Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/30/2014 10:01:12 PM

Soluciones tecnológicas ayudan a moverse en la cuidad

El auge de los celulares inteligentes y las nuevas formas de movilidad en automóvil están forzando un cambio acelerado en el modo en que nos movemos por la ciudad.

La venta de autos decrece en las ciudades más pobladas de los países desarrollados y el uso de celulares inteligentes abre paso a una nueva forma de movilidad que combina distintas formas de transporte.

El presidente de la firma de alquiler de autos Hertz International nos ofrece a continuación su visión sobre lo que según él determinará el futuro de los medios de transporte en la ciudad.

El actual clima económico supone un reto para todo tipo de negocios, pero también es un catalizador para la innovación en muchas industrias.

Y a medida que los consumidores modifican su comportamiento, empujan a la industria en inusitadas direcciones.

Para nuestro sector, la respuesta a estas tendencias se centra en la actitud hacia la propiedad de un auto y el impacto de los celulares inteligentes.

Occidente lleva viviendo un romance con los automóviles desde los años 50, pero en las ciudades más ricas, y especialmente en sus centros, está disminuyendo la adquisición y uso de autos.

En los últimos 20 años cada vez más y más gente vive en las ciudades, así que la densidad de los centros urbanos ha aumentado rápidamente.

Por ello la gente prefiere vivir en áreas multiuso, que combinan zonas residenciales, oficinas, tiendas y escuelas en la proximidad.

Caen las ventas de vehículos

La tecnología en los autos está tranformando el modo en que interaccionamos con el vehiculo.

En ciudades como Londres, según un reporte elaborado en 2012 por el organismo local de gestión del transporte, Transport for London, el 40% de los hogares no disponen de auto.

El declive en la compra de vehículos es evidente en la cantidad de hogares con más de un auto en la capital, que pasó del 21% en 2001 al 17% en 2007.

En lugar del tradicional uso de autos, la gente mezcla distintas opciones de transporte- usando lo que necesitan cuando lo necesitan- y los avances tecnológicos están haciendo posible esta "movilidad inteligente".

Las aplicaciones para celulares hacen posible el viajar con distintos tipos de transporte. Ahora es fácil combinar transporte por aire, ferrocarril y auto de formas distintas para llegar a un destino determinado.

En el caso de Londres, se pueden usar las bicicletas de alquiler, el metro, el ferrocarril, taxis, autos compartidos, alquiler de autos y furgonetas, todo a través del celular.

Movilidad inteligente

Tanto la adquisición de vehículos como la cantidad de kilómetros circulados en las ciudades de los países desarrollados están alcanzando un punto de saturación, e incluso de declive, según un reporte reciente de la Organización para la Cooperación Económica y el Desarrollo (OCDE).

"La adopción de vehículos eléctricos ha empezado lentamente y la infraestructura de redes de recarga todavía se está construyendo"

La gente ya no asocia automáticamente la palabra movilidad con tener un automóvil. En su lugar, muchos quieren acceder a la mayor cantidad de transportes posibles.

Es vital para las empresas de la industria del motor, ya sean fabricantes de autos o firmas de alquiler de vehículos, el responder a este cambio de tendencias basado en la movilidad inteligente.

La adquisición de autos, con todos los costos que supone, no es más el modelo adecuado para los citadinos.

En el mercado europeo, estamos viendo un declive de los hogares con más de un auto. Esto ha incrementado la demanda de soluciones como esquemas para compartir autos por horas, así como una gran variedad de autos disponibles en alquiler a distintos tarifas.

Compartir un auto es especialmente atractivo para consumidores jóvenes, ya que para ellos el tener un auto se siente como sentirse atado.

El impacto de los teléfonos inteligentes

En grandes ciudades, el auto no siempre supone la mejor solución y esto ha sido posible a la cada vez mayor disponibilidad de celulares inteligentes y aplicaciones móviles.

Todo puede hacerse desde un celular o una tableta; encontrar un vehículo cercano, reservarlo, pagar por él, cambiar destinaciones y acceder a guías y sistemas de navegación.

Las aplicaciones para celulares también permiten a los usuarios encontrar un taxi en las áreas menos transitadas de la ciudad. También usan los teléfonos para encontrar plazas de aparcamiento o rutas peatonales.

Esto supone que los proveedores de transporte tienen que ser cada vez más flexibles y reactivos a las necesidades de los consumidores.

En medio de toda esta tecnología, es vital que el cliente todavía pueda interactuar con la compañía cara a cara. Las empresas no pueden permitirse el perder este elemento humano.

La era de los autos eléctricos

A medida que la compra de autos decaiga en muchas ciudades occidentales, veremos una mayor adopción de vehículos eléctricos, incluyendo tanto a bicicletas como autos y otras formas de vehículos motorizados compactos todavía no vistos.

La movilidad eléctrica juega un papel crítico en un sistema de transporte sostenible, y nosotros- junto con otros de la industria automotor- tenemos la responsabilidad de ayudar a reducir las emisiones.

La adopción de vehículos eléctricos ha empezado lentamente y la infraestructura de redes de recarga todavía se está construyendo. Pero cuando estas redes alcancen la densidad crítica aumentará el ritmo de adopción.

China en particular está enfocando su plan estratégico en usar vehículos eléctricos a la hora de proporcionar una opción de transporte más sostenible y limpia.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.