Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×
Semana Videos

Filtrar:

VIDEO

Assassin’s Creed: del videojuego a la pantalla grande

Se acaba de estrenar el tráiler que revive la historia de una de las franquicias de videojuegos más exitosas de los últimos años. La película se podrá ver en diciembre.

Compartido 0 Veces

Las fantásticas historias de los videojuegos siguen seduciendo a la industria hollywoodense. Cada año, un nuevo ejercicio de reimaginación brota de las consolas y se traslada a la pantalla grande. En el pasado fueron Tomb Raider y Resident Evil quienes inauguraron el milenio con sus respectivas adaptaciones cinematográficas. Ahora el turno es para Assassin’s Creed, la mina de oro de Ubisoft que sigue una eterna lucha entre una orden secreta de asesinos y sus enemigos los templarios.

Desde que salieron sus primeras entregas en el 2007 y en el 2009, y su éxito arrasó con las ventas, se rumoró la posibilidad de adaptar la historia al cine. Esto se convirtió en realidad a finales del 2014, cuando se oficializó que 20th Century Fox ponía en marcha el proyecto. Sin embargo, por mucho tiempo los fanáticos solo tuvieron como respaldo de sus ilusiones un par de fotografías del rodaje, hasta que hoy salió el primer avance de la película.

Con un ritmo frenético y algunas secuencias bastante fieles a las del videojuego, el tráiler no entrega muchos detalles sobre la trama, pero revela que el protagonista (Michael Fassbender), es un condenado a muerte usado en un experimento para encontrar algo de su pasado. Así, el espectador se transporta a algún punto de la inquisición española, donde al mismo tiempo que la guerra, transcurre bajo las sombras una lucha entre asesinos y templarios.

Con una decena de videojuegos, historietas y novelas gráficas, la franquicia Assassins’s Creed se ha convertido en una de las más exitosas de los últimos tiempos. Su combinación entre lugares de otro tiempo recreados milimétricamente, personajes históricos, tramas conspirativas y acción imparable le ha valido muchos elogios por parte del público y la crítica especializada.

Relación agridulce

Assassin’s Creed, la película, se estrenará el 21 de diciembre. Muchos fanáticos se emocionaron cuando se conoció que el elenco estaba integrado por pesos pesados del cine, como Michael Fassbender o los oscarizados Jeremy Irons y Marion Cotillard.

Sin embargo, otros no tienen las mismas expectativas, y con razones, pues el camino de las consolas a la pantalla grande ha estado colmado de fracasos. Algunos tan sonados que en vez de engrandecer los videojuegos, terminaron por sepultarlos.

La historia empezó en la década de los 90, cuando se produjo una adaptación del personaje más famoso del mundo de los pixeles: Mario Bros. Aunque la película venía precedida por una fama más que considerable, fue un rotundo fracaso. No recaudó ni la mitad de su presupuesto en taquilla y fue el hazmerreir de los críticos.

Luego llegaron las entregas de Street Fighter y Mortal Kombat, que aunque no dejaron la vara muy alta en términos de audiencia, al menos cosecharon un éxito discreto. Entonces en el 2001 llegó Lara Croft, encarnada por Angelina Jolie, y fue cuando Hollywood se dio cuenta de que en los personajes tridimensionales había una gigantesca mina de oro.

Al éxito de Tomb Raider se sumó Resident Evil, que en diez años acumuló cinco entregas con altas ganancias en taquilla y creó una seguidilla de fanáticos que aumentó la popularidad de los videojuegos.

Pero no todo era color de rosa, pues entre ambas adaptaciones, también surgieron algunos desastres cinematográficos. Sucedió con House of the Dead, Dungeon Siege o Alone in the Dark. Estos apenas si rozaron la taquilla doméstica y fueron un estrépito para la crítica. Y no solo eso, sino que terminaron por condenar a sus franquicias al fracaso.

Otras adaptaciones, como Hitman, Silent Hill o el Príncipe de Persia tuvieron más éxito e incluso se proyectaron a nivel internacional. No obstante, no pudieron romper con el estigma de los críticos, y fueron reseñadas con calificaciones mediocres.

Pero este 2016 podría ser la sorpresa para la unión entre videojuegos y cine. Assassin’s Creed es más realista y contextualizado que aventuras como Resident Evil o Silent Hill, por lo que eso podría enganchar a espectadores más exigentes. Por otra parte, su elenco es de primera categoría y tiene a un director que sorprendió con su visión de Macbeth (2015).

Y no solo Assassin’s Creed está en el panorama. Este año también llegará a la pantalla grande Warcraft, basado en la popular historia de ogros y humanos. La cinta fantástica ha recibido el aval de su creadora, Blizzard, y cuenta con la dirección del laureado Duncan Jones. Por otra parte, dentro de poco se estrenará una adaptación animada de Angry Birds, el videojuego que rompió récords en los celulares. Por los avances que se han mostrado, la cinta apunta a una audiencia más infantil, por lo que podrá abordar sus temáticas con una óptica más divertida pero sin descuidar su esencia, similar a lo que hizo Lego con su aventura animada.

Cargando Comentarios...