Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/30/2014 10:34:03 PM

Ya no falta mucho para tener carros voladores

Varios modelos se presentan como prototipos viables capaces de obtener los certificados necesarios. ¿Estamos preparados para ver autos en el cielo?


En 1940 Henry Ford dijo: "Recuerden mis palabras, una combinación de avión y auto está por venir. Podrán reírse, pero vendrá".

Tan sólo nueve años después, Moulton Taylor diseñó y voló con su Aerocar, probando la viabilidad de la fantasía de Ford.

Pero apenas se construyeron tres modelos. El sueño de disponer algún día de un vehículo que pudiera ofrecer al mismo tiempo la libertad de volar y circular por las calles continuó frustrado. Al menos hasta ahora.

El diseño por computación, los sensores para evitar obstáculos y la ciencia de materiales han avanzado tanto que las autoridades están ahora muy cerca de dar su aprobación a los autos voladores.

"Desde los hermanos Wright y Henry Ford hemos soñado con combinar el avión con el auto", dice Dick Knapinski, portavoz de la Asociación Experimental de Aviación en Estados Unidos (EAA). "Pero obstáculos culturales, regulatorios y de ingeniería han estado siempre en el camino".

"Ahora estamos cerca de convertir este sueño en realidad".

Experimental

El Aerocar de Moulton Taylor se construyó en 1949.

En julio de este año la empresa Terrafugia, con sede en Boston, presentó su "avión rodante", Transition, en el evento que organizó la EAA en Oshkosh, Wisconsin.

"Tenemos un certificado experimental de la Autoridad Federal de Aviación (FAA) de Estados Unidos, que significa que todavía tiene que mantenerse lejos de zonas pobladas", explica Richard Gersh, vicepresidente de desarrollo de negocios de Terrafugia. "Pero todo está dirigido a obtener una certificación completa", añade.

El Transition, cuyas alas se despliegan del cuerpo del vehículo, tiene también una licencia para ser puesto a prueba en la carretera, pero Gersh enfatiza que su función primaria es la de un avión.

Las alas desplegables del Terrafugia se estiran para volar.

Cuando el Transition salga a la venta, lo que podría suceder en dos años, dependiendo de cuánto se tarde en obtener la certificación de seguridad, se venderá a un precio de US$280.000, un poco más barato que un avión Cessna Skyhawk.

Según Gersh, la empresa ya ha recibido más de 100 pedidos.

"Terrafugia es el único proyecto de certificación de aeronave que ha obtenido una exención o el que hemos definido que cumple los requisitos de certificación tanto para la FAA como la Administración Nacional de Seguridad de Tráfico en Carreteras".

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.