Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/30/2014 10:15:50 PM

¿Cuánto falta para que veamos autos voladores?

Con los recientes avances en materiales, fuentes de energía y automatización, el famoso sueño de los carros voladores podría ser realidad más pronto de lo que pensamos.


Con la idea de volar

A principios de mayo de este año, la firma Terrafugia presentó su TF-X, un diseño conceptual para un radical nuevo tipo de vehículo de transporte aéreo personal. Así que hablé con Carl Dietrich, el cofundador de la compañía, para entender cómo funcionaría.

La firma Terrafugia recientemente presentó su último diseño.
"Nos parece que es el momento indicado para empezar a considerar seriamente los retos asociados con la creación de lo que la gente llama un auto volador", dijo a a la BBC.

"La visión es tratar de crear el futuro del transporte individual con el que la gente ha soñado durante años".
Dietrich cree que toda la tecnología necesaria ya existe, y dice que las discusiones iniciales con la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos indican que los obstáculos regulatorios existentes pueden superarse.

Terrafugia es apenas una de varias compañías que proponen la idea y ha estado recibiendo pedidos por un diseño anterior -el Transition, un aeroplano con alas plegables, legal para conducir en carretera- por muchos años.

El diseño TF-X es más futurístico y más parecido a como nos hemos imaginado que sería un auto volador.

Para subir y bajar

Una de sus principales ventajas es la habilidad de despegar y aterrizar verticalmente, como un helicóptero. Cuando funciona como auto, el híbrido puede depender de sus motores eléctricos y baterías.

Para despegar necesita más poder, por lo que usa el motor de combustión de hidrocarbono. Las alas plegables se extienden. Las dos enormes cápsulas con motores a cada lado del vehículo se ponen en posición vertical y las hélices proporcionan la elevación.

Cada cápsula contiene 16 motores eléctricos independientes, con su propio regulador y batería, de manera que las consecuencias de una falla no sean catastróficas.

Cuando llega a la altitud requerida, las cápsulas pasan a apuntar hacia adelante. Un ventilador de flujo guiado en la parte de atrás produce el impulso y las alas empiezan a operar como una superficie aerodinámica convencional para proveer la elevación mientras acelera. A toda velocidad, las hélices se retraen y el vehículo entra en velocidad crucero.

El TF-X alcanza una velocidad máxima de 322km por hora, y un rango propuesto de 805km por hora.

"Una de las grandes ventajas de una aeronave eléctrica es que existe la oportunidad de cambiar lo que ha sido típico en la aviación hasta el momento, que es tener uno, dos, o cuatro motores máximo", explica Dietrich.

Visiones todoterreno

"Es una propuesta interesante, definitivamente", opina Frank Nieuwenhuizen, ingeniero aeroespacial del Instituto Max Planck para cibernética biológica, y una de las personas involucradas en el proyecto EU MyCopter, que examina cómo la industria del transporte aéreo puede cambiar durante el próximo siglo.

No obstante, Nieuwenhuizen advierte que las visiones futurísticas no son suficientes para hacer que los autos vuelen.

"No se trata solamente del vehículo, sino de un sistema completo que tiene que ser montado para que algo así sea útil. La aceptación es una gran parte de ello y es ahí donde todavía falta mucho trabajo, en el sentido de qué va a pasar cuando algo así esté disponible... ¿va a querer la gente vehículos voladores sobre sus hogares todo el tiempo?".

A Mario Gerla le gusta la idea pero también advierte que el concepto todavía tendrá que sortear varios obstáculos.
"Siempre pensamos '¡qué rico sería!' cuando estamos en medio del tráfico, poder de repente despegar y volar a dónde queramos", dice a la BBC.

"Yo entiendo la idea de volar de aeropuerto a aeropuerto, doblar las alas y convertirlo en auto. En el aire, sería sólo otro avión más. Pero si uno despega de un estacionamiento para volar hasta unas cuadras más allá, es más parecido a un helicóptero. Es más flexible e interesante, pero quizás más peligroso".

Terrafugia originalmente esperaba estar despachando su modelo menos radical, Transition, en 2009, pero ahora estima que sus primeros clientes lo recibirán en 2015 o 2016.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.