Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/30/2014 10:05:53 PM

¿Por qué comprar una videocámara si ya tiene un celular?

La calidad de los videos que logra un celular cada día, mejora y los pixeles aumentan. Aún así, ese estándar todavía no tiene punto de comparación con un dispositivo especializado.


Las videocámaras son un dispositivo para eventos especiales y guardar momentos importantes para siempre. Mientras, los videos que se puedan grabar con los dispositivos móviles son más efímeros e instantáneos.

Así que si se hace una comparación entre ambos, la diferencia inicial es: la calidad de las imágenes. En la mente del consumidor, la videocámara logra secuencias para la posteridad, mientras que el celular, imágenes para el momento.

Ahora, no se critica la calidad de los videos que logran los celulares inteligentes que graban en alta definición. Lo que hay que resaltar son los momentos o situaciones donde la videocámara puede ser mucho más útil.

Estas son las características de las videocámaras que resalta el Gerente de mercadeo de imagen digital de Sony Colombia, Andrés Pérez.

Estabilización de la imagen:

Gracias a desarrollos de software, hasta las videocámaras más económicas del mercado (que están entre los 400.000 y los 500.000 pesos) tienen la función de “Estabilización de imagen”.

Esta función permite que así usted camine mientras realiza la toma, la imagen no se vea corrida o movida por el movimiento de su mano.

Por ejemplo, si usted quiere grabar el primer partido de fútbol en el que participa uno de sus hijos, usted puede correr detrás de la jugada y la imagen se visualizará como si la realizará desde un punto fijo, como si hubiera utilizado un trípode.

En comparación con los celulares, esta función es un gran diferencial, ya que cuando hace un video con el dispositivo movil todo queda sujeto a la estabilidad con que su mano realice la grabación, lo que hace que los videos tengan saltos o movimientos bruscos.

Duración de los videos:

Parece una diferencia obvia, pero resulta un diferencial más que importante. Por diseño y funcionalidad, los celulares están desarrollados para logra video cortos, de pocos minutos, que capturen momentos específicos y cercanos.

Claramente, las videocámaras están para lograr grabaciones de eventos especiales, por ejemplo, la llegada de un nuevo integrante a la familia o la reunión familiar en las fiestas decembrinas. La duración de estos episodios, y sobre todo mostrarlos, esta más relacionado con videos más profesionales.

El zoom óptico: el diferencial

El acercamiento es uno de los diferenciales al momento de compra en el que más se fijan las personas que van a comprar una videocámara. Entre más se acerque la imagen desde un mismo punto, mejor.

Los celulares, entre sus funciones, tienen un zoom (acercamiento) óptico mucho menor respecto a la videocámaras. Así que, las tomas deben tener a los protagonistas bastante cerca, para que se obtenga una imagen clara. Con las videocámaras, el zoom soluciona este problema. 

Visualización en diferentes formatos:

Tener la posibilidad de ver el video logrado en el televisor, en el computador en la misma cámara es una gran ventaja que ofrecen las videocámaras con respecto a los celulares. En los dispositivos móviles, además de tenerlos almacenados en su memoria, la otra opción es subirlos a portales de internet y así poder compartirlos.

Calidad de sonido:

La capacidad que tiene las cámaras para que el audio entre de mejor manera, resulta una diferencia importante frente a los celulares que, obviamente, no están equipados con un sistema de sonido para lograr videos de buena calidad.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.