día organizándose para trabajar, va al transporte público, se sienta al frente de un computador varias horas y salta de nuevo al transporte hacia su casa. Al otro día, el mismo círculo. Algo que deja tiempo desperdiciado y una satisfacción cuestionable en cuanto a lo personal. Por eso el trabajo ha cambiado y varias empresas, ya no las grandes tecnológicas como Google o Facebook sino unas más cerca de lo que se cree, han implementado esquemas pensados en el empleado y basados en la productividad que de un miedo ha pasado a ser un impulsor.

“Para 2020, 75 por ciento de la fuerza de trabajo serán nativos digitales. Ahora más que nunca debemos tender puentes digitales y hacer que todo esté en el mismo nivel en esta transformación digital”, dijo Kirill Tatarinov, CEO de Citrix, durante el Synergy que tuvo lugar en Orlando, Florida.

"Hoy en día la empresa que no ve en la tecnología un habilitador para el cambio, se quedó"

Esto es algo palpable. Por ejemplo, un 92 por ciento de los empleados móviles dicen ser capaces de ejecutar tareas con mayor rapidez y 70 por ciento se sienten más motivados cuando trabajan desde afuera. Las cifras dan respuesta a los interrogantes que tienen algunos empresarios cuando contemplan el teletrabajo. La productividad es uno de los ítems que muchos temen que se vean afectados pero el movimiento del futuro del trabajo rebate la tesis.

Según un estudio reciente de Oxford Economic Research, los ejecutivos que implementaron estrategias de trabajo virtual obtuvieron mejores resultados que otros en una amplia gama de parámetros de negocio, que incluyen un mayor crecimiento de los ingresos y más ganancias, menos gastos, mayor retención de empleados y mayor satisfacción del cliente.

Infografía: vea cómo puede estar la oficina en cualquier dispositivo

Teletrabajo en acción

Los trabajadores digitales, mucho más los latinoamericanos, coinciden en algunas ventajas del trabajo remoto: menos tiempo en el transporte público, más creatividad, mayor concentración y motivación. Además, cerca del 73 por ciento de empleados trabaja con personas que están en otras oficinas o en otras ciudades.

“Los empleados ahora no son estáticos, son cada vez más móviles y más virtuales. Movilidad no es solamente trabajar en casa”, le dijo a Semana.com Juan Pablo Jiménez, vicepresidente de Citrix para América Latina.

Le puede interesar: entrevista con Jacob Morgan, experto en el futuro del trabajo

El teletrabajo no es un invento destinado solo a las empresas tecnológicas de las grandes potencias. En Colombia ya existe una ley que define esta modalidad: "Una forma de organización laboral, que consiste en el desempeño de actividades remuneradas o prestación de servicios a terceros utilizando como soporte las tecnologías de la información y comunicación -TIC- para el contacto entre el trabajador y la empresa, sin requerirse la presencia física del trabajador en un sitio especifico de trabajo" (Artículo 2, Ley 1221 de 2008).

Con legislación ya hecha, solo queda derrumbar miedos y mitos. Los puntos a favor de trabajar desde casa o desde un lugar diferente a la oficina no dejan de ser atractivos: acceso a la información en cualquier lugar, comunicación continua, almacenamiento seguro, más creatividad, mayor productividad, soluciones más rápidas y un equilibrio personal y laboral.

 

¿Más productivos?

Un trabajador digital puede responder correos, hacer y enviar informes desde un escritorio virtual como si estuviera en la oficina. La virtualización ayuda a que si un dispositivo se pierde, la información esté segura. El trabajo móvil y las soluciones tecnológicas que requiere el salto compiten con la inversión que normalmente se hace en espacios físicos y el sostenimiento de ‘fierros’, como llaman los especialistas a la parte robusta del hardware.

“Estos proyectos se ejecutan por vía tecnológica pero impactan a toda la organización. Al final  se trata de cambiar culturas, las formas en que la gente es productiva, cómo la gente interactúa dentro de la oficina. Rompe el modelo del escritorio físico. Hay que romper paradigmas, en Colombia seguimos siendo de horario de trabajo, de que quiero ver a la persona sentada en el escritorio para saber que está trabajando; es algo absurdo. Está demostrado que no somos los más eficientes de la región”, le dijo Juan Pablo Villegas, gerente general de Citrix en Colombia a Semana.com.

"Las formas de trabajo se transformarán a una velocidad vertiginosa"

Si hay un mensaje que se repitió durante Synergy fue que las organizaciones que han apostado por la virtualización e implementación para trabajo remoto son más productivas.

Y Colombia no está tan lejos de hacerlo realidad. Algunos números lo demuestran. Por ejemplo, el 79 por ciento de empleados dijo tener aplicaciones de productividad, administración o negocios que provee su empresa. Un 48 por ciento almacenamiento en la nube y 83 por ciento acceso remoto a escritorios virtuales. Un 66 por ciento dice que accede a la información corporativa de la empresa desde teléfonos inteligentes.

Además, las empresas están invirtiendo en esa dirección: 69 por ciento de los encuestados dicen que en los últimos años han comprado dispositivos móviles para sus empleados, 81 por ciento ha contratado planes de datos, 58  por ciento desarrollo de aplicaciones y compra de software 81 por ciento, en la región Colombia es uno de los mejores en estos adelantos. Pero aunque las cifras son buenas, todavía no se da el paso definitivo quizá por los miedos a la tecnología que ya ha sepultado varias industrias.

Virtualizar para estar más seguros

Después del ataque masivo llamado Wanna Cry’ muchas empresas se vieron seriamente afectadas y otras salieron airosas. Estas últimas fueron las más adelantadas en virtualización, cuestión que no es una coincidencia.

El virus lo que hacía era entrar en la vulnerabilidad que detectaba en una máquina y podía encriptar el dispositivo, entonces tomaba el control y mandaba un correo con un tipo extorsión para devolver la información y el control. Este tipo de ataque se le conoce como ransomware y le puede pasar a cualquiera. “Con virtualizacion en unas 15.000 computadoras que al final son una imagen, es desde el datacenter donde tengo todo controlado y desde allí puedo instalar el parche para neutralizar la amenaza. Un banco de México tuvo que instalarlo en cada una de sus miles de computadoras, pero una aerolínea colombiana lo hizo desde una sola fuente porque tenía virtualizadas sus máquinas. La mayoría de los clientes creen que están protegidos pero eso no es cierto y la amenaza es real”, opina Juan Pablo Jiménez.

Romper el paradigma

Aunque hay números que hacen ver bien a Colombia en este camino del teletrabajo para mejorar los indicadores de productividad, satisfacción y seguridad, los empresarios colombianos son unos de los más conservadores en adoptar nuevas tecnologías en la región pues siguen viendo la tecnología como un tema operativo. “Hoy en día la empresa que no ve en la tecnología un habilitador para el cambio, se quedó. Uber es la empresa de taxis sin un solo taxis y Airbnb el hotel más grande del mundo sin tender una sola cama. Si no lo tenemos en el día a día en algún momento puede salir una tecnología que acabe con mi empresa, ese es el reto”, dice Villegas.

Ir contra la tecnología y sin pensar en el usuario final y en el empleado solo ha traído malas experiencias. Y en eso coincide con Tatarinov: “Las formas de trabajo se transformarán a una velocidad vertiginosa. Por eso las empresas tienen que decirle sí a todas las herramientas tecnológicas que detonen su productividad, de lo contrario corren el riesgo de quedarse atrás”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.