Sábado, 3 de diciembre de 2016

| 2016/02/04 10:06

Tarifa dinámica ¿el lado oscuro de Uber?

Durante las primeras horas del Día sin carro cientos de usuarios se han quejado por los sobrecostos en viajes solicitados mediante la plataforma. ¿Cómo funciona?

Tarifa dinámica ¿el lado oscuro de Uber? Foto: Archivo particular

Entre los mayores beneficiados por la jornada del Día sin carro en Bogotá están los conductores de Uber. La demanda, durante el día, aumenta exponencialmente frente a un día normal de trabajo. Con el fin de incentivar a los transportadores a que se conecten a la plataforma y saquen sus vehículos a las calles, Uber maneja un modelo controversial, conocido como tarifa única.

Desde Uber explican que cuando la demanda supera la oferta de vehículos en las calles, como en el Día sin carro, “un multiplicador de la tarifa habitual se activa y aumenta momentáneamente el precio para incentivar a más conductores a llegar a la zona donde se registra un pico en la solicitud de viajes”. Al final, lo que promueve la plataforma es que los usuarios no tengan que esperar tanto tiempo por un servicio.

Sin embargo, este modelo siempre genera quejas entre los usuarios. En Twitter, por ejemplo, el usuario Jaime Durán informó que un recorrido que usualmente le cuesta 13.000 pesos, este jueves le costó 92.000 pesos. Como esta, se han registrado cientos de quejas en redes sociales. Los usuarios denuncian que la tarifa puede aumentar hasta en 600 %.

Ante esto, Uber asegura que notifica a los usuarios sobre la tarifa dinámica antes de solicitar el servicio. “El usuario debe aceptar previamente que está dispuesto a pagar una tarifa más alta. Incluso cuando el multiplicador es dos veces superior a la tarifa normal”, informaron.

Agregan que "incluso cuando el multiplicador es dos veces superior a la tarifa normal, el usuario debe ingresar manualmente el número (2.0 en adelante) para asegurarnos que está siendo consciente de la tarifa que está aceptando".

Aunque las reglas de juego son claras, no son pocas las voces indican que este modelo de cobro distorsiona el mercado. Competidores de Uber, como el gremio de los taxistas, tienen precios establecidos y no pueden modificarlos de acuerdo con la demanda o la coyuntura de una jornada.

“Es como si Transmilenio le subiera 200 pesos al pasaje porque la demanda aumenta, eso es distorsión del mercado”, afirmó un experto en temas de movilidad ciudadana a Semana.com.

Semana.com consultó con la Superintendencia de Puertos y Transporte sobre el modelo de las tarifas dinámicas. Señalaron que “Uber sigue siendo un servicio informal ", por lo que no existe competencia.

Voceros de Uber le confirmaron a Semana.com que no han recibido observaciones o reconvenciones por parte de la Superintendencia respecto a las tarifas dinámicas. Expresaron, además, “que las variaciones tarifarias en momentos de alta demanda no son exclusivas de Uber, pasa también con las aerolíneas o los hoteles. Tanto los pasajes aéreos como la disponibilidad de habitaciones es limitada, así que en épocas de alta demanda los precios varían”.

El tema es de alta complejidad. Una vez más quedan retratados los problemas legislativos que existen en torno a las plataformas digitales, así como los vacíos legales y la oferta insuficiente de transporte público en Bogotá se convierten en detonantes que al final afectan los bolsillos de los usuarios. Falta mucho por definir.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.