Martes, 24 de enero de 2017

| 2015/11/03 17:04

De la estrella al corazón, la cruzada de Twitter por sobrevivir

El cambio de las estrellas de Favorito por los rojos corazones del 'Me Gusta' es una apuesta de Twitter por tener nuevos usuarios.

Twitter quema los últimos cartuchos para competir con Instagram y Facebook. Foto: Archivo particular

El mayor problema de Twitter es que no cautiva nuevos usuarios. Esa es la principal razón por la que la red del pajarito azul cambió las emblemáticas estrellas que significaban Favorito por un símbolo más universal como el corazón con el famoso ‘Me gusta’.

“Queremos que Twitter sea más fácil de usar, y sabemos que a veces una estrella puede ser confusa, especialmente para los recién llegados. Puede que te gusten muchas cosas, pero no todo puede ser tu favorito”, señaló la red social en su blog. El cambio, como era de esperarse, no fue bien recibido por los usuarios más antiguos.

Sin embargo, la red explicó que el corazón es un símbolo universal que resuena en cada lenguaje y cultura (…) es más expresivo.  Permite unir un mayor rango de emociones y fácilmente conectar con las personas. Y en nuestras pruebas, encontramos que la gente lo amaba”, agregó.

De fondo, el problema de Twitter es tan complejo como fácil de explicar: es difícil de manejar para los usuarios nuevos, lo que hace que sus cuentas queden inactivas en poco tiempo. El nuevo CEO de Twitter, Jack Dorseyparece consciente de esa situación.

Tras su nombramiento, a principios de octubre, reconoció que el funcionamiento es demasiado complicado para la gente. Y que su estrategia pasaría por crear herramientas que lo hagan manejable. Dorsey sostiene que habrá nuevas mejoras de las funcionalidades de Twitter en la misma línea. Esto supone un cambio en el espíritu de Twitter, pues hasta ahora respondía a las innovaciones de los propios tuiteros.

Así, los hashtags, los retuits e incluso la convención de usar @ para mencionar a alguien, fueron iniciativas de los usuarios. Dorsey tiene ahora que construir un nuevo Twitter y al mismo tiempo no desmantelar lo que le dio sentido como red social.

¿Pierde su espíritu?

Lo cierto es que Twitter atraviesa una suerte de encrucijada. Por un lado debe atraer una nueva masa de usuarios para poder equipararse con redes como Instagram o Facebook que lo superaron hace tiempo. Al mismo tiempo, tiene que mantener las bases que enamoraron a sus más de 800 millones de usuarios. Ese punto de equilibrio parece una quimera.

El mejor momento de Twitter tuvo que ver con su inmediatez y comunicación. Sobre esta red se gestaron revoluciones y se informaron hechos históricos. En el clímax, Twitter fue la plataforma de los políticos y las cruzadas. La red de los cambios. Sin embargo, llegó a la cima y no sabe cómo sostenerse.

Ahora tiene que retomar el camino. Sólo que con dos años con pérdidas reportadas en Wall Street. Su reto no es para nada sencillo. Tiene que enamorar a los famosos Millenials que parecen estar más interesados por el video y las imágenes que por la interacción social. Twitter busca volver a sus bases. ¿Será muy tarde?

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.