Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/30/2014 10:31:18 PM

¿Los dispositivos electrónicos realmente causan accidentes aéreos?

Celulares, laptops, videojuegos y aparatos móviles similares tienen que estar apagados en los aviones durante el despegue y el aterrizaje. ¿Por qué? ¿Se puede levantar la prohibición?


No importa cuál sea el destino, la aerolínea o el punto de partida, lo que siempre está presente en cualquier vuelo, es el recordatorio de que todos los aparatos electrónicos tienen que estar apagados tanto en el despegue como en el aterrizaje.

Tampoco falta el sonido de un celular, inmediatamente después de que las ruedas tocan la pista de aterrizaje, o el paseo de la aeromoza en los pasillos, pidiéndole a varios pasajeros que apaguen sus dispositivos electrónicos.

Actualmente el uso de cierto tipo de aparatos móviles está permitido únicamente cuando la aeronave se encuentra a 10.000 pies de altitud.

Sin embargo, un comité seleccionado por la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos (FAA, por sus siglas en inglés) pasó meses analizando la posibilidad de flexibilizar esa regulación y permitir que algunos estén prendidos durante el despegue y el aterrizaje.

¿La recomendación que acaba de presentar? Permitir que videojuegos, tabletas, MP3 y libros electrónicos puedan utilizarse en esas etapas del vuelo, siempre y cuando lo que se quiera ver, oír o leer, esté en el aparato antes de que el avión empiece a moverse. Esto porque el uso de dispositivos que emiten señales electromagnéticas intensas, como celulares y laptops, sigue estando prohibido.

Riesgos técnicos

El estudio comisionado por la FAA se centra en el despegue y el aterrizaje porque se consideran fases críticas del vuelo.

Los dispositivos electrónicos móviles (PEDs, por sus siglas en ingles), como oficialmente se categoriza a los gadgets descritos con anterioridad, se dividen en dos, en función de la intensidad de la señal electromagnética que emiten.

Los PEDs que no transmiten señales electromagnéticas intencionalmente incluyen cámaras, reproductores de audio, video, juegos electrónicos y ciertos juguetes. En el segundo grupo, los PEDs que sí las transmiten, están todos los celulares, teléfonos satelitales y computadoras.

Es importante considerar que los aviones modernos tienen una gran cantidad de sistemas electrónicos que dependen de señales satelitales y de las que se emiten desde tierra.

"Los PEDs tienen el potencial de interferir con los sistemas electrónicos del avión, que pasan por el control del motor, el equipo de navegación y el piloto automático, por mencionar solo algunos. La interferencia podría afectar el funcionamiento de estos dispositivos, proporcionando información incorrecta y dificultando la comunicación de los pilotos.

El siguiente paso

Las regulaciones vigentes en la actualidad con respecto al uso de aparatos electrónicos en un vuelo suelen acatarse en el mundo de la aviación internacional, aunque los diferentes organismos que se encargan de la seguridad aérea en Europa, Estados Unidos y otras partes de mundo tienen sus propios lineamientos.


En la mayoría de los casos, las convenciones en este aspecto se remontan a finales de los años 50 y principios de los 60, cuando empezaron a aparecer radios portátiles FM que causaban interferencia con los sistemas de navegación existentes en esa época.

La FAA tiene que decidir si acepta las sugerencias que hizo el comité integrado por representantes de aerolíneas, organismos de seguridad aérea internacionales y expertos en el tema. Se especula que es probable que lo haga y que los cambios entren en vigencia en 2014.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.