Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/17/2014 12:00:00 AM

US$50.000 para que su idea de negocio sea realidad

Si tiene una idea innovadora, hasta este domingo puede enviarla a Wayra y recibir el apoyo financiero y el acompañamiento necesario para ponerla en marcha.


Si su idea es poner un restaurante, este no es el lugar adecuado para recibir un impulso. Si su idea en cambio es una aplicación móvil que le ayude a los usuarios a identificar restaurantes cerca y hacer un domicilio, esa es una típica idea tipo Wayra.

Wayra es la aceleradora de emprendimiento de Telefónica que se encarga de seleccionar las mejores ideas transformadoras de negocio, basadas en plataformas digitales y sacarlas adelante en un plazo inmediato de menos de un año.

Esto se logra gracias a la entrega de 50.000 dólares para cada proyecto y la asesoría en las diversas áreas que requiere un negocio.

La idea es sencilla y compleja y la vez. Sencilla porque cualquiera puede participar. Se valen ideas de todo tipo, siempre y cuando se trate de negocios que utilicen internet y tecnologías digitales.

De aquí han surgido ideas como un servicio de mensajería, similar a las aplicaciones ya famosas para conseguir un taxi, pero en este caso para ubicar un mensajero con moto urgente, o una aplicación para pedir domicilios de droguería, que además le avisa cuando se esté quedando sin tratamiento para que nunca le falte su medicina.

El punto importante es que la propuesta busque resolver un problema cotidiano mediante un servicio basado en internet y que tenga proyección internacional, es decir, que no se limite en atender a los habitantes de Timbío en Cauca sino que la solución se pueda replicar a escala global.

Así lo explica el director de la Academia Wayra Colombia, Carlos Castañeda. En los años anteriores, se han presentado en promedio 300 propuestas, unas 90 no aplican porque no cumplen los requisitos básicos o ni siquiera se basan en una propuesta digital. En promedio 80 realmente tienen sentido pero al final solo hay cupos para máximo 10 iniciativas.

Castañeda insiste en que máximo hay 10 cupos porque no significa que se ocupen los 10. Cada año la exigencia es mayor así que aunque hay 10 cupos, puede que se elijan menos, como el año pasado que en Colombia solo se seleccionaron 8 ideas.

Muchas ideas son tan sencillas y a la vez prácticas que muchos dicen ¡Cómo no se me ocurrió antes! Pero aquí viene lo complejo del asunto. Se requiere tener al menos bases de creación de empresas y de modelos de negocio ya que no basta con proponer una idea escueta. Es necesario acompañarla de datos reales de proyección de ingresos, competidores, mercado a competir, presupuestos…

Es en este momento donde cobra importancia la conformación de un equipo de trabajo: alguien que entienda de números, un desarrollador y un creativo, pueden ser un grupo ideal. Y de hecho un buen equipo puede ser garantía de un buen puntaje para lograr clasificar.

Las hojas de vida y la experiencia de las personas del equipo son clave. Incluso los fracasos son muy valiosos, explica Castañeda, pues nada más válido que alguien que ha intentado con varios negocios así no le haya ido tan bien, ya que esto demuestra que hay un espíritu emprendedor.

El apoyo económico

Como el emprendimiento por sí solo no funciona sino hay un empuje financiero, Wayra juega aquí un rol fundamental en dos vías. Primero, le asegura a cada proyecto un presupuesto inicial de 50.000 dólares.

Segundo, orienta y acompaña a los empresarios a conseguir un inversionista que le de valor y mayor empuje a la compañía para que rápidamente se vuelva una multinacional.

Pero ojo. Wayra es muy cuidadoso y como ocurrió en una ocasión, que un emprendedor al tener esos 50.000 dólares en la mano, los gastó en un carro y no en el negocio, ahora se entrega ese dinero en 3 etapas, según el plan de negocio de cada compañía.

La idea es que por lo menos una persona de cada equipo le dedique ciento por ciento de su tiempo al proyecto. Es decir que tiene que verdaderamente creer en el futuro del negocio para que renuncie a su trabajo y le dedique cerca de un año a trabajar duro en las instalaciones de Wayra en el norte de Bogotá, para darle forma al proyecto.

Una gran ventaja es que aquí el emprendedor no se endeuda. Firma un compromiso de trabajo y de inversión adecuada de ese dinero, de donde incluso salen los salarios para quienes trabajen de lleno en el proyecto. Un salario que claramente no es de gerente, insiste Castañeda, pero justamente es parte del juego para que el negocio prospere rápidamente.

Si en las primeras pruebas del producto o en una etapa posterior se evidencia que definitivamente no funciona y que no tiene sentido continuar, se rompe el contrato y al final el empresario no termina con deudas. Simplemente perdió tiempo y esfuerzo y Wayra perdió dinero, pero no hay una deuda como ocurriría con un banco.

Esta figura se conoce como “Préstamo convertible”. Wayra se convierte en socio de la compañía, nunca con un porcentaje mayor a 10 por ciento.

Un proyecto bien estructurado facilita que al final del año un inversionista de talla internacional, decida invertir y asociarse con el emprendedor o incluso comprar la totalidad del negocio, como ha ocurrido.

El inversionista inyecta capital en la empresa, según la valoración que se le haga por los flujos de caja y por la comparación con proyectos similares ya existentes.

El proceso

Si en este punto usted se siente entusiasmado con la idea, todavía está a tiempo de entrar en el proceso. La convocatoria 2014 se cierra a las 12 de la noche de este domingo 23 de febrero.

Luego del cierre, los mismos empleados de Telefónica evalúan las propuestas y les dan una calificación. Luego se entrevistan a los 50 finalistas y se detecta si en realidad hay talento, capacidad de liderazgo y entusiasmo de continuar con el proceso.

La última semana de marzo, las 20 mejores ideas hacen una presentación ante empresarios de compañías de tecnología y digitales. Ellos reciben una capacitación previa de la Academia Wayra para que sepan cómo hablar en público, cómo vender su idea y qué no deben decir.

Al final se sabe quienes quedaron dentro de los 10 cupos disponibles y empiezan a trabajar en las oficinas de Wayra entre abril y noviembre.

El proceso es tan rápido, que al cabo de dos meses, es decir en junio, ya debe haber un producto válido y probado en el mercado. Se hace una primera inversión en publicidad digital en Google y en redes sociales y se empiezan a hacer los primeros test de aceptación del producto.

Se sigue trabajando para pulir detalles del producto y del modelo de negocio para hacer en diciembre una gran presentación a inversionistas en el “Demo Day”, donde se buscan socios que inyecten capital para masificar el producto o el servicio.

Los tips

Carlos Castañeda, director de Wayra, da los siguientes tips para lograr más puntos y ser exitosos a la hora de presentar un proyecto:

1. La experiencia e idoneidad del equipo de trabajo es clave. De 3 a 5 personas.

2. El modelo de negocio debe ser viable y con proyecciones reales. Esto puede ser modificado durante el proceso pero lo importante es tener una primera idea.

3. El estado de madurez del proyecto. Si ya empezó, si ya tiene ventas.

4. El tamaño del mercado debe ser con proyección global, no solo local.

5. Si el proyecto encaja con el portafolio de servicios de Telefónica, puede tener más puntos ya que podría integrarse con lo que ya ofrece Movistar o incluso la nueva empresa podría ser adquirida por la firma española.

* Si quiere enviar su proyecto, siga este enlace.


* Si quiere conocer los proyectos Wayra de 2013, siga este enlace.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.