Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/30/2014 9:59:42 PM

La pantalla del televisor, la niña mimada de la casa

Por décadas, los fabricantes han inventado pantallas de todo tipo, pero nadie destrona a la pantalla del televisor como la más querida en el hogar. A continuación unas sentidas palabras de ella:

En una casa en la aldea Tecnología vivían cuatro hermanas de apellido Pantallas: televisión, móvil, tableta y computadora.
No estamos aquí para juzgar el nombre que sus padres les dieron sino para entender cómo crecieron.
Televisión era la hermana mayor y la diferencia de edad entre ella y el resto de sus hermanas era bastante grande.

La gente del pueblo murmuraba que ella había sido un accidente. Pero más allá de si las habladurías eran ciertas o no, lo interesante es que era la más exitosa.
Muchas veces habían dicho que iba a ser una fracasada, que sus hermanas la iban a eclipsar y aún así continuaba sorprendiendo a conocidos y extraños.

A pesar de cargar con más de ocho décadas a cuestas, el secreto de Televisión
Pantalla yacía en reinventarse. En moda lo mismo había vestido blanco y negro que color; ahora buscaba la perfección de su imagen hasta el más mínimo detalle, todo tenía que ser nítido.

Había también experimentado con sus temas de conversación. Décadas atrás ella dictaba de qué hablar y hacía que los demás siguieran sus intereses. Ella marcaba el camino.

Pero en los últimos años las cosas habían cambiado un poco. Muchos de sus amigos no acudían a sus tertulias a la hora programada. Lo hacían más tarde, a su antojo, consultando sus palabras a su propio ritmo o leyendo lo que sobre ella se opinaba en otros lugares.

Sin embargo, y a pesar de la incredulidad de todo el pueblo, era ella la que seguía siendo el centro de atención por encima de sus celosas hermanas.

Computadora era la segunda hermana y una que había revolucionado el ambiente familiar. Era activa, curiosa y una apasionada de la información.

Cuando llegó a la adolescencia afuera de la iglesia se decía que iba a desbancar a Televisión en los afectos del pueblo. "Es más libre y arrojada", decían.

A través de los años fue cambiando su apariencia. Primero fue muy gorda, pero perdió peso en forma increíble. También se hizo más veloz y comenzó a obsesionarse con la idea de ser cada vez más rápida y ligera.

Móvil llegó después y los habitantes del pueblo le llamaban la hermana fea: "Parece un tabique", decían. Pero pronto se volvió muy útil en aquellos lugares.

Hacía mandados, corría de un lugar a otro y todos enviaban mensajes a través de ella. Móvil Pantalla tenía una característica que todos elogiaban: sabía hablar, pero también escuchar.

Después, siguiendo los pasos de su hermana Computadora se volvió más curiosa y quiso ser inteligente. Se llenó de información y empezó a abrir "APPS" (Asociaciones Para Poder Saber) por toda la aldea Tecnología.

A Computadora la cosa no debió caerle bien pues a Móvil comenzaron a invitarla a salir más que a su hermana mayor.

Al menos hasta que creció Tableta.

La pequeña de la familia fue recibida con escepticismo. "Una hermana más" dijeron algunos. "Es bonita, pero no es inteligente", afirmaron otros.
Los más injuriosos -al verla crecer- rumoraban que era una coqueta que sólo era útil en un sofá y nada más.

Pero Tableta Pantalla los desmintió con sus buenas calificaciones. Cada año encontró más cosas que hacer y pronto todo el pueblo hablaba de ella. Algunos incluso dijeron que haría que sus hermanas Computadora y Móvil se recluyeran en el rincón de los olvidos.

Y mientras algunos "amarraban navajas" con calumnias y rumores entre Computadora, Móvil y Tableta, la hermana mayor, Televisión, sonreía.

La última vez que la vi en una sala me dijo: "Hace años que este pueblo pronosticó mi muerte y aquí sigo. Mis hermanas son lindas y útiles, ni duda cabe."

"Pero algo he de tener yo que la gente aún viene a verme, que se preocupa si sufro algún malestar, que se entristece si no me ve. Será porque me ven en grupo, porque más que alejarlos, quizá los acerco.

"Algo he de tener yo", me dijo.

Texto escrito por: David Cuen, blogger de tecnología de BBC Mundo
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.