Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/27/2014 12:00:00 AM

Eliminación de cláusulas: desde ahorros hasta robos

Si bien la decisión de MinTIC puede ser un alivio, también puede ser un problema más para los usuarios.

Este miércoles el Ministerio TIC dio a conocer la decisión de eliminar las cláusulas de permanencia de los contratos de telefonía móvil desde el primero de julio. Una medida que muchos usuarios celebran, pues estarán en libertad de cambiarse de operador cuando lo requieran sin sentirse atados por el contrato y la deuda que adquieren con el operador al adquirir un equipo.

Otros, en cambio, aseguran que el precio de los teléfonos se va a incrementar ya que desaparece el subsidio que daban los operadores a los usuarios a cambio de comprometerse a mantenerse como cliente durante uno o dos años.

La posibilidad de cambiarse de operador existe desde el 2010 cuando entró a regir la portabilidad numérica. Incluso si el usuario ha firmado una cláusula de permanencia, puede cambiarse si paga el excedente que debe del equipo. Algo que se ha malinterpretado como la “multa” que cobran los operadores por retirarse, cuando en realidad no es una multa ni una sanción sino el valor correspondiente a lo que le queda por pagar por el equipo si decide retirarse antes de tiempo.

Haciendo cuentas, en ocasiones resulta mejor cambiarse de operador y asumir la deuda pendiente, pagándola con tarjeta de crédito o con otro sistema de financiación. A cambio se va a lograr el ahorro, si encuentra un plan más económico en otro operador, y lo más importante: el usuario se evitará los dolores de cabeza si está cansado con el servicio actual.

¿Entonces en qué cambia el asunto? En que ahora los operadores deben inventarse otras estrategias para cautivar a sus clientes. Y esa, seguramente ya no será el equipo, como se ve en las promociones de hoy donde el gancho es el equipo y por supuesto, el contrato.

La competencia será ahora a punta de servicios y tarifas. Y eso no es nuevo. Los operadores móviles virtuales, han demostrado desde 2010, que se pueden captar clientes fieles a punta de tarifas. Sin firma, sin contratos y sin vender equipos.

Virgin Mobile en menos de un año ya tiene 500.000 clientes. Uff! cerró en año con 412.000 y Éxito con 26.000. Por supuesto, el modelo es diferente pues estos operadores no invierten en infraestructura mientras que los tradicionales Claro, Movistar y Tigo tienen una carga más robusta de montaje de infraestructura y de red de distribución.

Los operadores pueden seguir vendiendo equipos y los pueden financiar. De hecho ya ocurre. Solo que ahora habrá más claridad para el usuario pues entenderá en su factura cuánto paga por el servicio y cuánto por el celular.

Puede que el negocio no cambie y ahora los operadores creen una nueva unidad de negocio de financiamiento de equipos, que sería el mejor camino.

Nueva distribución

El precio de los celulares se podría incrementar si los operadores dejan de vender equipos o si reducen la cantidad de unidades que comercializan. Multinacionales como Claro, Movistar o Tigo negocian con los fabricantes como Apple, Samsung, Nokia o LG, millones de unidades de teléfonos para vender en diferentes mercados, y por esa escala, pueden adquirirlos a buen precio.

Si el negocio de venta de celulares cambia a puntos de venta, analistas del mercado dicen que puede haber un leve incremento inicial ya que las grandes superficies o tiendas de tecnología tardarían unos meses en tener un inventario suficiente que haga competitivos sus precios con los de manejan los operadores.

Otros en cambio dicen que los grandes beneficiados con la medida serán los bancos que crearán nuevas líneas de crédito exclusivas para financiar celulares a largo plazo.

Bancolombia de hecho, principal socio de Uff! Ya saca provecho de sus dos negocios y financia equipos a la vez que tiene planes móviles exclusivos para los clientes del banco si autorizan débito automático de sus cuentas para pagar las cuotas del teléfono y del servicio.

Otro negocio que cobrará fuerza, es el de la venta directa por los fabricantes. Hoy la mejor red de distribución que tienen los fabricantes de teléfonos, son los operadores, con quienes además establecen alianzas de distribución exclusiva de algunas referencias. Pero eso también cambia con la nueva reglamentación.

También están prohibidos los acuerdos que excluyan a un operador de vender una marca de celulares. Y como los fabricantes ya tenían calculada la entrada en vigencia de la norma de las cláusulas, han incrementado la apertura de tiendas directas tipo Samsung, LG o Apple.

Hoy estas tiendas, funcionan más como centros de experiencia y como salas de exhibición de productos que como puntos de venta, pues por la venta masiva a los operadores, a los clientes les resultaba más rentable comprar el equipo con el operador y no con el fabricante.

El nuevo modelo hará que la venta directa en estas tiendas cobre importancia.

Al fin y al cabo se trata de un cambio de mentalidad y de percepción. Si hoy un usuario paga por un plan, 150.000 pesos mensuales donde se incluye el valor del equipo, ahora podrá pagar su equipo en cuotas de 70.000 pesos mensuales, bien sea con un operador, con su tarjeta de crédito o con sistemas directos de financiación de una tienda, y podrá descubrir planes que le ofrezcan lo mismo que tenía antes, por 40.000 pesos.

Como hoy en la factura no aparece discriminado, cuánto va para el pago del equipo y cuánto para el servicio, es difícil que el usuario perciba que lo que paga no es solo por el servicio. Cuando lo entiende, descubre que está pagando por un plan de 500 minutos, por ejemplo, cundo en realidad nunca llama y solo usa internet. Al analizar las ofertas de los seis operadores móviles, podrá encontrarse con planes que le den justo lo que necesita por menos precio y paga el equipo por separado.

El sentirse atado a una cláusula de permanencia, por más de que en teoría si exista desde 2010 la manera de cambiarse de operador, hace que los usuarios no exploren lo que ofrece el competidor. Esa posibilidad en cambio, hoy será más usual y cobrará sentido tener más de seis opciones para elegir. La competencia estará a favor del usuario.

Lo no tan bueno

Algunos analistas que han participado del sector público y regulatorio TIC, que pidieron reserva en los nombres, consideran que esta decisión puede frenar el incremento en la penetración de celulares en el país, pues de entrada, de momento pocos se atreverán a comprar equipos de aquí a julio con los operadores para evitar firmar contratos. Pero además, si en efecto los precios aumentan y los operadores pierden el incentivo de comprar celulares para vender, la venta caerá más.

Incluso otros hablan de un oportunismo político en plena época electoral con una medida populista como esta. Incluso no ven con buenos ojos que el anuncio se haya hecho al mismo tiempo con la noticia del valor que deben pagar Claro y Movistar para prorrogar sus licencias por 10 años más, pues claramente, esta última información iba a quedar opacada con el tema de las cláusulas de permanencia.

Otro riesgo es que al hablar ahora directamente del precio completo de un equipo, la percepción de carestía o de verlo como un artículo de lujo se eleve y se incremente el hurto de celulares y de paso, el mercado negro o pirata.

Si el país se llena de celulares no homologados o sin el respaldo de una marca seria, los usuarios tendrán una pésima señal y le echarán la culpa a los operadores por el mal servicio.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.